El sistema inmunológico debilitado

Sabemos, que los organismos causantes de las enfermedades son de tamaño microscópico y están presentes en todas partes. No sólo se encuentran a nuestro alrededor, sino también dentro de nuestros cuerpos. Por lo tanto, nuestro cuerpo está bajo la amenaza constante de caer preso de los efectos adversos de millones de bacterias, virus y hongos que viven en él. Entonces, ¿qué es lo que nos impide tener una enfermedad crónica? Bueno, un escudo complejo e invisible conocido como el sistema inmunológico está trabajando constantemente, matando a los microorganismos causantes de una enfermedad dentro de nuestro cuerpo y nos protege de los efectos que causan las enfermedades.

¿Cómo funciona el sistema inmune?

El sistema inmunológico es una red complicada de una grán cantidad de células formadas en los diversos órganos del sistema inmune. En respuesta a los diversos productos químicos liberados en el cuerpo, estas células actúan para matar, comer, destruir y eliminar los organismos causantes de una enfermedades en el interior del cuerpo. El sistema inmunológico también restringe los tumores y los crecimientos cancerosos en el interior del cuerpo. Por lo tanto, un sistema inmune comprometido lo deja a uno susceptible a una grán cantidad de enfermedades.

Las causas del sistema inmune debilitado
Un sistema inmunológico debilitado significa, que el organismo ha establecido todas sus defensas a la enfermedad que causan los numerosos organismos que están presentes a nuestro alrededor todo el tiempo. ¿Cómo se puede debilitar nuestro sistema inmunológico? Estas son algunas de las causas comunes de la debilidad del sistema inmunológico:

Una dieta inadecuada: La importancia de una dieta adecuada no necesita ser enfatizada. El papel de los alimentos para la supresión de los dolores del hambre, probablemente ha sido conocido por la humanidad desde sus inicios. Una dieta equilibrada mantiene toda la maquinaria del sistema inmune en  marcha. Entre todos los nutrientes, las vitaminas y los minerales son de suma importancia en el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Cuando, por un lado, es importante mantener el nivel suficiente de todos los diferentes tipos de los productos alimenticios, también es necesario abstenerse de algunos tipos de los alimentos en particular. Por ejemplo, el exceso del azúcar en el cuerpo provoca la debilitar del sistema inmune. Del mismo modo el alcohol, la nicotina y otras sustancias tóxicas también afectan a la capacidad del sistema inmunológico para combatir las enfermedades.

El estrés: El estrés, ya sea físico o emocional, se conoce que deprime la capacidad del sistema inmune para funcionar correctamente. El resultado es que nuestro cuerpo se rinde a un grán número de enfermedades. El estrés físico implica mucha actividad física o mental, junto con la falta de sueño y un descanso suficiente. El sueño es el momento en que todo el cuerpo rejuvenece. Todas las células no funcionales son reemplazadas por otras nuevas y las que están dañadas son reparadas. La falta de descanso y poco sueño compromete nuestro sistema inmune.

Las enfermedades de la inmunodeficiencia: Las enfermedades de la inmunodeficiencia son aquellas, que hacen que el sistema inmune pierda una o más de sus componentes. Hay ciertas enfermedades que atacan específicamente el sistema inmunológico. La enfermedad que tiene a la comunidad médica completamente en un frenesí tratando de encontrar una cura, es el SIDA (el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida). Aunque esta enfermedad no se hereda, hay otras enfermedades de la inmunodeficiencia que se heredan. Por ejemplo, en el caso de la SCID (la inmunodeficiencia combinada grave) cuando un individuo carece de todas las defensas inmunitarias importantes.

Otras causas:  Otras causas que puede hacer que el sistema inmunológico sea débil son los siguientes:

  • La tensión en el sistema inmunológico indebida, ya que está siendo sometido con frecuencia a combatir las condiciones que ponen en peligro nuestra salud.
  • Las drogas, con mayor frecuencia los antibióticos.
  • Las transfusiones de la sangre
  • Las cirugías
  • La exposición a las sustancias químicas, como las radiaciones.

La prevención del sistema inmune debilitado
Una vez que ya sabemos, que el papel del sistema inmunológico es de garantizar nuestra salud, la siguiente pregunta importante que viene a nuestra mente, es la de ¿cual es la forma de fortalecer nuestro sistema inmunológico? La respuesta a esta pregunta reside en la comprensión de las causas de un sistema inmune debilitado. Al leer sobre las causas, queda claro el hecho, que la dieta sana y un descanso adecuado son los impulsores importantes del sistema inmune sano. Incluyendo los alimentos que refuerzan el sistema inmunitario, como el brócoli, el repollo, la batata, las setas y el pescado como el salmón, son una fuente rica de los ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos también ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Aparte de esto, el ejercicio físico y las técnicas de relajación como el yoga y la meditación los cuales ayudan a combatir el estrés emocional, también son importantes para garantizar que el sistema inmunológico se encuentre en un perfecto estado.

Un sistema inmunológico débil, es como dejar caer todos los escudos contra las diversas enfermedades que afectan a nuestro cuerpo. Este hecho sólo reitera la importancia del equilibrio de la vida, que se puede lograr a través de un estilo de vida saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *