Síntomas de inflamación de la tiroides

El cuerpo humano tiene numerosas glándulas que liberan hormonas, sustancias químicas útiles, que son necesarias para los procesos en diversas partes del cuerpo. La producción de estas hormonas es crucial, ya que influyen en varios procesos biológicos de nuestro cuerpo. Por ejemplo, la glándula tiroides segrega dos hormonas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) que literalmente “mantienen el ojo sobre el metabolismo de nuestro cuerpo”. Además de la regulación del metabolismo, estas hormonas tiroídeas también ayudan en el mantenimiento de la temperatura corporal. La tiroides inflamada es una condición en la que el tamaño de la glándula tiroídea se aumenta anormalmente. Este problema de la tiroides puede elevar o disminuir la síntesis de las hormonas T3 y T4. Estas fluctuaciones en los niveles de la tiroides en la sangre pueden desencadenar un amplio gama de síntomas que se discuten a continuación:

La condición de tiroides hinchada, en los países desarrollados, ha sido atribuida principalmente a trastornos autoinmunes como la enfermedad  de Hashimito y la enfermedad de Graves. En ambos de estos problemas de la tiroides, el sistema inmunológico inicia acciones que eventualmente causan daño a los tejidos de la tiroides. Sin embargo, un cáncer de tiroides también puede provocar que este órgano glandular se vuelva anormalmente grande y cause el dolor de garganta.

Síntomas de agrandamiento de la tiroides

Los síntomas son variables dependiendo de la condición que afecta la glándula tiroides. Estos son algunos síntomas específicos de la tiroides agrandada que indican la presencia de enfermedad de la tiroides.

Enfermedad de Hashimoto
En la enfermedad de Hashimoto, la reacción inmune contra la glándula tiroides la deja deteriorada. En términos simples, el ataque del sistema inmunológico daña la glándula tiroides en una medida que la producción de hormonas va al segundo plano. Es extremadamente difícil  producir hormonas tiroídeas a la glándula tiroides descapacitada. Por lo tanto, se puede decir que la consecuencia de la enfermedad de Hashimoto es el hipotiroidismo (la producción baja de la tiroides). Por lo tanto los síntomas de la enfermedad de Hashimoto son similares a los relacionados con el hipotiroidismo. Estos se mencionan a continuación:

  • Cansancio excesivo
  • Sensibilidad al frío
  • Evacuación intestinal poco frecuente (estreñimiento)
  • Debilidad muscular y calambres
  • Aumento de peso
  • Hinchazón de la pierna, pie y tobillo
  • Niveles altos de colesterol
  • Hipersomnia (sentirse excesivamente somnoliento)
  • Articulaciones rígidas e hinchadas, especialmente en las manos y rodillas
  • Jaqueca
  • Sangrado menstrual anormalmente abundante

Sin tratamiento, los síntomas de hipotiroidismo asociados con la enfermedad de Hashimoto tienden a agravar. Así, hipotiroidismo severo provoca un ritmo cardíaco lento, ojos hinchados e incluso disminuye la capacidad del corazón de bombear sangre suficientemente. Esta condición se conoce como insuficiencia cardíaca y puede ser seguida por la caída de la temperatura corporal.  El hipotiroidismo crónico no tratado puede afectar la función cerebral, una condición comúnmente conocida como “coma mixedematosa”. Además, los niveles bajos de tiroides durante largos períodos de tiempo pueden afectar negativamente al corazón. Se pueden agravar los problemas de insuficiencia cardíaca, surgir un agrandamiento del corazón e incluso la retención de líquido en los pulmones, causando de este modo problemas de respiración.

Enfermedad de Graves
La enfermedad de Graves también pertenece a la categoría de trastorno autoinmune, pero en este caso el impacto de ataque del sistema inmune es exactamente opuesto al de la enfermedad de Hashimoto. Esto es porque la glándula tiroides golpeada por el sistema inmune se vuelve hiperactiva, que conduce a hipertiroidismo. La glándula tiroides hiperactiva produce una cantidad excesiva de la hormona y los síntomas asociados con ella son los siguientes:

  • Fatiga
  • Diarrea
  • Intolerancia al calor
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Cabello quebradizo
  • Latidos anormales del corazón
  • Problemas de sueño
  • Sudoración excesiva
  • Menstruación irregular
  • Piel enrojecida

Cáncer de tiroides
En sus primeras etapas de desarrollo, el cáncer de tiroides puede producir ningún síntoma. Sin embargo, ya que se propaga, los síntomas pueden empezar a aparecer pronto. El crecimiento canceroso en la glándula tiroides puede molestar al paciente de la manera siguiente:

  • Dificultad para respirar o tragar alimentos
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el área del cuello
  • Dolor de garganta
  • Ronquera de voz
  • Inflamación localizada en la parte frontal del cuello

En caso de que alguno de estos problemas de salud se produzcan continuamente y sigan molestando, hablar con un médico calificado es sumamente importante, antes de que los síntomas se agraven. Inicialmente el médico le hará un examen físico para comprobar si hay inflamación en la zona del cuello. Esto puede ser seguido por pruebas de la tiroides en las que se toma una muestra de sangre para evaluar los niveles de TSH (hormona estimulante de la tiroides) en la sangre. Los niveles de TSH por encima del punto normal indican el hipertiroidismo, mientras que por debajo de los niveles normales indican el hipotiroidismo. Una biopsia, investigación que implica sacar una pequeña parte del tejido de la tiroides usando aguja para buscar el crecimiento canceroso, también puede hacerse para determinar la presencia de cáncer de tiroides. Basándose en los resultados, se prescriben los medicamentos adecuados para aliviar los síntomas. Cabe señalar que la deficiencia de yodo que es común en los países subdesarrollados también puede causar agrandamiento de la tiroides y los síntomas asociados con ella son similares a los descritos anteriormente.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. carolina georgevitch dice:

    Hola soy carolina tengo problemas q me incho mucho, problema en la mestruacion problrma de peso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *