¿Qué es la Streptococcus pneumoniae?


Streptococcus pneumoniae, coloquialmente conocida como neumococo, es una cepa patógena de la bacteria estreptococo. Como su nombre lo indica, la Streptococcus pneumoniae está estrechamente relacionada con la enfermedad de la neumonía, que es una condición inflamatoria de los pulmones. Una condición médica más grave se dá, si el neumococo de los pulmones pasa a la sangre y al líquido cefalorraquídeo. Esta bacteria estreptococo se transmite de una persona enferma a otra, a través del contacto de las secreciones respiratorias.

El neumococo se identifica como una de las causas principales de la neumonía lobar. Junto con algunas otras bacterias patógenas, los hongos, los virus y los parásitos, son los responsables de causar una enfermedad respiratoria. Además de la neumonía, la infección por esta bacteria causa la sinusitis, meningitis, empiema, bacteriemia, peritonitis, osteomielitis, celulitis, otitis media y meningitis. Para ayudarle a entender lo que es el Streptococcus pneumoniae en detalle, en las tablas siguientes, se destaca la clasificación científica y la descripción de esta bacteria patógena.

Clasificación de Streptococcus pneumoniae

Reino: Bacterias
Phylum: Firmicutes
Clase: Bacilos
Orden: Lactobacillales
Familia: Streptococcaceae
Género: Estreptococo
Especie: Streptococcus pneumoniae

Streptococcus Pneumoniae Descripción

Tamaño: 0,5 y 1,25 micrómetros
Forma: Como un cuchillo lanceta
Tipo: Anaeróbico
La tinción de Gram: Bacterias Gram-positivas
Hemólisis: Hemolítico alfa
Diagnóstico: Solubilidad en bilis y la sensibilidad a la optoquina
Genoma Tamaño: 2.0-2.100.000 pares de bases

En una persona sana, el neumococo está presente en el tracto respiratorio superior (nariz y garganta), y contribuye a la población de la flora de la zona nasofaríngea. Sin embargo, esta cepa bacteriana se multiplica repetidamente en las condiciones de crecimiento favorables y se propaga a otras partes del cuerpo, provocando una infección generalizada. En resumen, la Streptococcus pneumoniae es virulenta, cuando el sistema inmune de una persona está en peligro, o cuando las defensas naturales del cuerpo son demasiado débiles para contrarrestar el rápido crecimiento de las bacterias. Por lo tanto, la enfermedad de la neumonía se registra principalmente entre los niños, los ancianos y los que han sido diagnosticados con los trastornos crónicos.

Infecciones Streptococcus pneumoniae

Mientras que algunos pacientes desarrollan un tipo serio, invasor de las infecciones neumocócicas (septicemia y meningitis), otros son diagnosticados con las infecciones ordinarias del sistema respiratorio (sinusitis y neumonía). La infección causada por el neumococo se considera invasiva, si la infección ocurre en las partes del cuerpo que normalmente son estériles, como el líquido cefalorraquídeo y la sangre. En tal caso, esta bacteria tiene la potencia para extenderse a diferentes partes del cuerpo. Tanto invasiva como no invasiva, la infección neumocócica se trata  con la ayuda de la terapia antibacteriana.

Los síntomas típicos de la infección por Streptococcus pneumoniae son la tós, la fiebre alta, dificultad para respirar, respiración rápida y dolor en el área del pecho. Otros signos asociados incluyen dolor de la cabeza, la fatiga, dolor muscular, náuseas y vómitos. Las personas que tienen síntomas sospechosos, no deben esperar para buscar la atención médica. De lo contrario, una infección neumocócica no tratada, puede empeorar y causar graves complicaciones potencialmente mortales. De hecho, la neumonía es la principal causa de muerte entre los niños, los ancianos y las personas que tienen un sistema inmune debilitado.

El tratamiento para la Streptococcus pneumoniae

El diagnóstico de la infección neumocócica, se realiza después de examinar los síntomas físicos y mediante la realización de las imágenes por los rayos X, junto con otras pruebas de laboratorio. El examen microscópico de sangre y de la saliva, se realiza para diagnosticar las infecciones por la Streptococcus pneumoniae. Otro método de diagnóstico, implica el uso de una sustancia química llamada etilhidrocupreína (optoquina), para el cultivo de las células en el laboratorio. La infección se diagnostica, si se inhibe el crecimiento de las bacterias, trás la exposición a la optoquina. Aún que esta se considera una técnica fiable para identificar el neumococo, puede suceder, que la bacteria haya desarrollado resistencia a la optoquina y continúa creciendo en la muestra de cultivo. En tal caso, cualquier observador puede cometer el error de asumir, que la infección no se debe a la Streptococcus pneumoniae, lo cuál puede afectar el tratamiento aconsejado para el paciente y su estado de la salud drásticamente.

Con respecto al tratamiento de la streptococcus pneumoniae, el antibiótico penicilina se recomienda en las dosis correctas. Para aquellas personas que reciben el tratamiento en las etapas tempranas de infección, los síntomas desaparecen poco a poco después de los 2 o 3 días de iniciar el tratamiento antibacteriano. Sin embargo, una de las principales preocupaciones mundiales, relacionadas con el tratamiento de la infección por la Streptococcus pneumoniae, es que la bacteria  poco a poco vá adquiriendo resistencia a la terapia antibacteriana. Y la razón de esto, es uso incorrecto y el uso excesivo de los antibióticos. Por lo tanto, se deben tomar los enfoques terapéuticos rápidos, para enfrentarse a las infecciones neumocócicas.

Una estrategia fiable implementada para prevenir las infecciones por neumococo, es la vacunación. En la actualidad, las vacunas contra la neumonía neumocócica – PPS (23-valente de polisacáridos) y la vacuna PCV7 (7-valente conjugada), están disponibles en los centros comunitarios de la salud. Se les proporciona a los niños menores de 2 años, a las personas que son mayores de 65 años de edad  y a las personas con las enfermedades crónicas. Para aquellos, que no están seguros de ser vacunados, deben hablar con el médico para tomar una decisión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *