Síntomas de la vesícula biliar enferma

Una vesícula biliar enferma significa que no está funcionando normalmente. Es incapaz de hacer su tarea designada de manera eficiente. Como todos sabemos, la vesícula biliar es un saco por su estructura que se encuentra debajo del hígado. La tarea principal de la vesícula biliar es recoger la bilis producida por el hígado y luego pasarla a los intestinos. La bilis es un líquido, un jugo digestivo que promueve una mejor digestión. La bilis se mezcla con el alimento ingerido para facilitar la descomposición del contenido de grasa en el alimento, con lo que digiere las grasas. Sin embargo, este trabajo no se ejecuta correctamente si la vesícula biliar es “mala”, lo que significa que uno está sufriendo de alguna enfermedad.

El problema de salud más común relacionado con la vesícula biliar es el desarrollo de cálculos biliares. Cuando la bilis tiene un alto porcentaje de colesterol, la vesícula biliar tiene dificultades para enviar toda la bilis al intestino. Por lo tanto, una cierta cantidad de la bilis todavía permanece dentro de la vesícula biliar. Eventualmente, el colesterol en la bilis forma cristales, que son conocidos como cálculos biliares. Si estos cálculos biliares son relativamente grandes, entonces esto puede llevar a la inflamación de la vesícula biliar (colecistitis).

Síntomas

La mera presencia de cálculos biliares no da lugar a ningún síntoma, a menos que se muevan fuera de la vesícula biliar y se atasquen en los conductos biliares, los tubos que conectan el hígado con la vesícula biliar y los intestinos. Estos conductos biliares transportan la bilis a los intestinos para ayudar en el proceso de digestión. Los cálculos biliares que entran en los conductos biliares pueden disminuir considerablemente el flujo de la bilis e incluso detener la bilis que se mueve hacia los intestinos. Los conductos bloqueados pueden causar inflamación de la vesícula biliar. Por lo tanto, la vesícula biliar inflamada puede producir los siguientes síntomas:

Malestar abdominal: Si se trata de una infección de la vesícula biliar o la formación de cálculos biliares, un síntoma común asociado con este problema médico es el dolor abdominal. Generalmente, el área que experimenta episodios frecuentes de dolor, de leve a moderado, es el lado derecho del abdomen. Muchas veces, el dolor viaja por todo el cuerpo hasta la parte trasera. Este es uno de los síntomas de la vesícula biliar mala que se empeora después de una comida pesada. El dolor debido a la vesícula biliar inflamada puede aparecer y desaparecer o permanecer constante durante unas horas.

En algunos casos, el dolor persistente se mantiene alrededor del ombligo e incluso puede moverse hacia la escápula derecha. El dolor que se origina debido a la vesícula biliar enferma a veces se encuentra entre los omóplatos. En la mayoría de los casos, el dolor aparece generalmente después de una comida que contiene demasiada grasa. El malestar puede continuar afectando al paciente durante muchas horas o durar sólo 10-15 minutos. Muy pocos pacientes han informado sobre el malestar abdominal acompañado de sudoración. Las personas con problemas de la vesícula biliar a menudo experimentan el dolor agravante al tomar respiraciones profundas.

Indigestión: Una vesícula biliar mala significa que la bilis que ayuda en la digestión no se transporta desde el hígado hasta el intestino delgado. Como resultado, el paciente pronto puede enfrentar problemas de digestión que se manifiestan en forma de flatulencia, distensión abdominal, eructos y malestar estomacal. La indigestión por la vesícula biliar mala es más grave si las comidas contienen una alta cantidad de grasa. La capacidad del paciente de digerir las grasas se disminuye drásticamente debido a la falta o ausencia de la bilis en el estómago y el intestino.

Color de las heces anormal: No hay que esperar heces de color normal si la vesícula biliar no está funcionando correctamente. La disfunción vesicular restringe significativamente el flujo de la bilis al intestino. Como la bilis juega un papel muy importante en la descomposición de las grasas, su presencia en cantidades exiguas en el intestino impide la digestión de las grasas. Estas grasas no digeridas forman una parte importante de las heces, a su vez, cambiando el color de las heces. En general, las heces decoloradas son de color blanco o de color claro, lo cual es un indicio de la falta de la bilis en el proceso de digestión. Por lo tanto, se puede decir que las heces de color tiza señalan que algo ha ido mal en la vesícula biliar.

Diarrea: Las visitas frecuentes al baño es algo que se asocia comúnmente con las personas con una vesícula biliar inflamada. La escasez de la bilis significa que el intestino no tiene otro remedio que dejar las grasas no digeridas. A medida que el proceso de descomposición de las grasas no se produce, se mueven rápidamente por el tracto intestinal. Esto puede resultar en un movimiento intestinal frecuente.

Estreñimiento: Muchas veces la vesícula biliar enferma causa el estreñimiento, en lugar de la diarrea. El problema asociado con la indigestión debido a la vesícula biliar defectuosa a menudo conduce a la dificultad en el movimiento por las heces endurecidas. En los 50-70% de los casos de la disfunción de la vesícula biliar, la indigestión y el estreñimiento son problemas comunes.

Sensación nauseabunda: Los problemas de la vesícula biliar hacen que para el cuerpo sea difícil digerir las grasas. Así, una mala digestión puede provocar sensación nauseabunda, lo que puede dar lugar a vómitos. El consumo de alimentos ricos en grasas, cuando la vesícula biliar no está funcionando correctamente, puede traer una sensación de vómito que puede durar bastante tiempo.

Ictericia: Los conductos bloqueados debido a la formación de cálculos biliares puede impedir a la bilis entrar en el intestino. En los casos graves, la bilis se acumula en estos conductos y luego comienza a moverse en la dirección opuesta, es decir, hacia el hígado. Esto puede causar ictericia, una condición en la que la piel se pone amarilla. Incluso la parte blanca de los ojos se hace amarillenta.

Por otro lado, si la culpable es una pequeña inflamación en la vesícula biliar, los síntomas desaparecen con el tiempo sin ningún tratamiento prescrito. Pero en el caso de la vesícula severamente inflamada, el dolor puede ser insoportable y es poco probable que desaparezca en un corto período de tiempo, además, el dolor suele ir acompañado de escalofríos y fiebre.

Diagnóstico

Se observa que la mayoría de los pacientes no es consciente del mal funcionamiento de la vesícula biliar. La condición se diagnostica a menudo como un dolor en el pecho. Los episodios frecuentes y duraderos del dolor en la parte derecha del abdomen no pueden ser ignorados e indican la presencia de cálculos biliares. A los pacientes se les aconseja utilizar técnicas de imagen como ecografía abdominal y tomografía de la vesícula biliar que ayudarán a detectar cálculos biliares y problemas de la vesícula biliar.

El tratamiento para curar una vesícula biliar mala implica en realidad la eliminación de la vesícula biliar. Una vez que los cálculos biliares se eliminen del conducto biliar, la vesícula biliar se saca. Este método elimina por completo las posibilidades de ataque de cálculos biliares en el futuro. Aquellos que quieren evitar la cirugía pueden optar por los medicamentos que están específicamente diseñados para reducir el tamaño de los cálculos biliares, que con el tiempo se eliminan del cuerpo. Una dieta baja en grasas y alta en proteínas también es útil para reducir el malestar asociado con la vesícula biliar enferma.

2 Respuestas

  1. fabian sima dice:

    buenas, creo yo que padezco de tal enfermedad ,porque los sintomas arriba mencionados me pasan. quisiera yo saber que hacer,sobre todo cuales son las medidas para eviar la cirugia

    • Joaquin dice:

      No abuses de las grasas ni de grandes comilonas.
      Solo se aconseja ir a quirófano si los episodios son muy dolorosos y continuados.
      Hazte una ecografia para saber si tan solo es barro lo que tienes o existen cálculos y si estos son grandes o no. Es una prueba de imagen, sencilla, rápida y nada invadida.
      Espero te sirvan mis consejos
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *