Micción frecuente en las mujeres por la noche

La nocturia es una condición que causa micción frecuente entre los hombres y las mujeres. Las razones subyacentes son responsables de causar este problema en las mujeres. La única excepción es el embarazo, cuando querer orinar con frecuencia es un fenómeno común. Esta condición de salud ha privado de sueño a millones de personas, ya que a veces tienen que despertarse 6-8 veces a fin de hacer sus necesidades. Esto provoca la sensación de mucho sueño y cansancio durante el día, que a su vez afecta su trabajo, así como las relaciones con los colegas, amigos y familiares.

Causas de la micción frecuente en las mujeres

# 1 – Embarazo
El número uno de los factores que provocan una micción frecuente es el embarazo. Afortunadamente, también es una de las pocas condiciones que es temporal y se detiene tras el parto en algunas semanas. El feto cada vez mayor aplica demasiada presión en la pelvis y la vejiga. La segunda razón es que la cantidad de líquido en el cuerpo de una mujer se aumenta sustancialmente durante este período. Además, el volumen de sangre en el cuerpo se aumenta considerablemente, lo que hace que los riñones procesan más líquidos.

# 2 – Píldoras diuréticas
Los diuréticos o píldoras de agua se prescriben a fin de eliminar el exceso de agua del sistema. Por lo tanto, la necesidad de orinar es un efecto secundario natural de este medicamento. No obstante, si esta tendencia le mantiene despierto toda la noche, hable con su médico acerca de cambiar los horarios de consumo de este medicamento. En este caso, usted puede tomar las píldoras durante el día y así disfrutar de un sueño tranquilo durante la noche. Si no, trate de cambiar los diuréticos por unos medicamentos alternativos que son diferentes en su naturaleza.

# 3 – Estilo de vida
A menudo, son nuestros propios hábitos y estilo de vida que nos hacen perder la salud en el largo plazo. Por ejemplo, el consumo excesivo de alcohol a largo plazo repercute negativamente en nuestra salud, sobre todo cuando se convierte en una rutina diaria. Por lo tanto, es mejor reducir o detener por completo el consumo de alcohol. Si usted debe beber, haga un punto para reducir su consumo al mínimo.

# 4 – Diabetes
Un síntoma común de la diabetes es la necesidad de orinar con frecuencia o varias veces durante la noche. La diabetes mellitus provoca en la persona una sed excesiva, la que resulta en una condición conocida como polifagia o micción excesiva. La diabetes también causa fatiga. La única manera de controlar las ganas de orinar, es reducir el nivel de azúcar en la sangre. Consulte a su médico sobre el tipo de dieta que debe seguir, con el fin de ayudar a controlar los niveles de azúcar.

# 5 – Envejecimiento
A medida que envejecemos empezamos a ser más débiles y lo mismo se aplica a todos nuestros músculos. Los músculos de la vejiga no es una excepción. Las paredes de la vejiga tienen dificultades para conservar y mantener los fluidos durante largos períodos de tiempo, lo que se convierte en un gran problema de mantener la orina por mucho tiempo. Si el problema se empeora, entonces la búsqueda de tratamiento tal vez sea la única solución.

# 6 – Infección
Tales infecciones como la infección del tracto urinario y la infección por levaduras, son razones muy importantes para la micción frecuente. Estos patógenos causan un grave desequilibrio en los niveles de pH en el cuerpo de una mujer. Dado que el pH se vuelve ácido, afecta directamente la vejiga y, por lo tanto, lleva a la necesidad de orinar frecuentemente, especialmente por la noche. En caso de que usted está sufriendo de una infección o se ha recuperado recientemente de un parto, las posibilidades de que haya una debilidad de la vejiga son probables. Consígase una revisión por un ginecólogo que le ayudará a determinar la causa exacta. Si esta condición está relacionada con una infección debe ser tratada tan pronto como sea posible, a fin de determinar si el resto de los órganos a lo largo del tracto urinario han sido infectados o no.

# 7 – Incontinencia urinaria
A menudo conocido como el síndrome de vejiga dolorosa, este problema es muy común entre las mujeres. Ocurre cuando los músculos de la vejiga se debilitan. Una de las razones de esta condición es el hábito de retener la orina por largas horas, cuando realmente quieres ir al baño. Esta es una práctica muy poco saludable, ya que debilita la vejiga y aumenta la cantidad de la urea producida por los riñones. La urea en altos niveles puede dañar los riñones y causar varios riesgos para la salud de otros. También se observa en las mujeres que tienen un peso excesivo o son obesas. Los medicamentos a veces son responsables de causar la incontinencia también. Busque ayuda médica a fin de determinar la causa exacta.

# 8 – Enfermedades de transmisión sexual
Un caso severo o prolongado de una enfermedad de transmisión sexual de cualquier tipo puede provocar problemas de incontinencia en las mujeres. El tracto urinario se infecta y se debilita debido a la cepa bacteriana o viral, lo que hace que sea difícil para las paredes de la vejiga retener la orina. Un nuevo brote de infección, por lo general, va acompañado de secreción vaginal, erupciones cutáneas y sensación de ardor al orinar. La asistencia médica inmediata es una necesidad en este escenario.

# 9 – Menopausia
Los niveles de estrógeno caen significativamente durante la menopausia, lo que a su vez provoca desequilibrios hormonales en el cuerpo de una mujer. El estrógeno también juega un papel muy importante en el mantenimiento de la fuerza y la salud de la uretra y la vejiga. Por lo tanto, cuando los niveles de estrógenos caen en picado, los músculos de la vejiga se debilitan, causando incontinencia.

# 10 – Incontinencia urinaria de esfuerzo
Las mujeres que se someten a un estrés grave, el trauma y la ansiedad, son comparativamente más susceptibles a la incontinencia. El estrés puede obstaculizar nuestras capacidades neurológicas y puede debilitar la receptividad de las terminaciones nerviosas de la vejiga, lo que reduce su capacidad de retención. Las ganas de orinar frecuentemente es un signo de ansiedad entre los niños, adultos y personas mayores en particular. La única alternativa es calmarse, hacer ejercicio, meditar y sanar su mente.

Las condiciones mencionadas en este artículo pueden ser controladas en gran medida con ayuda de la medicación adecuada, cambios en el estilo de vida y por medio de una dieta saludable. Aparte de los métodos convencionales de tratamiento, se ha encontrado que el yoga ayuda a fortalecer los músculos de la vejiga de ambos sexos. ¡Los ejercicios de Kegel son excelentes para este propósito! Por lo tanto, el yoga como una parte de su régimen diario sin duda traerá resultados positivos en todo su bienestar.

5 comentarios en “Micción frecuente en las mujeres por la noche”

  1. Soy una mujer de 34 años es normal que me lebante mas de 5 veces a orinar por la noche me he dado cuenta que esto me a estado sucediendo de 2 años para aca

  2. Hola me pueden ayuda. Tengo un problema en la npche me da gans de orinar a cada. Pero no me duele ni nada. Yas m provoca orinadera cuando esta haciemdp frio q sera. Ayudenme xq no dejo ni dormir a mi esposo xq m levant a cada rato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *