Los síntomas de la estenosis traqueal


Los pulmones son suministrados con un flujo constante de aire por un tubo llamado tráquea. Este tubo de la vía aérea conduce hasta los bronquios, los que es a su vez se conectan a los pulmones. Cuando esta tráquea se estrecha, se produce una condición llamada estenosis traqueal. Hay muchos pacientes que no presentan síntomas de estenosis traqueales. Vamos a entrar en detalles de esta enfermedad, así como aprender acerca de los signos y síntomas, que son exhibidos por una persona afectada.

¿Qué causa la estenosis traqueal?
La estenosis traqueal puede ser una condición congénita o una  condición adquirida. Esta es una condición muy rara que ocurre debido a la pérdida de tejido blando y el apoyo del cartílago. La estenosis congénita puede ocurrir debido a las anomalías congénitas de la laringe. La estenosis adquirida se produce debido a la intubación endotraqueal prolongada. La intubación causa lesiones de la glotis y la subglotis. Así, la presión y el rose del tubo contra el cartílago, conduce a la estenosis. En algunos casos, puede ocurrir debido a un cuerpo extraño atorado en la tráquea, infección, inflamación o irritación química. Incluso ocurre en pacientes con enfermedades inflamatorias crónicas como la sarcoidosis, granulomatosis de Wegener, policondritis, etc. Los tumores benignos o cancerosos que están presionando sobre la tráquea, también puede provocar los síntomas de estenosis traqueal.

Signos y Síntomas
Como se mencionó anteriormente, la estenosis puede no causar síntomas en algunos pacientes. Los síntomas se desarrollan muy lentamente y gradualmente. Muchas veces, estos signos y síntomas se suelen confundir con otros trastornos. Esto provoca retraso en el tratamiento correcto. Sin embargo, algunos de los síntomas incluyen:

  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para respirar
  • El estridor al respirar debido a la obstrucción de la laringe o garganta
  • Dificultad para respirar
  • Frecuente inflamación de los pulmones o infecciones respiratorias recurrentes
  • La cianosis (color azulado de la piel) alrededor de la membrana mucosa de la boca o la nariz
  • Fatiga
  • Sibilancias
  • El asma que es difícil de tratar

Como se puede ver, los síntomas son muy similares a otros trastornos respiratorios. Así, los pacientes muchas veces piensan que su problema es una enfermedad respiratoria y no buscan ayuda médica inmediata.

Diagnóstico
El diagnóstico de estenosis traqueal se lleva a cabo mediante la realización de pruebas de rayos X de la tráquea y pecho, tomografía computorisada del cuello y el pecho, laringoscopia y broncoscopia de la tráquea y los bronquios.

Tratamiento
El tratamiento de la estenosis incluye la cirugía. Estas opciones quirúrgicas incluyen las siguientes:

  • Resección traqueal y reconstrucción donde se quita una sección de la tráquea y los extremos unidos. Esta es una opción quirúrgica muy exitosa que tiene efectos a largo plazo.
  • Cirugía láser traqueal donde se utilizan láseres para eliminar los tejidos de la cicatriz que bloquea la tráquea. Este método es bueno para el alivio del paciente a corto plazo. Sin embargo, en algunos casos la condición empeora con cirugía láser.
  • Dilatación traqueal implica el uso de un globo o dilatadores traqueales para abrir la tráquea. Esta es una medida de alivio temporal que ayuda a los médicos a comprender la escala de afección por la estenosis en la tráquea. También es útil en los casos de la causa de la estenosis desconocida.
  • Endoprotesis vía aérea traqueobronquial implica el uso de un tubo de metal, silicona o de la combinación de ambos materiales. Este tubo se coloca en el sitio de la estenosis y ayuda a mantener las vías respiratorias abiertas. Este método es útil a corto plazo así como a largo plazo para el tratamiento de esta condición.

La estenosis traqueal puede ocurrir debido a la intubación endotraqueal, traqueotomía, radioterapia, lesión externa, enfermedades autoinmunes, infecciones bacterianas e incluso como un defecto congénito. La intubación se considera la causa principal en alrededor del 90% de los casos. Si la ha tenido que hacer y al pasar algún tiempo después, está escuchando un fuerte ruido al respirar (estridor) o sufre de los síntomas mencionados anteriormente, será mejor que un médico  examine su garganta. Sólo un médico será capaz de guiarlo en cuanto a su enfermedad.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *