Los síntomas de la tós seca.

Cuando usted tiene irritación o inflamación en la garganta o los pulmones, el cuerpo responde con la tós. Hay dos tipos de la tós – la tós seca y la tós congestionada (o productiva). Las causas y el tratamiento de estos dos tipos de la tós son diferentes. La tós seca, se caracteriza por una tós aguda restringida en las vías respiratorias y sin ninguna flema. La tós seca, es un síntoma de alguna enfermedad, que varía de leve a grave. Un ataque de la tós crónica, puede ser muy embarazosa y torpe si usted está en una reunión importante. Si está en una situación en la que se habla durante un período prolongado de tiempo, es aconsejable beber un vaso de agua. Beba el agua antes de hablar, cada vez que tenga un descanso, ya que esto ayudará a humedecer su garganta y reducir la irritación.

Los síntomas de la tós seca
Los síntomas de la tós seca son difíciles de entender. Usted sentirá una sensación insoportable de cosquillas en la garganta sin ninguna flema. También puede sufrir de unos intensos ataques de la tós, lo que podría provocar la fatiga y el enrojecimiento de la cara. Además, se pueden presentar los síntomas de la respiración rápida y poco profunda, con grandes dificultades para hablar.

Otros síntomas que se producen con la tós seca
La tós seca suele ir acompañada de otros síntomas, que se diferencian según la enfermedad básica, y que son los siguientes:

  • Dolor en el pecho
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de la garganta
  • Acidez
  • Sabor agrio en la boca
  • Sibilancias
  • Congestión nasal
  • Las náuseas
  • La voz ronca
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello

Causas de la tós seca
La tós seca puede ser causada por varias razones. Puede ser algo tan leve, como un resfriado o una alergia común, o algo potencialmente peligroso para la vida. Algunas causas de la tós seca son las siguientes:

  • Resfriado común
  • Laringitis
  • Infección del tracto respiratorio superior
  • El asma
  • La neumonía
  • Los efectos secundarios de fumar
  • La bronquitis aguda
  • Problemas de la sinusitis y goteo post-nasal
  • Enfisema
  • Pleuresía
  • La fibrosis pulmonar
  • Acidez
  • Sarcoidosis
  • Pericarditis
  • La tós ferina
  • La tuberculosis
  • El crup

Existen muchas razones por las que se puede producir la tós seca. Estas pueden variar desde alergias, infecciones virales, la gripe, el asma y la exposición a ciertos productos químicos o sustancias extrañas. Las personas que fuman en exceso, también son propensas a tener la tós seca.

Tratamientos para la tós seca
Vea aquí algunos de los tratamientos para la tós seca, los que usted también puede probar.

  • Mezcle un vaso de leche tibia con una cucharada de miel. Beba esto lentamente antes de acostarse para prevenir la tós por la noche. Si usted sufre de insomnio, la leche tibia también le puede ayudar a calmarse y quedarse dormido.
  • El vapor de una ducha caliente también puede ayudar a hidratar la garganta irritada, disminuyendo el impulso de toser. Deje el grifo de la ducha en el baño abierto y mantenga la puerta cerrada durante al menos diez minutos. Pasados los diez minutos, entre en el cuarto de baño y respire el vapor caliente. Esto puede ser muy eficaz para reducir los síntomas de la tós seca.
  • Tenga consigo unas pastillas para la garganta o un paquete de caramelos y póngaselos en su boca, cada vez que sienta la necesidad de toser. Esto le proporcionará un alivio inmediato, aunque sea temporal. Usted también puede ponerse en la boca un pedazo pequeño de jengibre cuando tenga la necesidad de toser.
  • Otro grán remedio para aliviar los síntomas de la tós seca, es añadir 3 o 4 cucharadas de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua. Ajuste la cantidad de vinagre de sidra de manzana en el agua para conseguir el sabor a su gusto. Beba la mezcla lentamente. Usted puede mantener el vaso de esta mezcla a su alcance y tomar un trago cuando se tenga la necesidad de toser.
  • Un remedio muy bueno para deshacerse de los síntomas de la tós seca, es beber una taza caliente de té negro, al que puede añadir una cucharadita de zumo de limón y la miel. La miel ayuda a calmar la garganta irritada y el té es muy terapéutico.
  • También puede añadir tres dientes de ajo picado a la leche y beber este brebaje para curar la tós seca crónica. La infección de la garganta también provoca la tós seca y para deshacerse de esta, debe tratar de tomar un vaso de leche a la que puede añadir 2 cucharadas de cúrcuma en polvo.
  • También puede comprar en la farmacia un supresor para la tós, para obtener un alivio rápido.

La mejor forma de prevenir la tós seca, es evitar encontrarse en una habitación mal ventilada. Los síntomas de la tós seca, tienden a empeorar cuando se encuentra en una habitación mal ventilada durante largos períodos de tiempo. Para aumentar los niveles de humedad, compre un humidificador y asegúrese de abrir las puertas y las ventanas de las habitaciones donde trabaja, lo cual no sólo previene la tós seca, sino que también reduce el riesgo de desarrollar una infección del tracto respiratorio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *