Palpitaciones y menopausia

La menopausia es un proceso gradual, que comienza en cuarenta y tantos años y continúa hasta  1 – 2 años después de que una mujer deja de ovular. La fase de la perimenopausia es la etapa en la que el cuerpo comienza a prepararse para la menopausia y este comienzo ya se anuncia a los años treinta. Durante todo este período, el cuerpo experimenta varios cambios hormonales que también afectan el funcionamiento de otros órganos. Palpitaciones, la menopausia, los bochornos son generalmente interconectados.

Palpitaciones y menopausia

Antes de profundizar en lo que son las palpitaciones, y su relación con la menopausia, es imprescindible  comprender el funcionamiento de las hormonas durante el ciclo menstrual normal. Los niveles de varias hormonas en el cuerpo femenino como el estrógeno, la progesterona, la hormona folículoestimulante (HFE), van cambiando continuamente. Normalmente, los niveles de estrógeno en el cuerpo cambian durante los primeros 14 días de un ciclo menstrual normal. Después de lo cual se produce la ovulación y el cuerpo se prepara para el embarazo. La progesterona se produce en grandes cantidades en esta fase. La progesterona tiene un efecto relajante y calmante en el cuerpo y también es responsable del metabolismo de los estrógenos. Ahora durante la menopausia, la capacidad del cuerpo para ovular disminuye, como resultado de esta disminución, la HFE se libera en grandes cantidades en un intento de estimular la ovulación. Esto también conduce a un aumento en los niveles de estrógeno, lo que causa estragos en el cuerpo. Las palpitaciones son el resultado de este desequilibrio hormonal.

Las palpitaciones durante la menopausia se caracterizan por latidos rápidos del corazón, oleadas de calor en la noche, etc.  El latido cardíaco se vuelve irregular y anormalmente rápido (arritmia cardiaca). Aunque, esto es bastante común en la noche, las palpitaciones pueden ocurrir en cualquier momento del día y en cualquier lugar. Incluso pueden ocurrir mientras usted está trabajando o en medio de cualquier actividad. En estos casos, es aconsejable dejar lo que está haciendo y tratar de ser lo más tranquila posible. Durante la menopausia, los episodios de palpitaciones se producen cada 2 – 3 meses y duran bastante tiempo. Si usted está en terapia de reemplazo hormonal (TRH), puede experimentar episodios frecuentes de las palpitaciones del corazón durante los días iniciales del tratamiento.

Además del desequilibrio hormonal, las otras causas de palpitaciones durante la menopausia incluyen la ingestión de demasiados estimulantes. Las píldoras de dieta, descongestionantes, alcohol, nicotina, la cafeína pueden elevar la frecuencia cardiaca. Otras causas de palpitaciones incluyen desequilibrio de líquidos o pérdida de electrolitos. A veces, la anemia, ciertas enfermedades tiroideas y la hipoglucemia, pueden causar palpitaciones en todo el periodo de la menopausia. Estas son enfermedades graves que deben abordarse sin demora. En raras ocasiones, un mal funcionamiento del músculo cardíaco podría ser la causa de las palpitaciones del corazón. Sin embargo, usted no debe preocuparse,  si todavía está dentro de la edad perimenopáusica. Los síntomas de la menopausia y las palpitaciones del corazón en las mujeres perimenopáusicas se deben principalmente al desequilibrio hormonal. Cuando usted experimenta palpitaciones, es posible que desee conseguirse un chequeo médico, para aliviar todas las causas, aparte de la menopausia. Si  cualquier otra causa se encuentra que es responsable de palpitación, se inicia un tratamiento médico adecuado. Las palpitaciones debidas a la menopausia no necesitan tratamiento médico, ya que posteriormente desaparecen por sí solas.

La menopausia es una parte de la vida de cada mujer y no hay nada que temer al respecto. Sin embargo, si las palpitaciones se vuelven insoportables o si tiene otros síntomas anormales junto con ellas, no dude en ponerse en contacto con su médico, porque puede ser un indicio de algún trastorno grave.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Susana dice:

    Excelente articulo. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *