Quistes ováricos dolorosos

El quiste ovárico es una ocurrencia común en las mujeres, especialmente durante la edad fértil. Se cree que casi todas las mujeres tendrán un quiste de ovario, una vez en su vida. Estos quistes son pequeños sacos con un contenido líquido y se encuentran en el interior o en la superficie de los ovarios. Por lo general, los quistes de ovario se consideran inofensivos. Sin embargo, algunos de los quistes pueden volverse cancerosos si se dejan sin tratar y pueden ser dolorosos. Por lo tanto, los quistes ováricos dolorosos no deben ser ignorados.

Principales causas de quistes ováricos dolorosos

El dolor de los quistes de ovario se puede sentir en la región inferior del estómago. Si la causa del dolor puede ser identificada, el tratamiento se vuelve más fácil. El dolor puede ser muy grave para ser ignorado, debido principalmente a las dos razones siguientes:

Aumento de tamaño del quiste
Cuando el tamaño del quiste aumenta hasta un tamaño anormalmente grande, por ejemplo 10 cm y más, entonces puede dar lugar a un dolor en el abdomen inferior. El dolor puede limitarse a un solo lado o se extiende a ambos lados del abdomen. En tales casos, puede suceder que el quiste se convierta en un tumor. Los síntomas de esta condición incluyen un dolor agudo y la presión sobre la vejiga urinaria, como resultado de lo cual la micción se hace difícil.

Torsión del quiste ovárico
Debido a la torsión de los quistes de ovario, a veces la trompa de Falopio puede quedar torcida y así dar un dolor severo en la pelvis. En algunas personas, el dolor puede durar de pocos minutos y en otros, un dolor sordo continuará por varios días. Este tipo de dolor es a menudo identificado incorrectamente como el dolor experimentado durante el ciclo menstrual. Esto se observa con bastante frecuencia entre las adolescentes con anomalías en las trompas de Falopio. Un quiste ovárico doloroso durante el embarazo puede ocurrir debido a la torsión del quiste y por lo general este se extirpa quirúrgicamente, sin causar ningún daño al bebé no nato.

Tipos de quistes ováricos dolorosos

Hay varias formas de quiste ovárico. La mayoría de las veces, los quistes ováricos no causan dolor. En ciertos casos, cuando algún tipo de complicación surge, uno puede experimentar dolor de quiste ovárico.

Quistes hemorrágicos
Este tipo de quistes ováricos es muy doloroso. También se le conoce como quiste sangrante, o hematoceles. Los síntomas comunes de quistes hemorrágicos son un dolor en el lado derecho de la parte inferior del abdomen y un sangrado abundante. Este tipo de quiste se forma cuando hay una rotura en cualquiera de los vasos sanguíneos en el sistema. La sangre liberada se mete en el ovario y forma un coágulo. Debido a la rotura en un quiste, una gran cantidad de sangre puede fluir a la cavidad abdominal.

Quiste endometrioide
La causa principal de los quistes endometrioides es la endometriosis. Este tipo de quiste se forma cuando una pequeña parte del tejido endometrial se rompe después del sangrado, se deposita en otra área y crece en tamaño. Como la sangre se acumula en el tejido, se convierte de color marrón oscuro y por lo tanto también se conoce como quiste de chocolate. Esta condición da lugar a un dolor severo y persistente. El dolor se vuelve insoportable cuando un quiste se rompe. El contenido líquido del quiste puede transmitirse al útero, los intestinos o la pelvis.

Ovario poliquístico
Cuando un número de quistes foliculares se desarrollan dentro del ovario, se llaman ovarios poliquísticos. Los profesionales de salud aún no están seguros sobre la causa exacta de la formación de este tipo de ovario. Se ha supuesto que las deficiencias genéticas o la falta de ciertas hormonas son responsables de la formación de este quiste. Estos quistes no tienen un crecimiento regular, pero cuando aumentan de tamaño, pueden llegar a ser bastante dolorosos. Los síntomas de este quiste tienen similitud con la endometriosis o las enfermedades de inflamación pélvica.

Para el alivio temporal, se puede aplicar agua caliente en el quiste durante algún tiempo. Los suplementos vitamínicos pueden ayudar en la reducción del dolor. Sin embargo, es aconsejable tratar el problema de los quistes de ovario completamente, de modo que no se repita en el futuro.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *