Las sales de Epsom para el estreñimiento

El nombre químico de la sal Epsom es sulfato de magnesio. Esta sustancia mineral de origen natural se encuentra en el agua de mar y se separa por destilación de la misma para varios usos prácticos, así como medicinales. La gente comenzó a usarla como un laxante hace muchos siglos. Sin embargo, su uso no se limita sólo al tratamiento del estreñimiento, hay muchos más.  Se usa como sales de baño para lograr en efecto relajante sobre los músculos adoloridos y también para aliviar la tensión del sistema nervioso. Se puede exfoliar la piel, tratar problemas de piel como espinillas o furúnculos, sanar heridas, etc.

El estreñimiento es un problema gastrointestinal caracterizado por deposiciones poco frecuentes. Cuando una persona está estreñida, la frecuencia de las deposiciones es tan baja como tres veces o menos en una semana. Por lo general, se produce cuando el producto de desecho del cuerpo se mueve muy lentamente en el interior del tracto digestivo. Como resultado, las heces se vuelven duras y secas y pasarlas para evacuar se vuelve doloroso. Las dos principales causas de estreñimiento son la falta de líquido en el cuerpo y la ausencia de alimentos ricos en fibra en la dieta. Cuando la sal de Epsom se ingiere para el alivio del estreñimiento,  tiene una tendencia a extraer agua de la sangre en el tracto digestivo. El agua acumulada en el interior del colon ayuda a ablandar las heces. El magnesio presente en esta sal luego promueve la contracción de los músculos del intestino. Así, las heces se eliminan con facilidad.

Usted puede comprar una caja de sales de Epsom en las tiendas locales de comestibles y guardarla junto con otros elementos de primeros auxilios. Antes de usarlas, usted debe leer la etiqueta de la caja donde se dan instrucciones acerca de su dosis. En general, para los adultos, la dosis es de 2 cucharaditas disueltas en una taza de agua o jugo de fruta. Para los niños pequeños, es sólo media cucharadita en una taza de agua fría o jugo. Déjeme decirle, que no se debe utilizar para el tratamiento de la constipación en los niños que están por debajo de la edad de 6 años. Antes de beber, la solución se agita adecuadamente para que los granos de sal se disuelvan. La mayoría de las veces el movimiento intestinal se activa dentro de media hora, pero a veces, puede llegar a tardar hasta 6 horas. Si usted no recibe ninguna señal de movimiento intestinal dentro de 4 horas, entonces puede tomar una dosis más.

Las sales de Epsom también pueden ser utilizadas con seguridad para los enemas. En este método, se debe utilizar agua tibia en lugar de agua fría. Se prepara una solución disolviendo 2-4 cucharadas de sales de Epsom en un vaso de agua. Llene con esta solución una perita de goma. Las directrices para el uso de la perita de enema están escritas en su superficie. Lea cuidadosamente y inyéctese la solución en el recto.

Muchas personas hacen baños con agua tibia y sal Epsom, es altamente beneficioso para la limpieza de colon. Para esto, hay que agregar 2 tazas de la sal en una tina de agua caliente. A continuación, añadir media taza de bicarbonato de sodio y polvo de jengibre en el agua del baño. Sumerja su cuerpo en el agua durante media hora. El magnesio se absorbe en el cuerpo por vía tópica y facilita la eliminación más rápida de las toxinas de los intestinos. Inicialmente, usted debe tomar este baño una vez a la semana. Más tarde, usted puede aumentar su frecuencia hasta 3 veces a la semana.

Efectos secundarios

No hay efectos secundarios principales de las sales de Epsom. Sin embargo, si usted bebe más de 2 dosis de la solución en un corto plazo de 24 horas, entonces puede causar dolor abdominal, diarrea, distensión abdominal, náuseas, etc. La sal de Epsom sólo puede proporcionar una solución temporal al problema del estreñimiento. Si se toma durante un tiempo largo, entonces el cuerpo tiende a obtener dependencia del  laxante. También puede causar daños en el revestimiento intestinal en el futuro. No es conveniente para cada persona que sufre de estreñimiento. Los pacientes con estreñimiento crónico, problemas digestivos, problemas renales deben evitar estas sales.  La sal puede interactuar negativamente con ciertos medicamentos. Por lo tanto, si usted está bajo el tratamiento medicamentoso, pregúntele a su médico si debe utilizarla o no. No puede usarse en las embarazadas, aunque no hay evidencia que puede causar algún tipo de daño a los bebés por nacer. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben consultar a su médico antes de tomar Epsom.

Durante el uso de Epsom para el alivio del estreñimiento, es posible que tenga sed con mucha frecuencia. Esto es porque una gran cantidad de agua se introduce en el colon. Por lo tanto, usted debe beber mucha agua para reponer los líquidos corporales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *