La infección por hongos en los pulmones

La aspergilosis, más comúnmente conocida como infección por hongos, es una condición de salud causada ​​debido a la invasión de ciertos tipos de hongos en los pulmones. Una persona con un sistema inmunológico débil contrae esta enfermedad pulmonar micótica al inhalar algunos de los hongos, pertenecientes al género Aspergillus. Una infección leve de hongos en los pulmones puede llegar a convertirse en una afección potencialmente mortal conocida como aspergilosis invasiva, que se caracteriza por la propagación de la infección a los vasos sanguíneos y finalmente, a los demás órganos.

Aspergilosis: Visión general

Causas
Los hongos que pueden causar esta infección en los pulmones son básicamente inevitables ya que están presentes en todas partes, incluso en nuestros alimentos. Cuando estos hongos entran a nuestro cuerpo, el sistema inmunitario se asegura de que se destruyen incluso antes de empezar a hacer cualquier daño al cuerpo. En algunas personas, sin embargo, el sistema inmunológico está comprometido debido a alguna condición de salud subyacente y esto los hace vulnerables a la infección por hongos en los pulmones. El hongo penetra en el cuerpo y sigue creciendo mediante la derivación de alimentación del propio cuerpo.

Síntomas
La presencia de hongos en los pulmones no necesita necesariamente presentar síntomas físicos, especialmente si la infección es leve. En muchos casos, sólo la radiografía (rayos X) puede ayudar a determinar la presencia de la bola de hongo en los pulmones. A medida que la infección se agrava, los síntomas comienzan a aparecer lentamente. Estos pueden incluir tos severa, dolor de pecho, fiebre, dificultad para respirar, etc. Cuando la infección se propaga a los vasos sanguíneos, la persona que sufre de ella experimenta tos severa, y en algunos casos, incluso tiende a vomitar sangre. Si esta infección pulmonar no se somete a un tratamiento adecuado oportunamente, puede extenderse a otros órganos del cuerpo. En tal caso, el paciente también experimenta síntomas más graves, que van desde golpes y / o delirio a la insuficiencia renal y / o insuficiencia hepática, eventualmente con resultado de muerte.

Diagnóstico
El diagnóstico de esta afección implica radiografía o una tomografía computarizada de los pulmones para determinar la presencia de bola fúngica. Si la presencia de infección por hongos se determina, el médico puede incluso recomendar una biopsia. Un broncoscopio o una rinoscopia se utiliza para determinar la presencia del hongo en los pulmones y posteriormente los análisis de laboratorio son indispensables. Aparte de esto, los síntomas mencionados anteriormente también pueden resultar útiles para determinar si la persona se ve afectada por aspergilosis.

Tratamiento
Si cualquiera de los signos mencionados anteriormente se observan, se tiene que iniciar el tratamiento adecuado para el mismo. Con frecuencia, los medicamentos antimicóticos se usan en el tratamiento de la aspergilosis. Sin embargo, hay que tener cuidado al usar estos medicamentos, ya que tienen alta probabilidad de interferir con otros medicamentos y complicar aún más la cuestión. En caso de hemorragia interna, o una masa de hongos en los pulmones, los medicamentos antimicóticos no sirven de nada, ya que no pueden penetrar en esta masa. En tal caso, el paciente tendrá que someterse a una embolización, para evitar el sangrado, o cirugía para eliminar la masa fúngica. En el caso de la aspergilosis alérgica, corticosteroides orales son conocidos por ser eficaces en la reducción de esta infección.

Aunque es casi imposible evitar que entre en contacto con los hongos que pueden conducir a la infección en los pulmones, se pueden tomar algunas medidas de precaución para evitarlo. Los estudios revelan que el sistema inmune de una persona se debilita cuando se sufre de alguna enfermedad, lo que lo hace más vulnerable a varios tipos de infecciones. Si usted está sufriendo de cualquier enfermedad que se sabe que debilitan el sistema inmunológico, usted debe usar una mascarilla para evitar diversas enfermedades infecciosas. Mantener una dieta saludable también asegura de que usted tenga un sistema inmunológico saludable, capaz de luchar contra las infecciones por hongos en cualquier parte del cuerpo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *