Los mareos y las náuseas

Los mareos y las náuseas indican diversas enfermedades y condiciones médicas. El mareo es una sensación de inestabilidad y de vértigo. Las náuseas se caracterizan por un fuerte impulso de vomitar. El mareo también puede ser el resultado de la persistencia de las náuseas y los vómitos, que causan la debilidad y la deshidratación. Aún que no sean problemas muy serios, se deben considerar seriamente y tratarse si són permanentes o síntomas de un trastorno grave. Haciendo caso omiso de estos síntomas por mucho tiempo, se pueden producir riesgos para la salud y otros problemas. Los otros síntomas que surgen durante estos dos síntomas, también deben ser considerados para un diagnóstico preciso de la enfermedad.

Las causas

La enfermedad de la mañana / El embarazo
La mayoría de las mujeres experimentan los mareos y las náuseas durante el embarazo, especialmente durante los primeros meses de embarazo. Esta situación es conocida como la enfermedad de la mañana y se considera que es absolutamente normal. Puede ir acompañada de vómitos, dolores de la espalda y de la cabeza. No se requiere ningún tratamiento hasta que sea persistente y continua, incluso durante las últimas etapas del embarazo.

El vértigo
El vértigo es una condición médica caracterizada por las falsas sensaciones de la zona girando alrededor de la persona afectada, lo que provoca la desorientación y la incapacidad para moverse. Por lo general, ocurre cuando la persona está tratando de levantarse de una posición acostada. Esta condición puede causar que la persona sienta náuseas y vómitos, a veces se debe a la incomodidad absoluta que la persona pasa. El vértigo tiene también otros síntomas como dolores de la cabeza, la migraña y un dolor de cuello.

La depresión y la ansiedad
La depresión causa problemas emocionales, que pueden conducir a los riesgos físicos, como los mareos y las náuseas. Algunos trastornos de ansiedad, como las fobias y la hiperventilación, pueden conducir a que la persona se sienta mareada y con náuseas como resultado. Un trauma emocional también puede conducir a la pérdida repentina y considerable de peso, debido a las náuseas y los vómitos.

La medicación
El consumo de ciertos medicamentos puede tener algunos efectos secundarios en forma de los mareos y los vómitos. Las píldoras anticonceptivas, los antibióticos y ciertos medicamentos, si se consumen continuamente, pueden causar estos síntomas. También podría indicar una alergia a la medicación que se consume.

La dismenorrea
La dismenorrea o la menstruación dolorosa puede causar una considerable cantidad de mareos, náuseas, vómitos y calambres abdominales en algunas mujeres. Esto se puede tratar con la ayuda de los analgésicos tomados después de una comida tán pronto como se experimente el dolor. Por lo general, se experimenta desde el primero hasta el tercer día del período.

La ovulación
Los cambios hormonales y corporales, que tienen lugar durante la ovulación, pueden causar un mareo repentino, acompañado de las náuseas. Esto a menudo es experimentado por muchas mujeres, es absolutamente normal y no requiere ningún tratamiento específico.

La diarrea / La gastroenteritis
Los mareos y los síntomas de las náuseas, són uno de los síntomas más importantes de la diarrea y la gastroenteritis. Esto puede ir acompañado de los vómitos, así que puede conducir a la deshidratación.

La hipertensión
La mayoría de las personas que sufren la hipertensión o la presión arterial alta, experimentan dolores de la cabeza, mareos, náuseas y la sudoración excesiva. Esto se debe a la subida repentina de sus niveles de presión arterial y esto puede ser curado calmandose y relajandose durante un tiempo.

Por fumar
Al fumar demasiado, especialmente al fumar los cigarrillos, las mujeres pueden padecer los ataques repentinos de vértigo. Esto puede ser considerado, como uno de los muchos efectos secundarios de fumar, especialmente para aquellas personas, que comienzan a fumar.

Otras causas incluyen el síndrome del intestino irritable, la intoxicación por los alimentos y las alergias a los alimentos, los fuertes olores fétidos, el olor de la sangre, la diabetes y los problemas vestibulares.

Ahora que usted ya conoce las causas, puede tratar estos síntomas, después de diagnosticar la causa correspondiente. Existen una serie de opciones de tratamiento disponibles, por lo que se debe elegir, es adaptarse mejor a la causa.

You may also like...

3 Responses

  1. laura tejada chavez dice:

    Hola les comento ttengo una hija de 12 años y constantmente despierta con nauseas y vomitos de verdad no se que hacer ella es una niña sana no padece ninguna enfermedad ggracias

  2. antonio dice:

    hola buenas me siento con mareos nauseas dificulta para dormir cuando me lee vanto parece qu yebe otra persona como si no fuera como si fuera otra i no se como esplicarlo mu bien yebo desde de el vierenes sin fumar i los primeros dias fueron terribles parece que te vas a morir cuando intentaba dormir no podia asta que mi cuerpo se sentia tan cansado que me que dabado dormido sin darme de cuenta poco poco me an ido vajando los mareos las nauseas pero aun sigo mal que puede hacer para quitarme el estres i olvidarme esto si me pudieran ayudar seria de mucha ayuda porvaforrr se los agracere muncho

  3. Toya Narcias dice:

    Tengo 55 años y ahora he comensado a levantarme con mareos y nauseas me podria decir ke significa esos mareos y nauseas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *