Los gusanos intestinales en el ser humano

Nuestro cuerpo es el hogar de numerosos gusanos. Estos gusanos se alojan en el intestino, de ahí es  el nombre. La obtención de la nutrición es una tarea fácil para ellos, ya que residen en el intestino. Debido a que viven en el interior del cuerpo humano, que es el anfitrión, también se les llama endoparásitos. Esta infección intestinal se observa con más frecuencia en niños que en adultos. Aunque los gusanos en los seres humanos se encuentran normalmente en los intestinos, también pueden hacer que el estómago y el recto sean sus hogares. La mayoría de los gusanos pasan toda su vida en los intestinos humanos, pero hay algunos gusanos, que ponen sus huevos alrededor del área del recto. Aunque cada humano tiene parásitos intestinales, cuando su número va más allá de un cierto límite, la salud digestiva de la persona  sufre. La queja más común causada por gusanos intestinales es dolores de estómago. Hay dos tipos de gusanos intestinales en humanos: planos y redondos. Los gusanos planos son comúnmente conocidos como las tenias. Los tipos más comunes de gusanos redondos son los oxiuros o lombrices.

Causas de los gusanos intestinales en el ser humano

Los seres humanos pueden ser infectados con gusanos intestinales a través de un sin número de maneras. Una de las causas comunes de la infección parasitaria intestinal es a través de carne mal cocida. Se observan con mayor frecuencia en la carne de cerdo y carne de res. En algunos casos, los peces de agua de mar también pueden ser portadores de infecciones por parásitos. El agua contaminada es la otra causa común de parásitos intestinales. Al entrar en contacto con las heces también pueden dar lugar a la enfermedad. También se transmiten por medio del contacto sexual.

Las personas que entran en contacto con el suelo también son más propensas a este tipo de infección. Los hábitos antihigiénicos también son conocidos por causar en los humanos gusanos intestinales. Hay ciertos gusanos, que hacen su camino en el cuerpo humano a través de las plantas de los pies. Por lo tanto, las personas con los talones agrietados comúnmente sufren de parásitos intestinales. Los huevos, larvas o incluso los gusanos adultos pueden penetran al cuerpo humano a través de la piel, la nariz, la boca o el ano y siguen hacia el tracto intestinal.

Los síntomas de los gusanos intestinales en el ser humano

El primer síntoma de oxiuros es la anemia. Se quedan en el intestino y succionan los nutrientes. Si la persona está infectada con un gran número de gusanos, estos pueden causar pérdida de sangre significante, lo que dará lugar a la deficiencia de hierro. Los parásitos intestinales causan fatiga en los seres humanos. El sistema inmunológico puede verse afectado debido a los gusanos. Los gusanos pueden obstruir el colon o el conducto biliar causando estreñimiento, hinchazón de estómago por gases, inflamación del hígado, etc. La presencia de parásitos se sabe que irrita el sistema nervioso. Esto provoca nerviosismo, ansiedad e inquietud. Las lombrices intestinales en los niños pueden dar lugar a enuresis, rechinamiento de los dientes durante el sueño, hiperactividad, etc. Los otros síntomas de parásitos intestinales incluyen la sensibilidad a la luz, dolor de cabeza, ojeras, ampollas en el interior de la boca, etc.

Tratamiento para curar los gusanos intestinales en el ser humano

El mejor tratamiento para curar las lombrices intestinales,  infección ascáride, etc., en los seres humanos es prevenir la infección por completo. Es importante prestar atención a la higiene. Beber agua filtrada o hervida es recomendable. Junto con esto, es importante  el lavado de ropa de cama, toallas y ropa regularmente. Se presenta con frecuencia, que las personas no  lavan sus toallas todos los días, sin embargo, no es una práctica saludable.

Para el tratamiento adecuado de lombrices, gusanos nematodos, tenias, hay medicamentos disponibles por receta. Es importante consultar a un profesional de la salud antes de tomar cualquiera de estos medicamentos. Al mismo tiempo, hay una serie de remedios caseros, que pueden ser utilizados para el tratamiento de las tenias, lombrices, gusanos nematodos en adultos y niños. Para el tratamiento de las tenias se puede utilizar las semillas de calabaza, ajo, pimiento, tomillo. Hojas de nogal, el ajo, la zanahoria, papaya, sal de roca, clavos, helecho macho, etc., también se puede utilizar en el tratamiento de oxiuros, lombrices intestinales. El alcanfor es también un buen remedio para el tratamiento de las tenias de los humanos y otros gusanos intestinales.

Es importante identificar el tipo de infección parasitaria intestinal lo antes posible. Algunos de los gusanos intestinales humanos también pueden entrar en el torrente sanguíneo  y dar lugar a una serie de complicaciones de salud. Es muy importante tomar todas  las precauciones necesarias de higiene para evitar las infecciones parasitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *