La úvula hinchada y el dolor de la garganta

Un dolor de la garganta es incómodo, doloroso y se siente como un picor en la garganta. A menudo, es acompañada de una inflamación molesta de la úvula con más frecuencia. La úvula hinchada y el dolor de la garganta, pueden hacer la vida insoportable, ya que le prohíben comer, hablar e incluso beber agua cómodamente. Si usted padece con frecuencia el dolor de la garganta, entonces definitivamente vá a ser una buena idea aprender acerca de esta condición molesta, de modo, que no sólo pueda ser bién tratado, sino también pueda prevenir que se produzca en el futuro. Vamos a comenzar con los síntomas.

Los síntomas del dolor de la garganta y de la úvula hinchada

  • La dificultad para tragar
  • La presencia de unas manchas blancas y con pús en la garganta
  • El sentimiento general de los vómitos
  • El dolor de la cabeza
  • Un dolor de la garganta leve o grave
  • Las amígdalas hinchadas e inflamadas
  • La opresión en la garganta
  • La fiebre alta
  • La ronquera de la voz
  • Deseos frecuentes toser

Las causas del dolor de la garganta y de la úvula hinchada

  • La causa más común del dolor de la garganta es uno u otro tipo de infección viral, como por ejemplo, la infección del virus de Epstein-Barr virus. Esta es la razón, por la que muchos antibióticos no logran proporcionar alivio de este estado.
  • La sequedad de la boca, que puede ser causada por la deshidratación trás el consumo de alcohol o respirar por la boca.
  • Beber líquidos calientes puede causar el dolor de la garganta acompañado de la úvula hinchada.
  • La úvula hinchada y el dolor de la garganta son los síntomas de ciertas enfermedades como la viruela, la difteria, el resfriado común, la laringitis, la mononucleosis infecciosa, el sarampión y la faringitis viral.
  • La garganta humana es propensa a la infección por las especies de Streptococcus. Tal garganta infectada se llama la faringitis estreptocócica. Así, la infección bacteriana de la garganta, es una razón más probable de la inflamación de la úvula y del dolor de la garganta.
  • En el caso de la amigdalitis, la infección se propaga desde las amígdalas hasta la úvula.
  • A veces, algún cuerpo extraño puede quedar atorado en la garganta y esto conduce a la inflamación de los tejidos involucrados. Tales sustancias pueden ser un hueso del pescado o los huesos del pollo.
  • La úvula hinchada y el dolor de la garganta, puede ser uno de los efectos secundarios de los tratamientos quirúrgicos como la amigdalectomía y la adenoidectomía.
  • La reacción alérgica de su cuerpo contra la suciedad y el polvo, o alguna otra sustancia extraña, es otra posible causa de la úvula hinchada.

Los remedios caseros para el dolor de la garganta y para la úvula hinchada

  • Trate la deshidratación bebiendo mucha agua. Será aún mejor, si usted tomase agua caliente, ya que ayuda en la curación del dolor de la garganta.
  • Beba el té caliente con limón dos veces al día. Le ayudará en la cura del dolor de la garganta.
  • Coloque una bolsa de té húmeda en la lengua. Los antioxidantes del té curan la úvula hinchada y reducen la inflamación de la garganta.
  • Mastique un chicle de cualquier sabor a base de aspirina. Además de aumentar la producción de la saliva, a su vez traerá humedad en la boca.
  • También puede utilizar un vaporizador de vapor frío o un humidificador para humedecer la garganta.
  • Mezcle una cucharadita de cúrcuma en polvo con una cucharada de miel y lámerla de la cuchara de vez en cuando para conseguir una rápida recuperación.
  • Tomar las bebidas frías, comer un montón de helados y chupar cubitos de hielo. Todo esto le ayudará a conseguir bajar el dolor.
  • Tome un yogur fresco para calmar el dolor de la garganta, ya que aclara la candidiasis oral.
  • Tome un analgésico suave como el ibuprofeno, para aliviar el dolor. También puede tratar con los antibióticos para que pase la faringitis.
  • Aumente el consumo de los alimentos ricos en la vitamina C. Esto aumentará su inmunidad, y por lo tanto, ayudará en la recuperación rápida del dolor de la garganta.
  • Tome un vaso de agua tibia. Añada una cucharadita de sal de mesa y un cuarto de cucharadita de cúrcuma en polvo a la misma. Mezcle estos ingredientes y haga gárgaras antes de dormir para los mejores resultados posibles.
  • Si usted tiene dolores de la garganta frecuentes, debe utilizar los irrigadores para la garganta, que están disponibles en las farmacias. Los regantes de la garganta eliminan los microbios y masajean el área de la garganta para permitir la correcta circulación de la sanguínea.
  • Cepille sus dientes y la lengua por lo menos dos veces al día, para mantener una buena higiene bucal.

Esperamos, que la información ofrecida en este artículo, le ayude en la recuperación del dolor de la garganta frecuente. Sin embargo, si a pesar de probar todos los remedios caseros antes mencionados, si se sigue enfrentando a los problemas recurrentes del dolor de la garganta y de la úvula hinchada, es necesario buscar la atención médica.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *