Bronquitis asmática crónica

Si observamos cuidadosamente el término “bronquitis asmática”, se trata de dos enfermedades pulmonares, el asma y la bronquitis, ambos están listados en la categoría de Enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC). La bronquitis es una inflamación que se produce en  los tubos bronquiales que están destinados a suministrar aire hacia y desde los pulmones. Esta inflamación puede provocar el estrechamiento de las vías respiratorias, lo que puede conducir a problemas respiratorios. Por otra parte, el asma también conduce a un estrechamiento de los músculos de las vías respiratorias debido a la inflamación. Cuando ambas condiciones coexisten juntas, se conocen como bronquitis asmática. El término “crónico” significa que la condición se ha vuelto altamente persistente y ha dado lugar a una obstrucción excesiva en los bronquios. La producción de moco se observa también en esta condición, lo que resulta en la tos húmeda y sibilancias. ¿Está usted preguntándose si la bronquitis asmática es contagiosa? Aunque la bronquitis es definitivamente contagiosa, ¡la bronquitis asmática crónica no se considera una enfermedad contagiosa!

Síntomas de la bronquitis asmática crónica

Esta condición es un resultado de la bronquitis aguda sin tratamiento adecuado que se extiende y se convierte por su naturaleza en crónica, lo que lleva a un daño permanente debido a infección prolongada, ya sea por las bacterias y virus, o por unos irritantes externos que entran en las vías respiratorias cuando uno fuma. Los síntomas de esta enfermedad son muy similares a los que una persona tiende a experimentar cuando sufre del asma y la bronquitis. Algunos de ellos se mencionan a continuación:

  • Dificultades para respirar
  • Dolor y opresión en el pecho
  • Infecciones en las vías respiratorias, como el resfriado y la gripe
  • Dolor e irritación en la garganta
  • Tos húmeda y sibilancias que se mantienen durante varias semanas
  • Infecciones prolongadas y síntomas que siguen reapareciendo
  • Dificultad para cantar o incluso hablar en voz alta
  • Debilidad y fatiga
  • La consistencia de la mucosidad se vuelve más gruesa en comparación con la bronquitis asmática aguda

Si usted está sufriendo de la forma crónica de bronquitis asmática y experimenta los signos y síntomas antes mencionados desde hace bastante tiempo,  póngase en contacto con su especialista de salud tan pronto como sea posible.

¿Qué causa la bronquitis asmática crónica?

Esta condición es una forma más grave de la bronquitis asmática aguda no tratada. Hay varios factores que pueden desencadenar esta condición en una persona. Estos incluyen tanto factores internos, así como externos. Algunos de ellos se mencionan a continuación:

  • Sistema inmunológico débil
  • Tracto respiratorio hiperactivo
  • Infecciones por bacterias y virus
  • Infecciones respiratorias, sobre todo si han sido frecuentes desde la infancia
  • Tabaquismo
  • Exposición a alérgenos, contaminantes y sustancias químicas determinadas
  • Cambios en el clima
  • Estrés físico y emocional

Tratamiento de la bronquitis asmática crónica

Después de identificar los signos y síntomas de la enfermedad, es imprescindible ponerse en contacto con su especialista de salud para evitar complicaciones posteriores. Debido a que la condición no es más que una co-existencia del asma y la bronquitis, las opciones de tratamiento que se usan son las mismas que se utilizan en caso del asma y la bronquitis. Su médico podría pedirle que use broncodilatadores de acción prolongada como el salmeterol y formeterol, que ayudan en la apertura de los conductos bronquiales y eliminan el moco para que más aire pueda pasar a través de ellos. Los broncodilatadores de acción prolongada se toman junto con los corticosteroides inhalados que ayudan a minimizar los síntomas molestos como problemas respiratorios y la tos. Los medicamentos orales pueden ser prescritos para controlar algunos síntomas adicionales de la enfermedad.

Además de las opciones de tratamiento, también es muy importante hacer algunos cambios de estilo de vida en su rutina diaria. Renuncie al tabaco y evite la exposición a los alérgenos y contaminantes. Mantenga una dieta saludable y haga ejercicios con regularidad (según lo aconsejado por el médico). Esto le ayudaría a construir un sistema inmunológico saludable. Los ejercicios de respiración y meditación también ayudarán a que el sistema respiratorio sea más fuerte. Y por último pero no menos importante, consiga chequeos regulares por su especialista de salud.

You may also like...

3 Responses

  1. Elena dice:

    Llevo mas de tres meses con muchos mocos y tos y dolor en el.pecho dicen que es bronquitis aguda pero yo no mejoro estoy super asustada

  2. Ena luis dice:

    Mucha tos. Sibilancia. Falta de aire y optesion en el pecho, me canso hasta de subir 12 escalones y muchas veces de hablar

  3. Sonia serrano alvarez dice:

    Cuando suele durar una broneuritis asmatica llevo desde el pasado 5de marzo hasta hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *