Síntomas de la hepatomegalia

El hígado es un órgano glandular que se encuentra en el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal. Es uno de los principales órganos internos del cuerpo humano. Su peso es alrededor de 3 a 3.5 libras. El hígado no sólo ayuda en el metabolismo de las grasas, sino que también desempeña un papel importante en la síntesis de proteínas. La bilis, que es un jugo digestivo secretado por el hígado, ayuda en el proceso de la digestión. El hígado realiza varias funciones vitales. Estas incluyen la absorción de colesterol, vitaminas solubles en grasas y grasas en el intestino delgado. El hígado también facilita el proceso de desintoxicación. Si el hígado se daña, todos estos importantes procesos corporales, naturalmente, se ven afectados negativamente. Algunas veces el daño hepático puede ser manifestado en forma de un agrandamiento del hígado. El agrandamiento del hígado es médicamente conocido como hepatomegalia. El agrandamiento puede ser un síntoma de muchas enfermedades hepáticas, pero no es una enfermedad por sí  misma. Dado que los síntomas de esta enfermedad son leves o imperceptibles, a menudo no se diagnostica en las etapas iniciales.

Causas

El consumo excesivo de alcohol es a menudo el principal factor que contribuye a las enfermedades que pueden causar agrandamiento del hígado. La hepatitis alcohólica y la enfermedad de hígado graso son condiciones médicas que pueden hacer que el hígado se agrande. El hígado puede agrandarse si no es capaz de metabolizar el alcohol correctamente. Los niveles altos de triglicéridos, niveles elevados de colesterol, obesidad, desnutrición y enfermedades como la hepatitis C y la diabetes tipo 2 también podrían aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de hígado graso, donde la acumulación de depósitos de grasa en el hígado hace que el hígado se agrande.

La inflamación de las células del hígado debido a la hepatitis viral también puede ser una causa del hígado agrandado. A veces, tanto el hígado como el bazo se hacen más grandes. Esta condición es médicamente conocida como hepatoesplenomegalia. Podría ser causada por la cirrosis hepática, que es una condición que se caracteriza por el endurecimiento y la cicatrización de los tejidos del hígado. La hepatitis autoinmune, hepatitis C, obstrucción del conducto biliar, pericarditis, estenosis tricúspide, insuficiencia cardíaca congestiva, hemocromatosis, cáncer de páncreas, amiloidosis, diabetes mellitus, desarrollo de quistes o tumores malignos en el hígado también pueden ser factores contribuyentes.

Síntomas

Dado que el hígado no tiene terminaciones nerviosas, el cerebro no recibe ninguna señal en forma de impulsos. Es sólo cuando el hígado se vuelve anormalmente grande que el individuo afectado puede comenzar a experimentar síntomas de hepatomegalia. Cuando el hígado comienza a ejercer presión en el peritoneo o los órganos adyacentes, uno puede experimentar molestia abdominal y dolor. Las náuseas, vómitos, sensación de plenitud, fatiga, dolor y sensibilidad en el abdomen superior derecho, distensión del abdomen y dolor en el costado derecho son algunos de los síntomas comunes que pueden ser experimentados por el paciente. La persona afectada también puede sufrir de ictericia. El color de la orina y las heces pueden cambiar.

Diagnóstico

Como se mencionó anteriormente, los síntomas de esta condición pueden ser no muy visibles. Por lo tanto, los médicos pueden analizar el historial médico del paciente y llevar a cabo un examen físico. Los médicos pueden emplear los métodos de palpación y percusión durante el examen físico. La palpación, como su nombre indica, se refiere a un método en el que el médico trata de sentir la forma, tamaño, ubicación y textura de un órgano. La percusión se refiere a un golpeo con los dedos sobre la parte afectada del cuerpo. El borde inferior del hígado llega hasta el lado derecho del margen costal o el borde inferior de las costillas. En circunstancias normales, no se puede sentir el hígado por debajo del borde inferior de las costillas. Si el médico puede sentir el borde inferior con sus dedos/otras pruebas, esto le ayuda a formular el diagnóstico. La auscultación, que se refiere a la escucha de los sonidos con la ayuda del estetoscopio, también puede proporcionar alguna información para el diagnóstico.

Tratamiento

Si el agrandamiento del hígado es causado por una amplia gama de condiciones médicas, el tratamiento variará dependiendo de la causa subyacente. El grado de daño hepático o su agrandamiento se evalúa con la ayuda de un examen de rayos X y procedimientos de imagen como tomografía computarizada o ecografía. Los análisis de sangre y una biopsia de hígado pueden llevarse a cabo también. Por lo que el alcoholismo y los malos hábitos alimenticios son las causas comunes del agrandamiento hepático, uno debe abstenerse del consumo de alcohol y alimentos grasosos. Los que sufren de la diabetes mellitus, hepatitis y cualquier otro problema de la salud que podría ser responsable del agrandamiento del hígado deben tomar medicamentos recetados por el médico. Dado que la obesidad también puede aumentar el riesgo de desarrollar esta condición, es importante mantener un control sobre el propio peso. La quimioterapia y la radiación pueden ser necesarias si el agrandamiento del hígado es causado por el cáncer de hígado. Por lo tanto, las opciones de tratamiento pueden ser determinadas una vez que se compruebe la causa subyacente.

Nuestro hígado realiza varias funciones vitales que son necesarias para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Así pues, tome todas las precauciones posibles para mantenerlo en buenas condiciones. Aquellos de ustedes que han estado experimentando cualquiera de los síntomas antes mencionados deben consultar a un médico lo más pronto posible. Siga una dieta saludable y tome las decisiones correctas de estilo de vida para prevenir el daño al hígado.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *