Los piés escamosos.

Los piés escamosos, se refieren a un problema de la piel, en el que la piel no es más elástica. Una piel escamosa es excesivamente seca y es susceptible a los problemas como el eczema. Las escamas son unas escamas delgadas de células muertas de la capa más externa de la piel. El brote escamoso suele ir acompañado por la sequedad, lo que hace que pique. Rascarse constantemente los piés, puede hacer que la piel se irrite y conduce al desarrollo de las erupciones.

¿Qué causa los piés secos y escamosos?

A menudo se dice, que la mala nutrición es perjudicial para la salud. De la misma forma, el cuidado de los piés deficiente, puede causar los problemas en la piel en forma de escamas y los piés agrietados. El uso de los jabones fuertes, la aplicación de cremas inadecuadas, usar zapatos ajustados o una infección por los hongos, son algunas de las razones más comunes de los piés secos con escamas. Los piés agrietados y escamosos, son muy comunes durante la temporada de invierno. Los vientos fríos durante el invierno, no pueden ser tolerados por la piel, lo que provoca la formación de los parches escamosos en las plantas de los piés.

El tratamiento para los piés escamosos  

Cuando se trata de curar los piés escamosos, hay una amplia gama de opciones de tratamiento disponibles, algunos de los cuales se enumeran a continuación:

Frotar los piés
Antes de aplicar cualquier medicamento de prescripción o los medicamentos de venta libre, así como los tópicos en los piés y las manos escamosas, hay que eliminar las células muertas, que se acumulan en la capa superior de la piel. Humedezca los piés escamosos y luego comience a frotar suavemente la piel con una esponja o unos guantes sintéticos exfoliantes. También se puede usar una crema exfoliante para los piés, para eliminar las células muertas. Aplique la crema sobre la esponja y luego comience a frotar. Es el mejor método para exfoliar la piel.

Las cremas hidratantes
Una de las mejores formas de tratar los piés escamosos, es usando las cremas hidratantes que están especialmente diseñadas para este propósito. El uso de la crema hidratante después de consultar a un dermatólogo, puede hacer maravillas para deshacerse de este problema de la piel. El humedificante más preferido para el masaje de los piés, es la vaselina. Úsela generosamente todos los días antes de ir a la cama y uno podrá notar los resultados positivos dentro de una semana.

El aceite con la vitamina E
El aceite con la vitamina E, es una excelente forma de tratar los piés escamosos. Es ampliamente utilizado para una amplia gama de los problemas de la piel. Ciertamente, puede restaurar la belleza de la piel perdida debido al brote de las escalas. El aceite con la vitamina E tiene excelentes propiedades antioxidantes, que ayudan a evitar un mayor daño a las células de la piel. Promueve el crecimiento de la piel sana y de las membranas celulares, lo que ayuda a superar este problema de la piel. Si se trata de la protección de la piel de la contaminación o de la luz ultravioleta, el uso del aceite con la vitamina E es la mejor opción. Uno puede utilizar la vitamina E en cápsulas de aceite, que están disponibles en las diferentes farmacias. Simplemente se abren las cápsulas de aceite con la vitamina E y luego se aplica el aceite sobre la zona afectada. Muchos dermatólogos recomiendan el uso de las cremas hidratantes que contienen la vitamina E como el ingrediente principal.

El aceite de oliva
El aceite de oliva también puede ser un grán remedio para curar los piés escamosos. La aplicación del aceite de oliva en la piel, de hecho, es una forma fácil de restaurar la elasticidad de la piel. Los piés escamosos responden muy bién a la aplicación del aceite de oliva. Pregunte a cualquier profesional del cuidado de la piel certificado, el cual definitivamente recomendaría el uso del aceite de oliva. El aceite, básicamente, ayuda a retener la humedad perdida de la piel.

¿Cómo utilizar el aceite de oliva? Cuando se trata de usar el aceite de oliva, a menudo se mezcla con un aceite portador, como la vitamina E o el aceite de lavanda. Las cremas para la piel que contengan el aceite de oliva, también pueden contribuir a curar los piés escamosos. Prepare una solución que contiene la vitamina E y aceite de oliva en cantidades iguales (¼ cucharadita) y luego aplique de manera uniforme en los piés escamosos. Muchas personas prefieren dos cápsulas de aceite de 400 UI de la vitamina E y añadirle al contenido de las cápsulas 4 onzas del aceite de oliva.

Aumentar el consumo de agua
Beber mucho agua es de importancia primordial y necesario, para acelerar la curación de los problemas de la piel. El consumo de agua hace, que desaparezca la piel apagada y seca. Mantener el cuerpo hidratado, sin duda, puede ayudar a recuperarse de los piés escamosos en menos tiempo.

Los piés escamosos debidos a una infección por los hongos se tratan con los tópicos fungicidas, tales como el ketoconazol o la terbinafina. En general, el uso de los recursos para los piés escamosos mencionados, ayudará a mejorar la textura de la piel.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *