La sangre en la mucosidad.

La hemoptisis es un síntoma, durante el que una persona escupe mucosidades, que se tiñen de sangre. Algunas personas pueden toser esto en cantidades pequeñas o grandes, y ambas situaciones pueden alarmar bastante. La palabra proviene de la palabra griega haima, que es la sangre y ptysis, que significa la flema. Puede ser la causa de cualquier tipo de problema, como un tumor de la bronquitis, o incluso el cáncer del pulmón.

La tós con sangre puede convertirse en la hemoptisis aguda, lo que indica que los bronquios y los pulmones se infectan y se hinchan.

Las causas de la hemoptisis.

Las causas se deben a los problemas, que el cuerpo está experimentando, por lo tanto, le señala a la persona que algo vá mal. Es importante consultar estos síntomas con un médico para evitar que los síntomas empeoren.

  • El cáncer de pulmón.
  • La neumonía.
  • El absceso pulmonar.
  • La tuberculosis.
  • La inflamación del tracto respiratorio superior.
  • El sangrado nasofaríngeo.
  • El trauma.
  • La influenza.
  • El edema pulmonar.
  • El sangrado gastrointestinal superior.
  • El síndrome de Goodpasture.
  • El carcinoma broncogénico.
  • La insuficiencia cardíaca congestiva.
  • La bronquiectasias.
  • La estenosis mitral.
  • La granulomatosis de Wegener.
  • La embolia pulmonar.
  • La blastomicosis absceso pulmonar.
  • La malformación arteriovenosa.
  • El lupus neumonitis.
  • El infarto pulmonar.
  • La tuberculosis pulmonar.
  • El actinomicosis absceso pulmonar.
  • La broncolitiasis.

Los síntomas de la hemoptisis.

En relación a las causas anteriores, la hemoptisis puede provocar ciertas signos diferentes en términos de gravedad. Las personas que padecen este síntoma, se darán cuenta también de la presencia de otros síntomas durante esta condición.

  • Las náuseas.
  • La fiebre.
  • La sangre es de color rojo brillante.
  • Las respiraciones son en intervalos cortos.
  • La sangre es de aspecto espumosa o semi coagulada.
  • La respiración rápida.
  • Los vómitos.
  • La tós incesante.
  • El dolor del pecho.

El tratamiento de la hemoptisis.

El tratamiento es necesario para cualquier tipo de los signos de la hemoptisis, donde se necesita la ayuda médica, aunque los síntomas sean leves.

  • La embolización.
    Para detener la hemorragia, el medicamento se inyecta en el vaso sanguíneo que está dañado.
  • El drenaje de postura.
    Con el fín de motivar a que los pacientes puedan respirar, los médicos le ayudarán a posicionarse de tal manera, que el esputo (la flema) o la sangre, puedan ser escupidas, y no se traguen.
  • Los antitusivos.
    Para ayudar a evitar que los vasos sanguíneos se rompan, debido a los casos graves de la tós, los médicos proporcionarán medicamentos para controlar o parar los ataques de la tós. Se administrarán antibióticos para ayudar a prevenir cualquier infección que pueda ser causada por las bacterias.
  • La transfusión de sangre.
    Si hay exceso de sangrado, los pacientes necesitarán una transfusión de sangre. Esto se hace por la vía intravenosa, donde se obtiene la sangre transferida a él / ella, o en pequeñas dosis a la vez. Uno tiene que tener cuidado de ir a un banco de sangre de confianza, la sangre que se transfiera a los pacientes sea segura y limpia.
  • Los broncodilatadores.
    Para ayudar a los pacientes a respirar más libremente y sin ningún tipo de restricción, se necesita un broncodilatador, para abrir una de las vías respiratorias en los pulmones. Para aquellos que sufren la malformación arteriovenosa o las bronquiectasias, será necesaria la cirugía para extirpar una parte del pulmón, que hace que aparezca la sangre.
  • El suministro de oxígeno.
    Respirar mas oxígeno, usando una máscara facial o una cánula nasal, se usa para ayudar a los pacientes a respirar por la nariz, donde se colocan los tubos. Un tubo endotraqueal, es en algunos casos, aquel que se pone en la nariz o la boca de los pacientes para ayudar a respirar mejor, ya que éste suministra oxígeno a la tráquea, manteniendo abierta la vía respiratoria durante el proceso.

A lo mejor, una mancha de sangre en el moco le puede alarmar bastante, pero es importante, que usted mantenga la calma y acuda a su médico. El médico le presentará la mejor opción de tratamiento, de acuerdo con su  diagnostico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *