Signos de problemas del hígado

El hígado, uno de los órganos vitales del cuerpo, se encuentra en la región torácica del abdomen por debajo del diafragma. Regula el volumen de sangre y  su coagulación. Desempeña un papel importante en la purificación de la sangre también. Es responsable de la producción de bilis y grasa como también metabolismo de azúcar. Por lo tanto, ayuda directa e indirectamente en el crecimiento, inmunización, nutrición y reproducción. Por lo general, los signos de problemas hepáticos pasan desapercibidos o son difíciles de identificar. Son susceptibles de ser mal interpretados como signos de otras enfermedades. En consecuencia, las enfermedades del hígado son a menudo descritas como “asesinos silenciosos”. Si la disfunción del hígado se detecta en la etapa preliminar, el tratamiento adecuado puede ayudar a restaurar la salud del hígado. Por lo tanto, todos deben ser conscientes de los signos tempranos de problemas hepáticos.

Pruebas de función hepática se solicitan cuando los signos de disfunción hepática se notan. La aparición de los signos y síntomas de funcionamiento anormal del hígado debe ser discutida con su médico de inmediato. El médico le ayudará a descubrir la enfermedad subyacente. Si estos signos se descuidan, la condición se empeora. Esto puede llevar a complicaciones más graves o condiciones de salud irreversibles como la cirrosis hepática o cáncer de hígado, lo que eventualmente podría resultar en insuficiencia hepática total.

Signos y síntomas de las enfermedades del hígado

  • Uñas: Las uñas curvadas y blanquecinas indican un posible problema hepático.
  • Ictericia: La piel y los ojos se vuelven amarillos. La orina también adquiere un color amarillo oscuro. La ictericia es uno de los principales signos de problemas hepáticos. Se notan altas concentraciones de bilirrubina en la sangre.
  • Colon irritable: Los movimientos irregulares del intestino, diarrea, orina de color amarillo oscuro y heces de color claro muestran que podría haber algún problema en el hígado.
  • Cambios drásticos: Sed excesiva (polidipsia) y exceso de orina (poliuria), sangrado de nariz y moretones fáciles, coagulación lenta de sangre (debido a la insuficiencia de producción de sustancias de coagulación) indican anomalías en el hígado.
  • Afecta la salud general: Un dolor de pecho, dolor de cabeza frecuente, fiebre ligera, mareos, espasmos, irritabilidad, depresión, etc., indican un problema hepático.
  • Pérdida del apetito: Náuseas, pérdida del apetito y vómitos que resultan en la pérdida de peso y anemia son algunos de los primeros signos de disfunción hepática. A veces, una persona con insuficiencia hepática presenta síntomas como dolor de cabeza, confusión, fiebre y debilidad.
  • Hinchazón abdominal y dolor: Un dolor abdominal, dolor al respirar, abultamiento abdominal, distensión abdominal, hinchazón y dolor debajo de la costilla inferior derecha indican un problema en el hígado.

El abuso de alcohol aumenta la vulnerabilidad a las enfermedades como la enfermedad de hígado graso e ictericia. Las enfermedades son reversibles con la abstinencia de alcohol. Los que no pueden dejar de tomar alcohol tienen un riesgo más alto de desarrollar cirrosis (cicatrización del tejido y desarrollo de nódulos en el hígado). Esto afecta la función hepática gravemente y eventualmente conduce a la insuficiencia hepática total. Los síntomas de cirrosis hepática son difíciles de evaluar en una etapa temprana. Una persona que sufre de cáncer de hígado puede experimentar picazón en la piel (en forma de sales biliares que se acumulan debajo de la piel), llagas rojas con picazón en el cuerpo, comezón en los ojos, insomnio, irritabilidad, síntomas de la ascitis y pérdida de masa muscular (debido a la disminución de la producción de proteínas), junto con los síntomas mencionados anteriormente. La acumulación de líquido en la cavidad abdominal se conoce como ascitis. A veces los vasos sanguíneos de color azul o negro en forma de araña están presentes en la piel. Es probable que una persona con cirrosis hepática experimente los síntomas mencionados anteriormente. La cirrosis del hígado afecta negativamente el flujo sanguíneo a través del hígado que finalmente resulta en venas inflamadas alrededor del estómago. Estas venas pueden romperse y sangrar. El desequilibrio en las hormonas sexuales debido a la disfunción del hígado en hombres puede conducir a agrandamiento de los senos, reducción del tamaño de los testículos, disfunción eréctil y el deseo sexual bajo.

La coma hepática o encefalopatía hepática es otro problema grave del hígado. La disfunción hepática puede resultar en la acumulación de sustancias tóxicas en la sangre que a su vez puede afectar a la función del cerebro. En tal situación se nota una reducción gradual de las capacidades cognitivas y si se deja sin tratamiento, la enfermedad puede ser fatal. La confusión, desorientación debido a los altos niveles de amonio en la sangre (amoníaco es un producto de desecho), temblores musculares, cambios de humor, insomnio son algunos de los primeros síntomas de la encefalopatía hepática que pueden ser seguidos por signos neurológicos anormales y pérdida de la conciencia.

En resumen, usted debe consultar a su médico si se notan trastornos abdominales o gastrointestinales intermitentes. Una depresión progresiva, letargo y fatiga deben ser discutidos siempre con su médico. El constante dolor de cabeza, dolor de espalda, problemas de piel, alergias, irritabilidad, falta de apetito nunca deben ser descuidados. Los familiares pueden notar cambios en el comportamiento de la persona inmediatamente. Estos cambios, a veces, indican disfunción hepática. Enfermedades hepáticas y trastornos se diagnostican a menudo cuando llegan a la etapa final o avanzan. Es posible que los síntomas de trastornos del hígado son mal interpretados o mal diagnosticados. Usted debe discutir todos sus problemas con su médico durante el chequeo médico regular. No dude en consultar a su médico si usted nota cualquier de los síntomas anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *