La neumonía y el dolor de la espalda.

La neumonía es una infección de los pulmones causada por las bacterias, los virus y los hongos. Pero en la mayoría de los casos, es causada por una bacteria denominada la Streptococcus pneumoniae. ¿Sabía usted, que la neumonía puede ser una de las razones para el dolor de espalda? A continuación echaremos un vistazo.

¿Puede la neumonía causar un dolor de la espalda?
El dolor de la espalda es uno de los síntomas más conocidos de la neumonía. Cuando los pulmones se infectan, se experimenta un dolor de la espalda y del pecho cuando se padece de esta enfermedad. La opresión en el pecho se puede notar en el caso de la bronquitis, mientras que la neumonía se acompaña de las prominencias en el pecho y de un dolor de la espalda. Este es un factor importante para distinguir entre las dos enfermedades. El dolor de la espalda se observa sólo en el caso de la neumonía bacteriana. A veces se puede ver, que el dolor en el pecho y la espalda agrava con la respiración. Cuando la persona respira profundamente, experimenta un dolor en la espalda y en la parte baja del pecho. Por lo tanto, si una persona se queja de un dolor de la espalda que empeora al respirar, no se pueden descartar las posibilidades de una neumonía. Aquí encontrará la información detallada acerca de la neumonía, que le será útil para conocer más sobre la enfermedad.

Causas
La neumonía se produce, cuando los gérmenes entran al cuerpo a través del sistema respiratorio. Si el sistema inmune de la persona ya está débil, no puede luchar contra la infección y, por tanto, la persona contrae esta enfermedad fácilmente. Por otro lado, también puede darse el caso, de que las bacterias ya presentes en la boca o la nariz, entran en los pulmones y conducen a la infección por la neumonía. Del mismo modo, una persona está en un riesgo mayor de contraer las infecciones pulmonares si se encuentra debilitada por alguna enfermedad o ha padecido recientemente una infección viral, las enfermedades de los pulmones o del corazón. Los fumadores también corren un alto riesgo de contraer una infección por la neumonía. Una infección se puede producir en las personas de cualquier edad, e incluso, puede ser mortal en caso de los bebés y ancianos.

Síntomas
Los signos y los síntomas de la neumonía, como el resfriado, la fiebre, los escalofríos y la tós, etc., son similares a los de la influenza o de la gripe. Sin embargo, muchos otros síntomas graves también se observan, cuando una persona padece esta enfermedad.

  • La dificultad para respirar
  • El dolor del pecho
  • El dolor de la espalda
  • La respiración superficial rápida
  • El aumento del ritmo cardiaco
  • Las náuseas
  • Los vómitos
  • La diarrea
  • La fatiga

Estos síntomas se pueden observar en los niños. Pero, además de estos síntomas, otros síntomas, como la falta de energía, la falta de apetito y la respiración frecuente y superficial, también se observan con frecuencia en los niños. Las personas mayores pueden no tener todos los síntomas típicos antes mencionados, pero, pueden mostrar otros signos, como la confusión o el delirio. Si una persona ya sufre de alguna enfermedad pulmonar, tiene la mayor probabilidad de contraer la neumonía. Como los síntomas de la neumonía y la bronquitis son similares, las dos condiciones se suelen confundir.

Tratamiento
Una radiografía del tórax ayuda a diagnosticar la causa del dolor de la espalda al respirar. Un informe de los rayos X puede mostrar claramente la infección en los pulmones. Si la persona también experimenta otros síntomas importantes, el médico le solicita llevar a cabo un análisis de sangre. El tratamiento dependerá del patógeno causante de la enfermedad, si ésta es causada por las bacterias o los virus. Los medicamentos antivirales, antibacterianos o los medicamentos antibióticos, pueden ayudar en el tratamiento de la neumonía. El dolor de la espalda puede ser tratado con otros medicamentos recetados. Por otro lado, si es seguido por otras complicaciones, tales como la insuficiencia del sistema respiratorio (SARS), el absceso o el síndrome de la dificultad respiratoria aguda (SDRA), será difícil de controlar y de curar. La hospitalización con un tratamiento antibiótico intravenoso será necesario en este caso. La neumonía, acompañada de otras complicaciones, incluso puede causar la muerte de la persona. Cabe señalar, que la infección se puede curar sólo si se trata inmediatamente.

Tenga en cuenta, que optar por la vacuna contra la neumonía, por su renovación, mantener la limpieza, la higiene, y tener una dieta saludable, puede prevenir la enfermedad en grán medida. Por último, hay que recordar, que no todos los casos del dolor de la espalda son causados ​​debido a la neumonía. Este dolor puede ser causado por una variedad de factores. Por lo tanto, es aconsejable consultar con el médico y obtener la condición diagnosticada de inmediato.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Claudia dice:

    Hola me llamo Claudia, estoy con gripe fuerte hace dos semanas con toz y flema y consigo curarme..fui al medico y no me hicieron nada los remedios, pierdo el apetito y de noche qiero comer algo pero vomito..hoy me levante un poco mejor pero sigo con toz y cuando tozo me da un dolor a un lado de la sintura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *