Pastillas anticonceptivas y la enfermedad tiroidea.

Una de las medidas más comunes y sencillas para el control de la natalidad, són las píldoras anticonceptivas. Una píldora del control de la natalidad o la píldora anticonceptiva oral combinada, es una combinación de la progestina y del estrógeno, las cuales són hormonas sexuales femeninas. El consumo regular de las píldoras anticonceptivas, impiden la fertilidad de la mujer. Además de las píldoras combinadas, estas píldoras están también disponibles con sólo progestina, que se llaman mini píldoras. Al igual que muchos otros medicamentos que se prescriben para varias condiciones de salud y las enfermedades, las píldoras anticonceptivas también tienen mayores posibilidades de ser combinadas con otros medicamentos. Uno de los problemas más comunes de las mujeres, són los efectos de las píldoras anticonceptivas en las glándulas tiroides.

¿Cómo la píldora anticonceptiva afecta a las glándulas tiroides?

Las píldoras
Antes de seguir adelante, hay que aprender sobre el sistema reproductor femenino y el funcionamiento de las píldoras anticonceptivas. Cuando el gameto femenino comienza a madurar, las células que lo rodean comienzan a producir estrógeno, que es una importante hormona sexual femenina. Estos aumentos de los niveles de estrógeno, trabajan como una indicación de las glándulas pituitaria, que luego liberan un alto nivel de  hormona luteinizante. Esta hormona impulsa a que los ovarios liberen el óvulo, el cual comienza su viaje hacia la fecundación y el embarazo. Este proceso de la reproducción, establece claramente el mecanismo de la acción de las píldoras. El objetivo de las píldoras de control de natalidad, es reducir la velocidad o detener el proceso de la ovulación, que es la causa raíz del embarazo. En otras palabras, el objetivo de las pastillas anticonceptivas, es evitar las posibilidades de la producción de los gametos femeninos, que causan la fertilización.

¿Como afectan?
Como explicamos en la introducción, existen dos tipos de píldoras anticonceptivas. El primer tipo de píldoras, són las combinadas y el segundo tipo, són las mini píldoras, que sólo contienen la progestina. Estas pastillas no sólo evitan la maduración de los óvulos, sino que también actúan como una barrera de espesor para los espermatozoides. Hay dos cosas, que podrían ayudar a explicar la relación exacta entre las píldoras anticonceptivas y la enfermedad de la tiroides. En primer lugar, las píldoras anticonceptivas y las hormonas, cambian el control de un cuerpo femenino y, por lo tanto, el sistema entero del cuerpo tiene que adaptarse a este cambio. En segundo lugar, las píldoras se toman sobre una base diaria y por lo tanto, hay una mayor posibilidad de los efectos secundarios de las píldoras. Hay muy pocas teorías, que tratan de afirmar y de negar la conexión entre las píldoras anticonceptivas y los problemas de las tiroides.

Eficiencia de las tiroides 
Los expertos sugieren, que la hormona tiroidea es extremadamente sensible, cuando se trata de un aumento de los niveles de otras hormonas, excepto de las hormonas estimulantes de la tiroides. Muchas veces, se observa también, que las píldoras de estrógeno en las mini-píldoras anticonceptivas, provoca una reducción de la eficiencia de las hormonas de la tiroides y las glándulas tiroides. Como resultado, el cuerpo de una mujer comienza a secretar más hormonas tiroideas. También es la razón, por la cual los niveles de las tiroides de las mujeres, són más altos, que los de los hombres. Esto también es una posible razón de las enfermedades de la tiroides, como el hipertiroidismo y varias glándulas tiroides menos activas o inactivas. Como solución de este problema, las mujeres que toman las pastillas, también se prescriben suplementos de las tiroides, para equilibrar el nivel del estrógeno y los niveles de las tiroides.

Reemplazo de la tiroides
También se puede observar una conexión entre las glándulas tiroides y las píldoras anticonceptivas, en las mujeres, que se prescriben los suplementos de las tiroides de reemplazo. Por lo tanto, las mujeres, que están tomando las pastillas de reemplazo, también deben consumir los suplementos dietéticos, que se prescriben para aumentar los niveles de las tiroides. Esto es necesario, si la mujer está tomando las pastillas. Esto no sólo provoca el aumento de los niveles de las tiroides, sino también el aumento de los niveles de estrógeno. Como resultado, disminuye la posibilidad de enfermedades de la tiroides, si las hay. Al igual que las píldoras, la hormona de crecimiento humano o los suplementos HGH, también bloquean parcialmente las hormonas tiroideas. Sin embargo, la HGH también ayuda a las glándulas tiroides en el proceso del crecimiento y el desarrollo.

Después de dejar la píldora
Sin embargo, otra cosa que confunde a las mujeres es el hecho, de que muchas mujeres són diagnosticadas con la enfermedad de las tiroides, después de dejar de tomar las píldoras. Por lo tanto, queremos saber si también se tendrán diagnósticos similares. Es importante entender, que las posibilidades de tales diagnósticos, són iguales y por lo tanto, són bastante difíciles de juzgar. Algunas mujeres regresan a su vida normal después de dejar la píldora, otras mujeres se toman un tiempo, para adaptarse al estilo de vida libre de píldora. Aunque una grán cantidad de las mujeres sufren tales enfermedades y condiciones de la salud. Por lo tanto, en caso de duda, hay que eliminarla con la ayuda de las pruebas adecuadas y la consulta con el médico.

En conclusión
El último punto y el más importante para recordar, es que las pastillas no afectan las glándulas tiroides, hasta un cierto punto. No se ha probado, que causen cualquier tipo de enfermedades de las tiroides, pero sí afectan los resultados de la hormona tiroidea. Esto sucede, cuando una mujer está tomando las pastillas de control de la natalidad y las pastillas para la tiroides juntas. Como resultado, las mujeres con el asesoramiento de los expertos,   deben informar al médico acerca de estas cosas, antes de realizar las pruebas hormonales. Las posibilidades de estos hechos y la interacción, són muy poco frecuentes y en su mayoría, en el caso de las mujeres, que tienen ciertas enfermedades tiroideas preexistentes.

Sin embargo, no se debe negar la conexión entre las píldoras anticonceptivas y la enfermedad de las tiroides y asímismo, las mujeres deben consultar con su médico, antes de optar por esta forma de anticonceptivos.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. mary dice:

    Estuve tomando la píldora como 6 años, me mandaban la suavuret y luego cambie a levovel y empecé a engordar que coji 7kg más, me empezaron hacer análisis de sangre y me salía hipotiroidismo subclinico,a veces daba que si y otras no. Hace un año deje la píldora y he perdido 7 kg y a parte ya no me sale hipotiroidismo, estoy convencida que me lo provocaba la píldora ya que yo sepa no hay ni antecedentes de tiroides en la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *