Proteína en la orina de niños

La proteinuria es un término médico usado para referirse a la presencia de exceso de proteína en la orina. La presencia de una cantidad muy pequeña de proteína en la orina no es una condición alarmante. Sin embargo, sus niveles altos pueden ser un indicador de problemas renales. Nuestros riñones filtran la sangre y eliminan todos los materiales de desecho y las toxinas de la misma. Estos desechos o sustancias nocivas se excretan en forma de orina. Los riñones contienen numerosos glomérulos pequeños para llevar a cabo esta actividad de filtrado. Las moléculas de proteína suelen ser grandes y, por lo tanto, no pueden pasar a través de estos glomérulos. Esto significa que la orina, por lo general, no contiene proteínas. Por lo tanto, la presencia de proteínas en la orina puede ser un signo de que hay algo malo en los glomérulos o los riñones. La proteinuria puede afectar tanto a adultos como a niños.

Proteinuria en niños

Causas
Como se ha mencionado ya, los problemas con los riñones y los glomérulos pueden estar asociados con la proteína en la orina. Sin embargo, la proteinuria leve puede ser causada también por ciertos otros factores. Un aumento temporal en los niveles de proteína en la orina puede estar asociado con el ejercicio o la actividad física, estrés, exposición al frío y el calor y la deshidratación. Los niños también pueden desarrollar proteinuria debido a la fiebre.

Aparte de éstos, la proteinuria puede ser causada por una condición benigna, conocida como la “proteinuria ortostática”. La proteinuria ortostática se caracteriza por demasiada proteína en la orina durante el día, es decir, cuando los niños son activos. Los niños con esta condición no tienen alguna enfermedad hepática. Las causas de la proteinuria ortostática no se conocen, pero esta condición es considerada como inofensiva. Los niveles altos de proteína en la orina pueden, sin embargo, indicar una infección, por ejemplo la infección del tracto urinario, especialmente, y las enfermedades que afectan los riñones y los glomérulos. Podría ser un signo del síndrome nefrótico. La diabetes también puede dañar los riñones y causar la proteinuria persistente.

Síntomas
Esta condición a veces no produce ningún síntoma, especialmente en la etapa inicial, o cuando el nivel de proteína en la orina es bajo. Los niveles altos de proteína en la orina pueden hacer que sea espumosa. Cuando la orina es expulsada del cuerpo, la proteína presente en ella entra en contacto con el aire y reacciona. Esto hace que la orina se vuelva espumosa o con burbujas. Por otro lado, la proteinuria severa puede causar una pérdida significativa de proteína. La pérdida de una gran cantidad de proteína en la orina puede causar un edema o retención de agua, lo que puede manifestarse en una inflamación, especialmente la hinchazón de las manos, cara, pies y el abdomen.

Tratamiento
La proteinuria puede ser tratada sólo después de identificar las causas subyacentes. Si es causada por la infección del tracto urinario, entonces, se requieren los antibióticos para el tratamiento. Si esta condición se debe a la “proteinuria ortostática”, entonces el tratamiento no se requiere. Pero, si hay demasiada proteína en la orina, el médico puede recomendar algunas pruebas específicas para verificar el estado de los riñones. A veces, la biopsia renal también se realiza para averiguar las causas subyacentes de la proteinuria en niños. Mientras tanto, usted puede reducir el consumo de sal de su hijo. Esto puede ayudar a reducir la inflamación asociada con un edema o retención de agua, causados por la pérdida de proteína.

La presencia de una pequeña cantidad de proteína en la orina no es una causa importante de preocupación. Pero aún así, es mejor obtener unos examenes médicos adecuados para descartar la posibilidad de enfermedades renales graves. Esto ayudaría a los padres a evitar cualquiera tensión innecesaria y la ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *