Órgano más grande del cuerpo humano

Todos sabemos que un cuerpo humano tiene muchos órganos diferentes con funciones diferentes. A pesar de que la mayoría de nosotros tiene una idea general acerca de los órganos del cuerpo humano, no sabe la respuesta correcta a la pregunta – ¿cuál es el órgano más grande del cuerpo? Usted puede pensar que es el hígado, intestino grueso o cerebro. Entonces, usted está equivocado.

¿Cuál es el órgano más grande del cuerpo humano?

El cuerpo humano contiene muchos órganos diferentes de diferentes formas, tamaños y funciones. Si se comparan estos, la piel es un organo más grande. La mayoría de nosotros ni siquiera puede considerar la piel como un órgano del cuerpo humano. Es la piel la que cubre todo el cuerpo y mantiene a los órganos internos del cuerpo humano en su lugar. Aparte de eso, la piel protege el cuerpo, regula la temperatura corporal y facilita la sensación del tacto. En el caso de un humano adulto medio, la piel cubre un área superficial de cerca de dos metros cuadrados. El espesor de la piel es variable con la ubicación. En los párpados, la piel tiene un espesor de unos 0,5 mm y cuando se trata de las palmas de las manos y plantas de los pies, el espesor es unos 4 mm.

Se dice que la piel pesa acerca de 16% del peso total del cuerpo de un ser humano. En resumen, la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y desempeña muchas funciones importantes para el buen funcionamiento del cuerpo. Tiene tres capas y es elástica y sensible en la naturaleza. Los párrafos siguientes dan más información acerca de la piel, que es la parte más importante del sistema tegumentario.

Estructura y funciones del órgano más grande del cuerpo

La piel consta de tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis. La capa más externa es la epidermis, que forma la capa impermeable en la superficie del cuerpo. No tiene células de sangre, pero se nutre de los vasos sanguíneos debajo de ella, a través del proceso de difusión. Esta capa de la piel es queratinizada y así, impide la pérdida de agua como también protege el cuerpo formando una barrera a los patógenos. Debajo de la epidermis está la dermis, que está compuesta principalmente por tejido conectivo que actúa como un amortiguador para proteger el cuerpo contra el estrés y la tensión. Esta capa de la piel contiene terminaciones nerviosas, las cuales son responsables de la sensación del tacto y variaciones de temperatura. Aparte de esto, la dermis tiene glándulas sudoríparas, folículos pilosos, vasos sanguíneos, vasos linfáticos y glándulas apocrinas. Es la membrana basal que conecta la dermis con la epidermis.

La capa más profunda de la piel, llamada hipodermis, no es en realidad una parte del órgano más grande del cuerpo. La hipodermis sirve para unir la piel a los músculos y huesos, como también suministra los vasos sanguíneos y los nervios a la piel. Esta capa de grasa subcutánea actúa como un aislante para el cuerpo. Como se mencionó anteriormente, la piel tiene varias funciones importantes y la más destacada entre ellas es la protección del cuerpo de agentes patógenos causantes de enfermedades. La piel también ayuda en la regulación de la temperatura corporal. Las terminaciones nerviosas dentro de la piel nos ayudan a experimentar las sensaciones de tacto, presión, calor, frío, vibraciones etc. La piel evita la pérdida de líquido del cuerpo. También ayuda en la absorción de pequeñas cantidades de oxígeno y nitrógeno. Además almacena el agua y los lípidos.

El segundo órgano más grande en el cuerpo humano es el hígado, que es también el órgano interno más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *