Las causas de la sed excesiva durante el embarazo.


Las causas de la sed excesiva durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas tienen muchas preguntas y preocupaciones acerca de los cambios que experimenta su cuerpo, sobre todo si es su primera vez. Desde la lucha con los antojos, las náuseas y las comidas, hasta los cambios graduales físicos, que su cuerpo está experimentando, los cuales a veces, pueden parecer muy confusos. Aunque la mayoría de los síntomas como las náuseas, la fatiga, los antojos, las repulsiones a algún tipo de alimento en particular y la alteración del sentido del gusto, són muy comunes y se desvanecen durante un período de tiempo. Algunas señales no deben ser ignoradas, especialmente, si persisten durante un largo tiempo. La sed intensa también es un síntoma.

Las razones para la sed excesiva durante el embarazo.

El 1º trimestre.
El embarazo es un período de tiempo, en el que las necesidades de los fluidos del cuerpo se disparan. Una persona normal debe beber unos 8 vasos de agua al día, pero una a mujer embarazada se recomienda beber al menos 10 vasos para satisfacer las necesidades del cuerpo. También se produce un fuerte aumento en el volumen de la sangre de una mujer embarazada, casi un 40%. La sangre extra proporciona los nutrientes y el oxígeno al embrión en desarrollo. Toda esta sangre adicional que su cuerpo está produciendo, utiliza una grán cantidad de agua. Si usted está en su primer trimestre y se dá cuenta, de que está sintiendo sed con demasiada frecuencia, beba mucha agua. Esta es una señal, de que su cuerpo necesita todo este líquido extra, para compensar el aumento del volumen de la sangre. El agua también es muy importante para el desarrollo de nuevas células y es el constituyente principal del líquido amniótico, especialmente en el primer trimestre.

El asesoramiento.
Además de beber la suficiente cantidad de agua, incluya también una cantidad importante de frutas y de verduras en su dieta.
Beba leche y zumos de fruta fresca. No sólo són una fuente importante de todas las vitaminas y de minerales esenciales, el contenido de sus jugos le ayudará a su cuerpo a satisfacer la demanda de los líquidos.
Reduzca el consumo de los alimentos salados y de los refrescos. La sal contiene sodio, que puede causar retención de agua, y puede conducir a la deshidratación. La deshidratación puede causar el estreñimiento, la fatiga, y en los casos graves, puede provocar un parto prematuro o el aborto involuntario.
Si trás seguir estos consejos, usted notase una sed continua, pongase en contacto con su ginecólogo o un especialista en la obstetricia.

El 2º y  el 3º trimestre.
Casi todas las mujeres experimentan una micción frecuente durante el embarazo, especialmente en el 2º y el 3º trimestre. Esto ocurre debido a que el útero ampliado ejerce una grán presión sobre la vejiga. Aunque la fatiga es bastante común, ya que el bebé está creciendo y esto puede ser agobiante. Pero sentir un aumento inexplicable de sed, junto con la sensación de cansancio todo el tiempo y las ganas de ir al baño con frecuencia, especialmente durante el 2º y el 3º trimestre, puede ser una causa de preocupación. Esto puede indicar la aparición de la diabetes gestacional. Si usted experimenta los tres síntomas juntos, acuda a su médico de inmediato.

Su médico le pedirá hacerse una prueba de azúcar en la sangre, conocida como la prueba de la tolerancia a la glucosa, y si las lecturas están por encima de 140 mg/dl, entonces usted tendrá el riesgo de tener la diabetes gestacional, que es un tipo de diabetes, que se desarrolla en la segunda mitad del embarazo y desaparece después del parto. Usted puede estar en mayor riesgo, especialmente si usted haya tenido la diabetes gestacional anteriormente. Para satisfacer las necesidades de su cuerpo, este necesita  producir más insulina, y si eso no ocurre, se desarrolla la diabetes gestacional. Generalmente se trata con inyecciones de insulina y mediante el control del consumo de los alimentos azucarados. Si no se trata, esto puede conducir al aumento del tamaño del bebé, lo que aumentará las posibilidades de una cesárea.

Otra causa de la sed excesiva, es la presión arterial baja. Aunque la visión borrosa, los mareos y los desmayos són los síntomas más pronunciados, a veces, estos pueden ir acompañados de una garganta reseca. Si el cuerpo se encuentra deshidratado, también se vé obligado a obstaculizar la circulación de la sangre. Esto no es un síntoma potencialmente mortal y puede ser fácilmente controlado por un plán de ejercicios regulares y el consumo de los alimentos y de los líquidos. No se levante de un salto, y si se siente mareada, siéntase o acuéstase sobre un lado, en lugar de hacerlo sobre la espalda.

No dude en consultar con su médico, si experimenta cualquier síntoma inusual, o cuando simplemente no se sienta bien, incluso si no hay ninguna señal externa de que algo vaya mal. Siempre confíe en sus instintos. Coma bien, haga ejercicios, y piense en cosas positivas, lo que le ayudará a tener un embarazo sano y un bebé sano también.

Artículos relacionados:

Resistencia a la insulina en niños

Resistencia a la insulina. Plan de dieta

Los alimentos que se deben evitar con la prediabetes

¿Cómo revertir la prediabetes?

Síntomas de la prediabetes en niños

Sed excesiva y abundante orina

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *