Las vitaminas prenatales y el estreñimiento

Las vitaminas prenatales son consumidas por muchas mujeres embarazadas como una póliza de seguros para su dieta. Debido al ajetreado estilo de vida, las mujeres tienen dificultades para satisfacer las necesidades diarias de todos los nutrientes para un adecuado crecimiento y desarrollo del feto. Por lo tanto, recurren a las vitaminas prenatales para conseguir su suplemento diario de todos los nutrientes. Pero el problema es que muchas mujeres se quejan de las molestias causadas por estos suplementos vitamínicos como sentir las náuseas, el estreñimiento, los eructos desagradables, y así sucesivamente. ¿Por qué ocurre esto y cuál es la causa exacta de estas molestias? Infórmese sobre estas causas en la siguiente sección.

El estreñimiento por las vitaminas prenatales

Las vitaminas prenatales son tomadas con el fín de suministrar a la futura madre con nutrientes y los minerales, para que su cuerpo esté listo para la fase del embarazo y también para el desarrollo del bebé. Estos suplementos contienen las vitaminas y los minerales esenciales. En comparación con otros suplementos multivitamínicos, se supone, que las vitaminas prenatales contienen grandes cantidades de hierro y de ácido fólico. El hierro se utiliza para construir la hemoglobina extra. La función principal de la hemoglobina es transportar el oxígeno desde los pulmones a las diferentes partes del cuerpo, y si usted se encuentra embarazada necesita una mayor cantidad de la misma. Por otra parte, el ácido fólico evita algunos defectos graves de nacimiento, que se producen en los primeros 28 días de embarazo. Por lo tanto, el ácido fólico y el hierro juegan un papel importante para el crecimiento y el desarrollo del bebé y para la madre.

El estreñimiento causado por las vitaminas prenatales es típicamente debido a los altos niveles de hierro y del ácido fólico en los suplementos de las vitaminas. Durante el embarazo, se liberan ciertas hormonas del embarazo. Ahora, estas hormonas del embarazo son las responsables de ralentizar más de lo habitual el proceso de la digestión. El hierro y el ácido fólico en las vitaminas prenatales amplifican aún más el problema de instigar al intestino a absorber más agua del material digerido, que lleva a cabo el secado del material de desecho, lo que a su vez conduce al estreñimiento.

La forma de combatir el estreñimiento por las vitaminas prenatales

Aunque las vitaminas prenatales causan diferentes molestias, no se puede detener su consumo. Entonces usted estaría perdiendo una nutrición importante. Existen varias formas de combatir los síntomas intestinales incómodos causados por estas vitaminas. A continuación se enumeran algunas de ellas.

  • Ahora usted ya conoce que estas vitaminas prenatales invocan al intestino absorber más agua de lo habitual, lo que conduce a la sequedad excesiva de los intestinos. Por lo tanto, todo lo que tiene que hacer, es mantener la hidratación a un nivel normal. Los habituales 8 vasos de agua son recomendables, pero si usted está embarazada, asegúrese de aumentar su consumo de agua, esto evitará que el material digerido se seque mucho.
  • Usted también puede incluir otros líquidos en su dieta. Los zumos de verduras y de las frutas funcionan mejor en lo que se refiere a hidratar su cuerpo. El zumo de ciruela pasa se conoce por combatir el problema del estreñimiento de las vitaminas prenatales.
  • Otra forma de combatir el estreñimiento durante la ingesta de vitaminas prenatales es cambiar de la marca. A veces, ciertas marcas funcionan para algunas mujeres, mientras para otras no funcionan. Asegúrese también  de comprar los suplementos vitamínicos con el menor contenido de hierro y del ácido fólico.
  • Prepare los alimentos fibrosos como una parte importante de su dieta. Los alimentos fibrosos son conocidos por mejorar el metabolismo y proporcionar esta fibra extra para el fácil movimiento de los intestinos.
  • En lugar de consumir las vitaminas prenatales, usted puede cambiar a forma líquida de las vitaminas. Para muchas mujeres este truco funciona. Y si usted desea seguir tomando las pastillas, puede romper la píldora en tres partes iguales y consumirla durante tres momentos del día diferentes. Esto impedirá que grandes cantidades de hierro y del ácido fólico entren en el tracto digestivo al mismo tiempo.

Si usted es una de las pocas desafortunadas que sufren varias incomodidades de las vitaminas prenatales, sólo tiene que seguir las formas anteriores para prevenir y aliviarse a sí misma del estreñimiento.

Aviso: Este articulo es solamente para los fines informativos y no debe ser utilizado para reemplazar los consejos de un medico experto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *