Dolor de hombro y de cuello durante el embarazo

Durante el embarazo, la mujer experimenta algo nuevo y extraordinario todos los días. Junto con la alegría y expectación por el nuevo ser, espera el dolor y las molestias que tendrá que experimentar durante el embarazo e incluso después del parto. Junto con los malestares comunes como el aumento de peso, náuseas, edema, estreñimiento y las estrías, una mujer embarazada también puede tener que experimentar varios tipos de dolores. Estos dolores incluyen dolor de espalda, dolor en el hombro y dolor de cuello. La combinación del dolor en los hombros y el dolor de cuello durante el embarazo es también una de las quejas más comunes de las mujeres. Por ejemplo, algunas mujeres sufren de dolor en el hombro de alto grado, pero el dolor en el cuello es diminuto. Por otro lado, algunas mujeres sufren de dolor de cuello severo que se acompaña a veces con dolor de hombro. Las causas de dolor en el cuello y en los hombros pueden variar dependiendo de su naturaleza. Sigue leyendo más delante para aprender lo que puede causar el dolor de cuello y los hombros durante el embarazo.

Aunque el dolor en una u otra parte del cuerpo puede ser normal durante el embarazo, su naturaleza puede convertirse en un grave motivo de tensión. Las mujeres permanecerán con el dolor hasta que se reciba el tratamiento adecuado. Por lo general, esta condición se experimenta durante el segundo trimestre del embarazo. Sin embargo, ciertas condiciones graves del embarazo también pueden llevar al dolor en el hombro y dolor en el cuello, durante el primer trimestre. Estas son algunas de las causas comunes.

Cambios posturales: Ahora que todo el cuerpo de la mujer embarazada se encuentra en la fase de transición, el peso del bebé cambiara la postura de la columna vertebral y los músculos a su alrededor. Como sabemos, la columna vertebral humana es un poco recurvada en dirección hacia el exterior. Se vuelve hacia adentro cerca de la región del hombro y el cuello. En condiciones normales, esta postura funciona muy bien, pero cuando una mujer lleva el peso extra del bebé antes de nacer con ella, se pone presión sobre la región lumbar. Las partes del cuerpo como el hombro y el cuello, que se encuentran en las regiones superiores de la espalda, tratan de aliviar la presión y se deforman. Todo este proceso hace que duela el cuello y  el hombro. El peso del bebé antes de nacer será cada vez mayor y por lo tanto, las mujeres pueden necesitar vivir con este dolor hasta el parto. Sin embargo, con el fin de aliviar el dolor, los ejercicios de estiramiento para el cuello y los hombros puede llegar a ser muy útiles.

Cambios físicos: Junto con el cambio en la postura de la columna vertebral, algunos otros órganos, como los senos, la pelvis se ven afectados, además  aumenta el tamaño del estómago. El peso adicional del bebé y de los órganos como los senos y el estómago estiran el hombro y el cuello hacia adelante, lo cual puede causar un poco de dolor durante el embarazo. Inicialmente, cuando los cambios físicos son comparativamente mínimos, el dolor también es mínimo. Sin embargo, como el embarazo progresa, el daño a las mujeres embarazadas aumenta también. Se aconseja siempre que tales mujeres deben consultar regularmente a su ginecólogo. Definitivamente,  averiguar la razón exacta detrás del dolor en el cuello y en la espalda es una prioridad.

La mala postura: Junto con los cambios posturales y físicos que ocurren durante el embarazo, las posturas incorrectas que las mujeres eligen, también pueden causar los problemas como el dolor de cuello y dolor en el hombro. La mala postura al caminar, pararse, sentarse, y levantarse, puede poner tensión adicional en el cuello y los músculos de los hombros, y causar molestias. La mala postura al dormir también causa mucho estrés en los músculos del cuello y provoca dolor. El uso de una almohada incomoda también empeora el problema. Se debe utilizar el tipo correcto de almohada, que le proporcione el apoyo adecuado en el cuello y la espalda. También es importante evitar todos esos movimientos que podrían poner presión sobre su cuello y hombro durante el embarazo.

Ejercicios: Tan pronto como saben sobre el embarazo, la mayoría de las mujeres salen de su rutina de ejercicio regular. Algunas mujeres evitan hacer ejercicio debido a la extrema fatiga y síntomas del embarazo. La situación vuelve a la normalidad cuando entran en el segundo trimestre. Sin embargo, desde entonces pasaron muchos días sin movimiento físico. Esta disminución de los movimientos físicos provoca la rigidez de la región superior de la espalda, lo que finalmente lleva al dolor en el cuello. Por lo tanto, la mejor solución sería realizar ejercicios ligeros durante todo el embarazo. Su ginecólogo sin duda le proporcionará una rutina de ejercicios a seguir.

Embarazo ectópico: El embarazo ectópico y dolor en el hombro están profundamente asociados. Un embarazo ectópico se caracteriza por el desarrollo del óvulo fecundado en la trompa de Falopio, que se encuentra fuera del útero. Este es un embarazo anormal, lo que provoca dolor en el hombro y en algunos casos dolor de cuello también. De hecho, el dolor de hombro es uno de los síntomas propios de un embarazo ectópico. Junto con el dolor de hombro, estas mujeres también experimentan, dolor de cabeza, sangrado vaginal abundante, mareos, desmayos, etc. Dado que esta es una condición muy grave, las mujeres no deben pasar por alto el dolor de hombro. Ponerse en contacto con el ginecólogo lo antes posible es necesario.

Aparte de todas las causas antes mencionadas, otras como la obesidad, elevados niveles de hormonas endocrinas, como la relaxina, y ciertos traumas pueden dar lugar a estos dolores. Algunas de las mejores medidas de diagnóstico que son utilizadas por los médicos incluyen, resonancia magnética, rayos X, tomografía computarizada y el examen físico. El médico le aconseja un ejercicio de rutina y los medicamentos para el mejoramiento de su salud.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *