Los tipos de actitud

Los seres humanos están constantemente pensando, sintiendo o haciendo alguna cosa u otra. Estos trés componentes principales són a los que se dedican los seres humanos durante todo el tiempo y esto es lo que le dá forma a su actitud. Siendo seres humanos, tendemos a tener diferentes actitudes que pueden o no pueden cambiar con el tiempo. Una actitud  no es más que un punto de vista respecto a otras personas, situaciones, eventos, objetos, lugares, fenómenos, o seres. Es esencialmente como una evaluación, que puede ser positiva o negativa, dependiendo del nivel de agrado o desagrado de alguna materia en cuestión. Una actitud refleja la forma en que uno piensa, siente y se comporta en una situación determinada. Hay diferentes tipos de actitudes que están sujetas a cambios durante el transcurso de la vida. Para saber más sobre estos, sigue leyendo…

Lista de Actitudes

En el sentido más amplio de la palabra, tan sólo hay tres actitudes, una actitud positiva, una actitud negativa y una actitud neutral. Pero en el sentido general, una actitud es lo que se expresa. A continuación veamos una lista de actitudes que se expresan por la gente, y són más que rasgos de personalidades, de los que usted pudo haber oído hablar o conozca:

Aceptación Confianza
 Seriedad  Optimismo
 Pesimismo  Interés
 Independentismo  Celos
 Cortesía  Cooperativismo
 Consideración  Gratitud
 Alegría  Inferioridad
 Condescendencia  Felicidad
 Franqueza  Sinceridad
 Autoridad  Persistencia
 Honestidad  Sinceridad
 Simpatía  Responsabilidad
 Realismo  Fidelidad
 Flexibilidad  Decisión
 Confianza  Pensamiento
 Determinación  Amor
 Satisfacción  Hostilidad
 Generosidad  Modestia
 Seguridad  Tolerancia
 Tipo  Humildad
 Cautelosidad  Desconfianza
 Sarcasmo  Ayuda
 Trabajo  La inclusión

Estas fueron algunas de las actitudes que se pueden confundir con los rasgos de personalidad, ya que hay una línea muy delgada entre estos. Los rasgos de personalidad són más rígidos y permanentes, mientras que las actitudes pueden cambiar con distintas situaciones y experiencias de la vida. Los rasgos de personalidad són de lo que los seres humanos están dotados, mientras que las actitudes són aprendidas y adquiridas. En palabras más simples, las actitudes són juicios o conclusiones que sacamos sobre determinados fenómenos de la vida, incluyendo nuestro propio ser.

Ejemplos de actitudes

En esencia, lo que usted piensa, lo que hace, y lo que siente es lo que forma su actitud. Por ejemplo, si alguna chica, dice, “me gusta bailar”,  representa el pensamiento positivo hacia el baile. Esta actitud se forma, porque ella cree que le gusta bailar, o se siente feliz mientras baila. Consideremos otro ejemplo, cuando alguien dice, “No me gusta trabajar en este proyecto”, representa una actitud negativa de esa persona hacia el proyecto. O bién piensa que es así, o cree que este trabajo es aburrido. En los dos casos podría haber muchas razones para el desarrollo de esas actitudes. En el primer caso, la niña puede pensar que el baile es bueno para la salud, o no es “fresca” a bailar, o ella debe estar divirtiéndose mientras baila, en pocas palabras, las razones podrían ser muchas para que a ella le guste bailar o cree que a ella le gusta el baile. En forma similar, en el segundo caso, un hombre puede odiar trabajar en un proyecto debido a numerosas razones que le hacen sentirse así, o le hacen creer que así.

Las actitudes se forman en los últimos años por diversos medios. A veces, se basan en nuestras experiencias y conocimientos y, a veces, las adquirimos de otras personas. A veces basandose en lo que puede ser verdadero o lo que es verdadero en realidad. Los seres humanos manifiestan sus actitudes a través de su comportamiento y sus acciones. Por ejemplo, en el primer caso, la niña puede tomar clases de baile y en el segundo caso, el hombre puede abandonar el proyecto. Básicamente, existen trés componentes de la actitud que podemos ver, el emocional, el cognitivo y de comportamiento, que se refieren a los sentimientos, la información o el proceso del pensamiento, y el curso de acción, respectivamente. Todas estas cosas dán lugar a diferentes personas tener diferentes actitudes, que pueden o no pueden cambiar.

Es posible que algunos seres humanos cambien sus actitudes u olviden las actitudes que hubieran aprendendido. Hay que cambiar la forma en la que él o ella piensa, se comporta y se siente con el fin de cambiar la actitud. Sin embargo, es muy difícil cambiar nuestras emociones y sentimientos, ya que constituyen una parte importante de nuestra actitud y por lo tanto un cambio de actitud es una tarea difícil. Los sentimientos són un componente poderoso y difícil de controlar y por lo tanto, para cambiar su actitud debe comenzar con los otros dos componentes, el pensamiento y la conducta, ya que estos són más fáciles de controlar. Al cambiar estos componentes, es posible cambiar los diferentes tipos de actitudes realizadas por diferentes personas. Nos gustaría mencionar un citado famoso de Winston Churchill, que dice mucho acerca de la actitud positiva, sobre la que uno puede reflexionar: ~ “La actitud es una cosa pequeña que hace una grán diferencia”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *