Nariz congestionada durante la lactancia.

La congestión de la nariz, es una condición bastante común con los bebés, especialmente en los recién nacidos y los bebés menores de 6 meses. Aún que no sea un tema para preocuparse, la mayoría de los padres tienen dificultades para enfrentarse a la congestión nasal durante la lactancia. Muchas veces, esto interrumpirá la alimentación normal y el sueño, ya que el bebé no puede respirar adecuadamente por la nariz. Por lo tanto, ¿que es lo que podemos hacer, para ayudar a aliviar la congestión nasal en los bebés? Puede conseguir un remedio eficaz para la congestión nasal, para limpiar la mucosidad de la nariz del bebé.

¿Qué causa la congestión nasal en los niños?

La congestión nasal, en parte, se debe a la secreción normal del moco. La congestión nasal, es más exagerada, cuando los bebés tienen la nariz muy pequeña, y no pueden sonarse la nariz para deshacerse de la mucosidad. Así que, se requiere un cierto tiempo, para limpiarlo usted por su propia cuenta. Y como un bebé exclusivamente respira por la nariz, tiende a hacer ruido o esnifar durante la respiración. Sin embargo, la congestión nasal en los niños desaparece por sí sola en unos pocos días, o dentro del plazo de una semana con un recurso sencillo para la nariz congestionada, y el bebé comienza a respirar con normalidad.

No hace falta mencionar, que los niños són muy propensos a los cambios inmediatos de las condiciones ambientales. Por lo tanto, exponiéndolos al viento leve, a la temperatura baja o al aire libre, por un período prolongado de tiempo, puede causar la congestión nasal en los lactantes.

Cómo tratar la congestión nasal

Por lo general, en los bebés, la congestión nasal permanece por más de una semana. Sin embargo, puede seguir los remedios naturales de la nariz taponada para despejar la mucosidad nasal más rápidamente, y hacer, que su bebé se sienta cómodo. Olvídese de los aerosoles nasales descongestionantes, ya que pueden causar efectos adversos inusuales para los bebés. En resumen, el remedio para la congestión nasal, es la base para el tratamiento de la congestión en los bebés. A continuación, se enumeran algunos remedios caseros, para la congestión nasal en los bebés lactantes, que realmente funcionan sin algunos efectos secundarios.

  • Lo primero que se puede hacer para aliviar la congestión nasal en los bebés, es instalar un humidificador de vapor frío, preferentemente en el dormitorio, donde los niños pasan la mayor parte de su tiempo. El vapor de agua fresca ayuda a aflojar la mucosidad nasal y promueve la rápida evacuación. No se olvide de limpiar el vaporizador regularmente para evitar la aparición de las bacterias.
  • Otra alternativa de conectar un humidificador de ambiente, es colocar un recipiente lleno de agua caliente en el dormitorio. Esto también aumenta el nivel de humedad de la habitación, en cierta medida, que a su vez ayuda a humedecer y aflojar el moco nasal de su bebé. Si el cuenco está vacío, limpie y cambie el agua todos los días.
  • Un remedio eficaz para congestión nasal del bebé, es usar las gotas saladas, que se encuentran disponibles en las farmacias. Estas solución de agua salada diluye la mucosidad nasal, lo que permite un fácil drenaje del moco. Sin embargo, usted tiene que asegurarse, de que la concentración del agua salada, sea apropiada para el bebé, así que lea el método de aplicación.
  • Otro consejo para saber cómo aliviar la congestión nasal en los lactantes, es la eliminación de la mucosidad nasal con un dispositivo adecuado. Usted puede comprar un aspirador infantil (o bulbo nasal) en una farmacia local. Saque el aire de la bombilla por estrujamiento, y coloque la punta en el interior de las fosas nasales del bebé.
  • Como se suelta el bulbo, se aspira el aire y al mismo tiempo, tira de la mucosidad de las fosas nasales. Exprima el moco del aspirador en un pañuelo. Repita los mismos pasos para el otro lado. Este método es eficaz para tratar la congestión nasal.
  • Otros remedios para los bebés que se pueden seguir, són la alimentación de agua caliente y la elevación de la cabeza del bebé ligeramente durante el sueño, que fomentan el rápido drenaje del moco nasal.

Por lo tanto, la congestión nasal en los niños, puede  ser tratada con simples consejos de cuidado para bebés. Lo único, es que usted debe observar durante las medidas correctivas, que ayudarán a su bebé a respirar con facilidad. En caso de dificultades en la alimentación, trate de alimentar en pequeñas cantidades a intervalos frecuentes. Por último, pero no menos importante, abrace a su bebé y mantenéngalo caliente en todo momento. En todo caso, los remedios de la congestión nasal para los bebés, no ayudan a aliviar la condición de malestar, consulte al pediatra lo antes posible.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *