Garganta hinchada

Como ya lo he mencionado la inflamación es uno de los síntomas que sirve como una manifestación de cierta condición médica subyacente en el cuerpo. La hinchazón puede ir acompañada de un número adicional de otros signos y síntomas. Los más comunes son enrojecimiento de la parte interior de la garganta, sequedad de la garganta y picor. No olvidemos que la mayoría de las personas también experimenta un dolor insoportable mientras trata de tragar comida o bebida. Esto a su vez, puede resultar en trastornos de alimentación dando lugar a otras complicaciones. Sin embargo, algunas personas pueden tener la garganta inflamada pero sin dolor. Otros síntomas graves que pueden acompañar a la hinchazón incluyen vómitos, sangrado, desarrollo de pus en la garganta o sarpullido en la piel.

Los factores responsables

Hay pocas causas de este síntoma. Una de las causas más comunes se conoce como dolor de garganta. Es causada por una infección viral o bacteriana. Si bien la infección viral es una causa común de dolor de garganta hinchada y se resuelve por sí misma, la bacteriana, aunque poco común, requiere tratamiento.

La garganta puede hincharse a causa de una alergia. También podría ser el resultado de la ingestión de ciertos alimentos o bebidas. Los alimentos que son comúnmente asociados con esta enfermedad son aquellos que son demasiado picantes o ácidos. Incluso los alimentos demasiado calientes o muy fríos pueden causar la garganta hinchada. Además puede ocurrir como resultado de cualquier trauma físico en la boca o garganta.

Otras causas pueden ser:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Congestión nasal
  • Deshidratación
  • Vómitos
  • Aftas
  • Tos crónica
  • Hábito de fumar
  • Ronquidos
  • Medicamentos

Remedios caseros

El tratamiento depende de lo que ha causado la enfermedad. Si la causa es una infección bacteriana, se recomiendan los antibióticos. Si la causa es una infección viral, el tratamiento no es necesario, ya que desaparece en unos días. Además de los medicamentos, hay algunos remedios caseros simples pero eficaces que proporcionan una gran ayuda en la gestión del dolor y otros síntomas molestos de la condición. Estos son los siguientes:

  • Los síntomas de la inflamación de las glándulas en la garganta pueden ser tratados por un remedio casero tan simple como una mezcla de jugo de limón con agua caliente y un poco de miel.
  • Otro remedio simple es beber té negro con un poco de pimienta negra, unos cuantos dientes de jengibre, añadidos a la misma. El jengibre es antibacteriano en su naturaleza, por lo tanto, tiene la capacidad para impedir que la infección se propague aún más.
  • Beber té verde varias veces al día también ayuda a reducir la irritación de la garganta hinchada. Ayuda a acelerar la recuperación. Se puede añadir miel para mejorar el sabor y eficacia del té.
  • Hay que mezclar un poco de sal en un vaso de agua caliente y hacer gárgaras cada vez que sienta algún dolor o irritación en la garganta. No utilice el agua cuando está demasiado caliente para que no queme la boca o garganta.
  • Consiga algunas hojas de albahaca e hiérvalas en agua. Beba la mezcla varias veces al día.
  • Un remedio más es la infusión de salvia seca (1 cdta.) Hay que hervirla en agua (1 taza) y dejarla reposar durante unos 10 minutos. A continuación, es necesario añadir vinagre a la mezcla. Puede ser tomada como un té o usada para hacer gárgaras.

La mayoría de los casos de la garganta hinchada surgen por infección bacteriana o viral. Así que la mejor manera de prevenirlo es practicar una buena higiene, que consiste en mantener las manos limpias, abstenerse de compartir objetos personales, usar pañuelos desechables o un pañuelo mientras que estornuda y evitar a las personas que están enfermas.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Jixi Saavedra dice:

    Todas las mañanas amanecía con dolor de garganta y luego se me quitaba, pero ahora ya es todo el día y me duele al pasar saliva y al comer .
    El la farmacia he comprado pastillas y no pasa nada amanezco dela misma manera con el dolor que no se me quita, empecé asi desde de junio con esta molestia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *