La congestión del oído

La congestión del oído es uno de los problemas más comunes, al que enfrentan muchas personas. De hecho, la mayoría de nosotros hemos sufrido de esta condición en algún momento u otro de nuestra vida. A veces, este sentimiento de plenitud en los oídos, puede ser causado por una condición ambiental transitoria, como los cambios de la presión, como cuando viaja en avión, o por la congestión, que se puede deber a una enfermedad que ha dado lugar a la obstrucción en los oídos. Cualquiera que sea la razón, esta condición conduce a mucho malestar, y a veces, también puede ser muy dolorosa.

Los síntomas de los oídos congestionados

  • La congestión del oído en sí, es un síntoma más que una enfermedad o un trastorno. Sin embargo, uno de los síntomas comunes que acompaña a la congestión en los oídos, son el crujido o los estallidos en el oído.
  • A veces, una persona también puede presentar una queja de la tinnitus, es decir, un zumbido en los oídos.
  • Es posible la aparición repentina de la audición apagada o puede haber una pérdida de audición leve.
  • A veces, una persona puede quejarse de un dolor de la cabeza, junto con la congestión del oído interno.
  • Puede haber un ligero mareo junto con un dolor de la cabeza.
  • A veces, la acumulación de la presión en los oídos, puede conducir a una grán cantidad de dolor del oído.
  • Si la congestión se debe a una causa sistémica, una persona también puede tener otros síntomas sistémicos, como la fiebre, la irritabilidad, etc.

Las opciones de tratamiento

  • Use un hisopo de algodón para limpiar el oído. No coloque nada sobre el hisopo y sólo deslizarlo rápidamente en sus oídos. Vá a causar mucho más daño, si usted empuja un hisopo de algodón en el oído.
  • Si usted siente, que su congestión está relacionada con los problemas de la sinusitis o la congestión se debe a la obstrucción del seno nasal, a continuación, ponga un vaporizador o un humidificador en su habitación por la noche. Si la congestión del oído se debe a la congestión del pecho, mediante la adición de la humedad en el aire, usted puede ayudar a aliviar la congestión.
  • Tome dos bolas de algodón y déjelas remojar en el aceite de oliva. Deje que se quede en los oídos durante quince minutos. A continuación, retire las bolas de algodón y deséchelas.
  • Trate de dormir en una posición vertical. Trate de añadir unas cuantas almohadas a su cama si lo desea. Esto puede ayudar mucho en el drenaje de los senos en su pasaje nasal y las orejas.
  • Hay muchos descongestionantes que ayudan a deshacerse de la congestión en los oídos. Estos medicamentos ayudan a licuar el moco, que a continuación se puede drenar fácilmente.
  • También puede aflojar la mucosidad obstruida y despejar la congestión mediante el uso de una toalla húmeda y caliente. Coloque una toalla húmeda y caliente sobre sus oídos por un tiempo y luego repita el procedimiento si es necesario.
  • Usted puede adelgazar el moco con la ayuda del vapor. Usted puede relajarse en la sauna o disfrutar de una ducha caliente llena de vapor para humedecer la mucosidad y desobstruir los oídos.
  • Se puede dormir mientras enciende un humedificador de vapor frío en la habitación, lo que ayudará a humedecer el aire.
  • Un remedio simple, es beber mucha agua o masticar chicle. Tragar ayuda a destapar los oídos y ayuda a deshacerse de la mucosidad obstruida.
  • Si usted se está preguntando acerca de cómo deshacerse de la congestión del oído, entonces usted puede utilizar un secador de cabello para aflojar la mucosidad.
  • También puede intentar un bostezo largo. Bostezar ayuda a extraer el aire del canal auditivo, lo que puede ayudar a eliminar la congestión de los oídos.
  • Si se produce mucho dolor, entonces usted puede tratar de tomar algunos analgésicos. Si el dolor es muy intenso y se acompaña de la fiebre, visite al médico y obtenga la enfermedad diagnosticada y tratada.

Aunque esta es una condición relativamente leve, puede llegar a ser muy incómoda y si vá acompañada de los síntomas sistémicos, debe ser diagnosticada y tratada con fín de evitar más complicaciones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *