Supositorios de progesterona

La progesterona es una de las hormonas reproductoras más importantes en el cuerpo de una mujer. En un ciclo natural, la progesterona es secretada por una estructura llamada cuerpo lúteo. Se trata de una estructura como quiste formada en los ovarios durante la liberación de un folículo maduro. La progesterona aumenta el suministro de la sangre a la mucosa uterina o endometrio. Como resultado, el endometrio se espesa y proporciona una mejor condición para que un óvulo fertilizado se implante. Así, la progesterona es muy importante con el fin de tener una concepción exitosa. En algunas mujeres, la progesterona no se produce en cantidades suficientes por el cuerpo lúteo, en la fase lútea. Esto puede obstaculizar gravemente sus posibilidades de concepción.

Uso
Los supositorios habitualmente tienen una pequeña dosis de progesterona junto con ácido graso como manteca de cacao. Al insertar el supositorio en la vagina, la progesterona se derrite y se absorbe en el revestimiento del útero. Los supositorios de progesterona son más beneficiosos que las píldoras orales, ya que no entran en contacto con el hígado, impidiendo así cualquier posibilidad de efectos secundarios metabólicos. Por otra parte, la progesterona se absorbe directamente en el revestimiento del útero, por lo que su interacción con otros órganos no sucede. Los supositorios de progesterona se absorben de manera constante en el revestimiento del útero, por lo que imitan el comportamiento de la progesterona natural de una manera muy precisa. En la anovulación de las mujeres, la progesterona ayuda a regular el ciclo menstrual.

Cómo utilizar supositorios de progesterona
Por supuesto el trabajo de los supositorios de progesterona comienza 2 -3 días después de la ovulación y continúa hasta que la mujer se quede embarazada o tenga su ciclo menstrual. Ante la falta de éxito de la implantación, la pared uterina engrosada se elimina como flujo menstrual. Se inserta en la vagina, como cualquier otro supositorio vaginal. En el caso de las infecciones vaginales, puede ser insertado en el recto. Hay que insertarlos de una forma similar a tampones. A menudo, ellos se venden con un instrumento de inserción como tampones, lo que ayuda a facilitar la inserción. Trate de insertar el supositorio a la mayor profundidad posible para mejorar las posibilidades de una mejor absorción. Además, la inserción más profunda asegura que no se escape cuando se derrita en el útero.

Dosis
Como se mencionó anteriormente, es necesario tomar supositorios de progesterona dos veces al día. Sin embargo, la dosis exacta puede variar en cada mujer. Su médico o endocrinólogo reproductivo puede recomendarle ciertas pruebas antes de determinar la dosis. Esto le permite ajustar la dosis por el estudio de los niveles de progesterona secretada de forma natural en su cuerpo. Además, la dosis para las mujeres con anovulación puede ser diferente de la de otras mujeres que están tomando los supositorios como una ayuda para la concepción.

Efectos secundarios
Los supositorios vaginales que son recetadps por su médico son muy seguros y a menudo conducen a la concepción exitosa y un embarazo saludable. De hecho, alrededor del 77% de las mujeres que están en supositorios de progesterona quedan embarazadas. Sin embargo, ciertos efectos secundarios se presentan en alrededor de 2 a 12 % de las mujeres que optan por este tratamiento. Algunos efectos secundarios comunes incluyen náuseas, dolores de cabeza, escalofríos, hinchazón, problemas de visión, mareos, sensibilidad en los senos, etc. El sangrado uterino, aunque raro, es sin duda uno de los efectos secundarios de los supositorios de progesterona. Otros efectos secundarios pequeños incluyen irritación vaginal y molestias durante la micción. Cuando estos supositorios se introducen por vía rectal, pueden estimular los movimientos intestinales. Tomarlos durante el embarazo está estrictamente prohibido, ya que pueden causar defectos de nacimiento graves en los bebés. Los efectos secundarios graves son el riesgo de ataques al corazón, coágulos de sangre y unas enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, los supositorios de progesterona pueden ser de gran ayuda en su tratamiento de fertilidad. Ellos elevan drásticamente sus probabilidades de quedar embarazada, cuando se combinan con otras terapias.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *