Remedio del nervio ciático

El nervio ciático es un nervio grande periférico que sale de la médula espinal en la región baja de la espalda y llega hasta las caderas, muslos y piernas. Tiene un papel importante de participar en la transmisión de las señales desde el cerebro hasta los músculos de las piernas, y también lleva la información relacionada con las sensaciones de ellos de nuevo al cerebro. Cuando este nervio vital del cuerpo se inflama, ocurre una condición extremadamente dolorosa conocida como ciática.

Causas y síntomas de problemas del nervio ciático

En la mayoría de los pacientes se ha encontrado que la inflamación se produce en el nervio ciático cuando este queda aprisionado en su punto de salida en la región lumbar, debido a una hernia discal. Esto ocurre si un disco del cartílago roto de la parte inferior de la columna vertebral sobresale hacia fuera y comienza a ejercer presión sobre el nervio ciático. También hay otros problemas comunes, como el esguince de ligamento por la artritis y, a menudo, la inflamación de la articulación de la cadera y la contracción del nervio ciático. Como resultado, el nervio queda atrapado en esta área. A veces, el nervio puede ser presionado por un coágulo de absceso, tumor o sangre. Sin embargo, estos casos son muy raros.

El dolor ciático puede ser una experiencia aterradora, ya que no se limita a la zona baja de la espalda, sino que puede extenderse hasta las piernas. Sus características se enumeran  a continuación.

  • Dolor súbito en los músculos que se origina en el área de la nalga y se mueve hacia abajo a las piernas. Este dolor se experimenta en una pierna y un lado de la nalga solamente.
  • Dolor tiende a empeorar cuando el paciente trata de sentarse o ponerse de pie.
  • Hormigueo, entumecimiento y debilidad se sienten en el muslo y la pierna.
  • Calambres musculares y una sensación de ardor en los muslos.

Remedios para curar el dolor del nervio ciático

El tratamiento médico para el nervio ciático se centra principalmente en el uso de medicamentos antiinflamatorios, relajantes musculares y las inyecciones de esteroides para el control de los síntomas dolorosos. Estos medicamentos deben ser tomados por algunas semanas. Algunos pacientes en la condición grave pueden tener que estar bajo medicamento por varios meses. Cuando estos medicamentos se utilizan desde hace mucho tiempo, tienen un efecto adverso sobre la salud del paciente. Por esta razón, la gente prefiere aliviar el dolor de la ciática sin necesidad de utilizar estos medicamentos. Algunos remedios que pueden ser utilizados para este propósito son los siguientes:

Terapia de hielo
Este es uno de los remedios tradicionales más populares que reduce la inflamación del nervio y alivia el dolor. Se debe comenzarlo en las primeras 48 horas cuando el dolor está en su apogeo. Coloque una bolsa con hielo en la zona dolorida. Alternativamente, usted puede optar por un masaje de hielo. La duración de la aplicación de hielo debe ser de unos 10 minutos o hasta sentir el adormecimiento en la zona. A medida que se adormece, quite el hielo y repíta el procedimiento varias veces en un día después de un intervalo de una hora o así.

Proporcionar descanso a su espalda
Usted tiene que permitir a su espalda descansar con el fin de obtener alivio del dolor de los nervios. Eso no significa que tiene que guardar cama. Trate de dormir por lo menos 8-9 horas por la noche. No duerma sobre su espalda. Por el contrario, una posición fetal con la almohada entre las piernas es mejor, ya que alivia la presión de la espalda baja. Durante el día, tome pequeños descansos para relajar la espalda durante unos minutos de vez en cuando.

Terapia de calor
Una vez que la intensidad del dolor disminuye con la terapia de hielo, inicie la aplicación de calor en la zona. Esto mejora la circulación sanguínea en la región, y así se asegura una curación más rápida de los tejidos nerviosos dañados. Utilice una botella de agua caliente o una manta para la aplicación de calor. Continúe con la terapia de frío alternativamente a lo largo de la terapia de calor.

Quiropráctica
Usted puede visitar un quiropráctico con experiencia para curar el dolor del nervio ciático. Él rectifica la columna vertebral mediante la manipulación de las articulaciones con la ayuda de una técnica manual, donde se aplica la fuerza súbita a la zona de una manera controlada. Esto trae una notable mejora en el tipo de movimiento de la columna vertebral. Se puede requerir una o más sesiones. Después de cada sesión, usted tiene que mantener la espalda en reposo de acuerdo con las directrices impartidas por el profesional.

Terapia de masaje
Su quiropráctico puede recomendarle una terapia de masaje poco después de la manipulación. Esto liberará la tensión de los músculos de la espalda, mejorando el flujo sanguíneo. También hace los músculos fuertes y flexibles.

Ejercicios de estiramiento
Cuando el dolor es debido al nervio ciático atrapado, haga algunos ejercicios ligeros de estiramiento. Estos ejercicios son beneficiosos porque la presión del nervio ciático se elimina y el dolor se disminuye rápidamente. Mientras hace los ejercicios, su atención debería centrarse en el estiramiento de los dos músculos de la espalda, así como los músculos abdominales. Caminar, nadar y montar en bicicleta son algunas opciones simples de ejercicios disponibles a usted en esta condición.

Remedios herbarios
El ajo tiene excelentes propiedades antioxidantes que promueven la circulación sanguínea y proporcionan un alivio del dolor. Triture 2-3 dientes de ajo fresco, mézclelos con media taza de leche cálida y tómela. Se debe hacerlo dos veces al día durante una semana para reducir la intensidad del dolor del nervio ciático. El jugo de apio posee propiedades antiinflamatorias que pueden bajar la inflamación en las raíces nerviosas. Extraiga el jugo fresco de las hojas de apio y bébalo una vez al día.

Acupuntura
Este es un método alternativo de tratamiento que es altamente eficaz en la ciática. Aquí, pequeñas agujas metálicas se insertan en la piel en puntos específicos de presión para el alivio del dolor. Ayuda a deshacerse de la sensación de adormecimiento y mejora la sensibilidad nerviosa. Debe ser realizada únicamente por profesionales cualificados.

Al iniciarlo a tiempo, el tratamiento ocupará por lo menos 2-4 semanas antes de que el dolor y la incomodidad desaparezcan por completo. En aquellos casos cuando el tratamiento se retrase, puede llevar 1 o 2 meses. Sin embargo, si el dolor del nervio ciático se niega a sucumbir después de 12 semanas, entonces es probable que el nervio haya sufrido un daño grave y usted debe consultar a un médico. Cualquier daño importante que tenga, debe ser curado por la intervención quirúrgica.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *