Sistema inmunitario debilitado durante el embarazo

El embarazo es la más emocionante, así como una etapa más crítica en la vida de una mujer que no sólo trae alegría, sino también muchos cambios inesperados en su cuerpo. Es una etapa natural en la que el cuerpo experimenta varios cambios hormonales con el fin de apoyar el crecimiento y desarrollo del bebé. Estos cambios hormonales resultan en algunos cambios tanto psicológicos como físicos en el cuerpo, de los cuales algunos cambios son normales, mientras que otros pueden ser causas de preocupación o inquietud. Y un cambio que casi el 90 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan durante esos nueve meses cruciales es el debilitamiento del sistema inmunológico. Aunque es muy común, el debilitamiento del sistema inmunológico en el momento del embarazo puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades durante el embarazo como resultado de algunas infestaciones bacterianas o virales en el cuerpo. Por lo tanto, se convierte en vital saber cuáles son los diversos factores que contribuyen a la baja en el sistema inmunológico durante el embarazo y cómo una mujer embarazada puede superarlo.

Causas y síntomas

Como se dijo antes, la razón principal del sistema inmunológico debilitado es un desequilibrio hormonal en el cuerpo. Básicamente, después de la implantación del óvulo fecundado, que por lo general ocurre entre seis y siete días después de la concepción, en la placenta (el tejido que rodea al feto en desarrollo) se inicia la liberación de una hormona llamada hCG (gonadotropina coriónica humana). La producción de hCG en el cuerpo aumenta a medida que avanza el embarazo, causando muchos cambios inesperados en el cuerpo que también contribuyen a los síntomas del embarazo como ausencia de menstruación, cambios de humor, náuseas matutinas, fatiga, náuseas, etc. El cuerpo en algún modo tiene que ajustarse al aumento de los cambios hormonales que afectan el mecanismo de defensa del organismo y resultan en un sistema inmunológico bajo.

Aparte de esto, la deficiencia nutricional también puede causar un mal funcionamiento del sistema inmune. Puesto que el cuerpo está apoyando tanto a la madre como al bebé, proporcionando nutrientes y minerales esenciales, la deficiencia nutricional también puede llevar a un sistema inmune debilitado. Por lo tanto, el mecanismo de defensa del cuerpo se debilita, además de los síntomas comunes del embarazo, la madre que espera puede experimentar también mucha debilidad, fatiga y náuseas, y se vuelve susceptible a diversas enfermedades durante el embarazo.

Tratamiento y prevención

La mejor manera de tratar el sistema inmunológico debilitado en lugar de tener varios antibióticos durante el embarazo, es intentar algunos métodos simples y saludables que pueden mejorar su sistema inmunológico. La forma más sencilla de mejorar la inmunidad es la de incorporar el estilo de vida saludable que puede reducir al mínimo los riesgos de ser infectada por alguna enfermedad o infección.

En primer lugar, la madre tiene que hacer unos cambios saludables en su dieta incluyendo las frutas y verduras que sean ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Asimismo, a medida de lo posible se debe evitar comer la comida chatarra o comida rápida que están cargadas de grasas y calorías, pero no tienen ningún valor nutricional. Por lo tanto, tener una dieta equilibrada a lo largo del embarazo con el mantenimiento de una higiene adecuada como lavarse las manos antes y después de la comida sin duda puede mejorar el sistema inmunológico.

Además de ésto, la madre que espera también puede considerar la adopción de algunos suplementos de vitaminas o vitaminas prenatales, especialmente aquellas que son altas en ácido de calcio, hierro y ácido fólico. Sin embargo, antes de optar por cualquiera de los suplementos de salud, consulte a su médico o partera con el fin de evitar complicaciones en el embarazo. Hacer algunos ejercicios suaves con regularidad durante el embarazo también puede aumentar el nivel de inmunidad, ya que los ejercicios mejoran la circulación sanguínea y la de los nutrientes, así como ayuda en la eliminación de varias toxinas fuera del cuerpo.

Junto con estas medidas preventivas, evitar las cosas a que usted es alérgico, beber mucha agua, dormir y descansar lo suficiente para rejuvenecer y fortalecer su cuerpo, llevar una vida libre de estrés, etc. puede ayudar a mejorar el sistema inmunitario debilitado durante el embarazo. Sin embargo, si usted se siente demasiado débil y fatigada, incluso después de seguir dichas medidas preventivas, consulte a su proveedor de atención médica para esclarecer el caso.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *