Las causas de una lengua agrietada

Se sabe, que la lengua es el músculo más fuerte del cuerpo humano, y no hace falta mencionar que es uno de los músculos más sobrecargados de trabajo. Sin embargo a veces, la lengua puede estar profundamente agrietada en apariencia. Estas grietas o pliegues aparecen a lo largo de los bordes de la superficie dorsal de la lengua, en cuyo caso también se le conoce como la lengua fisurada o la lengua escrotal.

¿Qué es lo que puede causar una Lengua agrietada?

Tenga en cuenta, que una lengua agrietada no tiene ninguna causa específica. Muchas teorías han sido propuestas por los expertos que intentan explicar su aparición. Sin embargo, hasta la fecha, ninguna teoría por sí sola ha sido satisfactoriamente aceptada como la causa de esta condición.

☞ Una lesión en la lengua: Esta condición puede ocurrir debido a un trauma de la lengua. La lengua puede desarrollar grietas debido al rozamiento continuo por el cepillado de la lengua, especialmente los bordes laterales de la superficie dorsal de la lengua, mientras se come y se habla en contra de un diente roto o un diente fracturado. Esta fricción puede causar un choque continuo de la lengua, lo que puede conducir a las fisuras y grietas en la lengua.

☞ Una causa hereditaria: A pesar de esta afirmación, aún no se cuenta con los estudios concluyentes. Algunas personas dicen, que esta afección puede ser hereditaria en la naturaleza. En estos casos, la mayoría de la gente tendrá una lengua fisurada desde el nacimiento.

☞ Las anomalías de la lengua: Existen ciertas condiciones que pueden conducir al desarrollo de las fisuras en la lengua. Estas incluyen la lengua geográfica y la lengua peluda. La lengua geográfica es una condición en la que se produce una pérdida de las papilas filiformes de la lengua, lo que a menudo crea una calvasidad en la lengua. Las fronteras de estos parches pueden dar la apariencia de una lengua fisurada. La lengua vellosa es una condición, donde se produce un sobrecrecimiento y la queratinización de las papilas filiformes, lo que provoca la apariencia de pelo en la lengua, que puede llegar a conseguir un manchado y lo que lleva a la decoloración de la lengua. Esto también puede formar un patrón que se puede confundir con una lengua fisurada.

☞ Otras causas: Otras causas de las grietas en la lengua incluyen el estrés, el rechinar de los dientes, la ingesta excesiva de la comida picante, etc. Si se produce un hinchado o bultos en la lengua, la demarcación de la inflamación se podría asemejar a una lengua fisurada. Esto se vé normalmente cuando se produce un grán hinchado y las fisuras se producen entre el hinchado. A veces, la candidiasis oral o la infección oral de la levadura causan una lengua fisurada. La candidosis bucal es una infección de la boca, causada por el hongo cándida en el revestimiento de la boca, o un sistema inmunológico bajo. La falta de la biotina, una vitamina B, también puede causar la lengua agrietada o irritada. Uno puede experimentar los síntomas como el cansancio, la debilidad, dolor en los músculos y la piel seca o gris debido a la deficiencia de la  biotina. El síndrome de Sjogren también podría ser un factor contribuyente. Otras causas son las deficiencias nutricionales, los síndromes genéticos, etc.

¿Cómo saber si su lengua está agrietada?
Los síntomas incluyen la aparición de las fisuras o de las grietas en la lengua. Pueden haber otros síntomas que acompañan a una lengua fisurada, como el dolor, la irritación, las úlceras en la boca, los surcos, etc. También se puede aumentar la sensibilidad y la sensación de ardor en la ingesta de los alimentos picantes. Las partículas de los alimentos se pueden atascar y clavarse en las fisuras de la lengua, lo que puede hacer que sea una de las causas del mal aliento. Además, las partículas de los alimentos pueden llegar a ser el caldo de cultivo de los microorganismos, por lo tanto, lo que lleva a la infección por la cándida y otras infecciones micóticas y bacterianas de la lengua.

¿Qué puede hacer usted?
Como la mayoría de los casos son asintomáticos, no hay necesidad de un tratamiento activo. En cambio, es muy importante practicar un cuidado dental diligente, ya sea por el cepillado o por el uso de la limpieza de la lengua para mantener las fisuras limpias y libres de las partículas de los alimentos y de los microorganismos. En el caso de una inflamación en la lengua, póngase en contacto con su dentista de inmediato, para que pueda realizar algunas pruebas para descartar el cáncer de lengua.

Así, aunque la lengua fisurada es más que un síntoma incómodo y rara vez indica la presencia de una enfermedad, raras veces requiere un tratamiento, si está causando un dolor excesivo y un malestar, entonces lo mejor es conseguir que sea diagnosticado y tratado por un dentista lo antes posible para evitar las complicaciones posteriores.

Aviso: Este artículo es solamente para los fines informativos y no debe ser utilizado para reemplazar los consejos de un médico experto.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *