Indigestión severa

La indigestión es común entre las personas de todas las edades y provoca un ataque de síntomas, lo que puede ser muy incómodo. Las causas de la indigestión abarcan varios factores, que están relacionados con hábitos de comida y bebida y otras condiciones médicas. A veces, hacer unos pocos cambios en la dieta y el estilo de vida puede ayudar a tratar el problema. Sin embargo, en algunos casos, la intervención médica puede ser una necesidad.

Cómo tratar la indigestión severa

El tratamiento de la indigestión se ocupa principalmente de tratar la causa subyacente de la afección. Además de seguir lo que el médico le recomienda, aquí están algunas medidas simples de autocuidado que pueden ayudarle a tratar el problema.

☞ Es aconsejable y, de hecho, una buena práctica, no hablar ni abrir la boca mientras está comiendo. Coma despacio y asegúrese de que cada parte de la comida se mastica adecuadamente. Evite beber agua o líquidos durante las comidas. Usted puede tomar el agua después de haber terminado con la comida. Dele un poco de tiempo después de tomar su comida. Esto asegurará una buena digestión.

☞ Como ya se ha mencionado, los alimentos picantes, la cafeína, etc. actúan como disparadores para la indigestión. Por lo tanto, evite su consumo tanto como sea posible. También, evite fumar y beber alcohol y se dará cuenta de unas importantes mejoras en su condición.

☞ Uno de los remedios más prometedores para la indigestión es un programa de ejercicio regular. Tan sólo 30-60 minutos de actividad física ligera ayudan a mantener un control sobre el peso y, por lo tanto, promueven una mejor digestión. Sin embargo, cualquier actividad física, justo después de las comidas, debe ser evitada.

☞ Vaya por los programas de la meditación, el yoga y otros que pueden ayudarle a manejar el estrés. Estas técnicas de relajación calman sus sentidos y mejoran la función de los órganos corporales.

☞ Beber el té de hierbas también es bueno para tratar esta condición.

☞ También es importante mantener un control sobre sus medicamentos con la ayuda de su médico. Como se ha dicho, algunos medicamentos pueden causar o agravar la indigestión. Por lo tanto, en tales casos, reconsidere sus medicamentos y siga un curso que se le ha recetado el médico.

Aquí están algunos remedios caseros fáciles y rápidos para hacer frente a la indigestión:

  • Jugo de piña después de comer
  • Mezcla del jugo de limón, el jengibre y la miel en agua tibia
  • Jugo de naranja o jugo de uva
  • Mezcla de bicarbonato de sodio y agua
  • Mezcla de semillas de comino en un vaso de agua
  • Jugo de hojas de cilantro, mezclado con una pizca de sal
  • Mezcla de sal de roca y semillas de carambola
  • Raíz de jengibre fresca tomada durante 5-10 minutos antes de comer
  • Té de jengibre o menta

Síntomas

Un síntoma común de una fuerte indigestión es un dolor intenso que parece desarrollarse en el área que se encuentra entre el esternón (el hueso plano que se articula con las clavículas y los pares de primeras siete costillas) y el ombligo. Aparte del dolor severo, puede haber una sensación de ardor que irradia en la misma zona. Las personas que sufren de este problema incluso pueden sentirse llenas después de una comida pequeña, y por mucho tiempo. Las náuseas, vómitos, distensión abdominal, sabor ácido en la boca, eructos, estómago que gruñe y el dolor abdominal son los otros síntomas que pueden indicar la presencia de este trastorno. Pueden haber otros síntomas que son graves por naturaleza y deben ser llevados a la atención de un médico. Estos incluyen la pérdida de peso, falta de apetito, heces negras, ictericia, falta de aire, dolor en el pecho y el estrés.

La indigestión, por lo general no lleva a complicaciones de salud graves. Sin embargo, puede afectar en gran medida el estilo de vida del paciente. La condición, cuando no se trata también puede causar trastornos de alimentación, lo que puede deteriorar la salud. Además, si existe alguna condición médica subyacente que está causando la indigestión, entonces no hay negación al hecho de que podría tener complicaciones propias. Así que un diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno son obligatorios.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *