Opresión en la cabeza

La tensión o presión generalizada en la cabeza podría ser causada por una amplia variedad de razones. Esta sensación incluso podría ser una señal de advertencia de ciertas dolencias. Si este sentimiento de opresión o presión se está convirtiendo en un hecho cotidiano, la persona afectada debe buscar ayuda médica para el diagnóstico y tratamiento adecuados. Desplácese hacia abajo para aprender acerca de las circunstancias en las que uno puede experimentar opresión repentina en la cabeza.

Causas

Muy a menudo la sensación de presión en la cabeza indica a una condición médica subyacente. Aquí hay alguna información sobre las condiciones médicas que pueden ser responsables de causar la sensación de presión en la cabeza.

Nervio pellizcado en el cuello
Los nervios son haces de fibras que se componen de neuronas. Estos transmiten impulsos entre el cerebro y otras partes del cuerpo por lo tanto transmitiendo la información sensorial y motora a la región necesaria. Es más probable que uno sufra de síntomas angustiosos si cualquiera de los nervios se comprime. Una hernia de disco, espasmos musculares, estenosis espinal o desarrollo de un espolón óseo puede dar lugar a un nervio pellizcado en el cuello. Un nervio comprimido en el cuello podría dar lugar al dolor en el cuello o en la base del cráneo. El dolor puede irradiarse incluso hacia arriba. La persona afectada también puede sentir presión en la cabeza y no puede ser capaz de mover su cabeza libremente.

Dolores de cabeza tensionales
Una sensación de presión en la cabeza incluso podría ser un síntoma de dolor de cabeza por tensión. Las personas afectadas suelen experimentar algo llamado ‘cintillo’ alrededor de la cabeza. Ellas pueden sentir ‘un peso en la parte superior de la cabeza’. Estas sensaciones tienen su origen en el estrés. Si usted está pasando por una fase turbulenta de su vida profesional o personal por un largo tiempo, es probable que experimente estas sensaciones. La ansiedad, falta de sueño, malos hábitos alimenticios y exceso de ejercicio también pueden hacer que uno sea más susceptible. La región de la cabeza, el cuello y el hombro puede volverse rígida. A veces, esta afección también puede ir acompañada de la migraña. La combinación de la migraña y la cefalea tensional es más probable que cause una sensación de presión.

Ataques de pánico
La sensación de presión en la cabeza podría incluso sentirse durante un ataque de pánico. Cuando una persona sufre de un ataque de pánico, su cuerpo puede experimentar varias sensaciones. La rigidez muscular, sensación de hormigueo, cuero cabelludo apretado y mareo son algunos de los síntomas comunes de un ataque de pánico. Las personas que sufren de hipertensión también podrían experimentar presión o presión generalizada en algunas partes de la cabeza.

Fibromialgia
La fibromialgia es un síndrome que se caracteriza por dolor y rigidez en los músculos y los tejidos conectivos. Si los puntos gatillo están en la cabeza o el cuello, se puede sufrir de dolor o rigidez facial. Pueden haber áreas estrechas dentro de un músculo o tejido que pueden resultar sumamente sensibles debido a la producción de ciertos productos químicos. Estas áreas sensibles pueden causar irritación en los nervios adyacentes y el dolor puede incluso viajar a otras zonas.

Aumento de la presión intracraneal
Un aumento de la presión dentro del cráneo también puede causar tirantez. Las condiciones que pueden dar lugar a un aumento de presión dentro del cráneo  incluyen tumor cerebral (desarrollo de un crecimiento anormal en el cerebro), meningitis (infección caracterizada por inflamación de la membrana que rodea el cerebro), hidrocefalia (acumulación de fluido cerebroespinal alrededor del cerebro), lesión cerebral traumática o hemorragia (sangrado en el cerebro).

Opciones de tratamiento

La sensación de opresión en la cabeza puede ser causada por varias condiciones médicas, por lo que se debe consultar a un médico para un diagnóstico adecuado. Además de llevar a cabo un examen físico y análisis de la historia clínica del paciente, ciertos análisis de sangre y procedimientos de formación de imágenes se llevan a cabo para determinar la condición subyacente. Una vez que los médicos sean capaces de identificar la condición médica subyacente, pueden llegar a la mejor opción de tratamiento y proponer los cambios necesarios relacionados con el estilo de vida que ayudarán a aliviar el malestar. Es muy importante tomar los medicamentos prescritos y seguir las pautas dietéticas dadas por el médico. Si la sensación de tirantez es inducida por el estrés, hipertensión o ansiedad, es posible que tenga que considerar unos cambios relacionados con el estilo de vida para deshacerse del estrés. Es recomendable realizar unas técnicas de relajación como la meditación de yoga para volver la paz a la mente. También uno puede intentar otras opciones de tratamiento, como la terapia de masaje o aromaterapia.

Dado que el estrés es un factor importante que contribuye al dolor o presión en la cabeza, hay que tomar todas las medidas posibles para mantenerse relajado y libre de estrés. Dado que la presión en la cabeza podría atribuirse a enfermedades graves, sería mejor buscar ayuda médica. Un diagnóstico y el tratamiento oportuno son muy esenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *