La prevención de la caries dental en niños

La prevención de la caries dental para los niños

La naturaleza humana es única. Al nacer, el pequeño ser humano tiene ya todos los órganos y partes del cuerpo, pero existe una singularidad presente en los niños al nacer, los dientes de leche. Muchos padres creen erróneamente, que estos dientes son sólo de prueba y no tienen absolutamente ninguna relación con los dientes permanentes futuros. Así que, proteger y cuidar los dientes de leche, en su opinión, no es necesario, ya que se caen de todos modos. ¡Pero este punto de vista es equivocado! De hecho, los primeros dientes del bebé están directamente relacionados con la salud de los dientes futuros. Ya que la caries dentales se vén mucho más, incluso en los niños, la prevención de las caries se ha convertido en un problema tan relevante actualmente.

Los dentistas infantiles se enfrentan cada vez más con el problema de las caries en los niños. A veces, esta enfermedad se encuentra incluso en los niños que sólo tienen su primer diente. Es una señal muy preocupante, ya que si se deja sin atención, la caries dental puede afectar a los dientes vecinos. También la caries no curada en el diente de leche, es un peligro para los rudimentos de los dientes permanentes, los que, eventualmente, pueden crecer torcidos e incluso, partirse.

Vale la pena señalar, que el momento del cambio de los dientes para cada niño es individual. Algunos dientes se cambian antes, algunos más tarde. En este sentido, no es necesario preocuparse si los dientes del niño están sanos. Pero los dientes en mal estado pueden causar un montón de problemas. Tales dientes normalmente se caen antes de tiempo, lo que podría afectar a la mandíbula del niño.

Abandonar  la caries en un niño no es razonable, ya que puede afectar negativamente la salud de las encías y causar las siguientes enfermedades:

  1. En el tracto gastrointestinal:
    • los problemas con el páncreas;
    • la gastritis;
    • la colitis;
    • la colecistitis.
  2. Los problemas del hígado.
  3. La enfermedad renal.
  4. Reacciones alérgicas.
  5. Enfermedades de la piel.
  6. Los problemas del corazón.
  7. Los trastornos endocrinos.
  8. Los trastornos del sistema nervioso.

¿Cómo comienza la caries dental?

El sarro, que se forma en los dientes después de cada comida, es un grán refugio para las bacterias dañinas. El sarro por sí mismo tiene las acciones adversas para la salud de los dientes y las encías del niño, pero son las bacterias, las que causan la caries dental. Los trocitos de la comida que quedan entre los dientes, son procesados por las bacterias, generando una enorme cantidad de ácido. Es este ácido, es el que destruye el esmalte de los dientes y causa la inflamación de las encías.

El cuidado dental y de la cavidad oral, es la mejor prevención de la caries dental en el niño.

Consejos para el cuidado apropiado de los dientes. ¿Cómo llevar a cabo la prevención de la caries en los niños?

A menudo, los padres tratan de encontrar a los culpables de la caries dental, culpando la mala ecología, la comida, el agua e incluso la herencia. De hecho, estos factores pueden tener lugar, pero no tan a menudo como lo parece. La causa, por regla general, se esconde en los mismos padres, que por diversas razones no prestan suficiente atención al cuidado dental de sus hijos. La higiene oral es una medida que muy facilmente ayudará a su bebé a deshacerse de los problemas de las caries en el futuro.

Las reglas básicas de la prevención de la caries dental:

  1. La edad. Muchos padres se preguntan cuándo su niño debe comenzar a cepillarse los dientes. Tan pronto como sea posible, incluso antes de que broten. Hoy en día, hay un buén montón de cepillos de dientes para los dientes de leche, así como cepillos para limpiar las encías en los niños muy pequeños. Tales cepillos no sólo cumplen bién con las tareas de la higiene oral, sino que también hacen un buén masaje de las encías, que se preparan para el brote de los dientes primarios. Y tan pronto como aparezca el primer diente, los padres tienen que ponerse a cuidarlo seriamente.
  2. El ejemplo personal. El procedimiento del cepillado de los dientes por la mañana y por la noche, debe entrar en el hábito de los pequeños y se debe llevar a cabo junto con los padres, para que el niño vea que los padres cuidan sus dientes. Para que al bebé le agrade la actividad, elija para él un cepillo de dientes con los personajes de sus dibujos animados favoritos y una pasta de dientes sabrosa. Pero no se olvide de comprar estos utensilios de acuerdo con la edad del bebé.

A los dos años los niños ya saben enjuagarse la boca y cepillarse los dientes. Ya se pueden dejar solos, pero supervisar la calidad de su trabajo. Asimismo, no se olvide de recordar al niño constantemente sobre el cepillado de los dientes. Usted lo vá a tener que hacer durante mucho tiempo.

Además, trate de enseñar al niño que se enjuague la boca después de cada comida.

  1. Una visita al dentista. La primera visita al dentista se debe llevar a cabo tan pronto como broten los dientes de leche. Incluso si al niño no lo perturba nada, la revisión programada cada seis meses puede ayudar a prevenir el desarrollo de las caries y otros problemas dentales. También es importante encontrar a “su propio” médico, el que logre hacer relaciones con el niño para ayudar al pequeño a deshacerse del miedo a los procedimientos dentales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *