Las manchas blancas en las amígdalas

Las manchas blancas en las amígdalas són conocidas como “piedras de la amígdala” o “tonsilolitos. Nuestras amígdalas tienen unas protuberancias pequeñas, que són conocidas como las criptas. A veces, la mucosidad, las bacterias y las partículas de los alimentos se atascan en estas endiduras, que a su vez se cubren de un tejido conocido como la mucosa. Estas líneas de tejidos se encuentran en nuestra boca y la cavidad nasal. Esta masa, formada por el moco, las bacterias, las partículas de los alimentos e incluso la mucosa, aparece en forma de manchas blancas. Cualquier persona que haya padecido estas manchas sabe, que tienen un olor bastante desagradable.

Las causas

Estas manchas pueden ser un grán problema, ya que no sólo causan molestias en la garganta, si no que también causan el mal aliento. Las amígdalas tienden a doler y se hinchan ligeramente y si esto no fuera suficiente, una persona puede conocer la sensación de algo extraño en la parte posterior de la garganta. La causa principal es la comida, la mucosa del revestimiento y las bacterias que se pegan en las criptas. Además de esto, puede indicar también una infección por los estreptococos, en cuyo caso, se debe acudir a un médico, que prescribirá algunos antibióticos. La mala higiene oral es también una de las causas. Algunos creen, que la falta de una dieta adecuada, la falta de ejercicio y el sobrepeso, también podrían ser una causa de este síntoma, pero esto es muy poco probable. Entre otras causas, fumar sin filtro, también se ha vinculado a las piedras de las amígdalas.

Estas piedras de las amígdalas o manchas blancas en las amígdalas, no són peligrosas o potencialmente mortales, pero obviamente, cuando alguien está tratando con una garganta con mal olor, esto puede causar una grán angustia.

Los síntomas

  • Picores en la garganta, acompañados de una sensación de algo extraño en la garganta.
  • Las amígdalas rojas, hinchadas y con dolor, que producen difícultades al tragar.
  • La tós persistente, el dolor de la garganta y la fiebre, en algunos casos.

El tratamiento

Las piedras de las amígdalas, a menudo, hán sido mal diagnosticadas como una enfermedad. Muchas veces, se prescriben antibióticos y en algunos casos, también se recomienda la amigdalectomía. Estos no són necesarios, ya que las piedras de las amígdalas se eliminan por sí solas. Muchas veces, la tós hace que eaparezcan algunas de estas manchas blancas en la garganta. Algunas personas aprietan o raspan las piedras usando sus dedos, esto es efectivo, pero no muy recomendable al ser antihigiénico y en segundo lugar, podría acabar infectando su garganta, todo gracias a las uñas sucias.

Muchas personas exprimen estas piedras con los palillos de orejas, lo mejor es humedecer éstos con agua, para evitar, que las hebras de algodón se peguen a la garganta. Esto sólo será efectivo en los casos de las piedras, las cuales se desprenderán de todos modos. En algunos casos, las piedras són bastante grandes y profundamente situadas, éstas sólo pueden ser eliminadas por un dentista. Hacer gárgaras con el agua salada también puede ayudar a eliminar estas manchas blancas en la garganta. En algunos casos, cuando estas piedras se producen con frecuencia, la amigdalectomía también puede ayudar a deshacerse del problema de momento, pero estas manchas vuelven a aparecer.

Ahora que usted ya sabe, lo que vienen siendo estas manchas blancas, no debe preocuparse. Muchas personas no comentan este problema, debido al estigma social asociado con el mal aliento, pero es un problema bastante común entre los niños y los adultos. Es mejor no raspar las piedras y dejarlas caer por sí mismas para evitar mayores complicaciones. Hasta entonces, seguir haciendo gárgaras con el agua salada y consumir muchos líquidos calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *