Remedios contra la flema en la garganta

La mayoría de nosotros ha tenido una situación embarazosa cuando está en una sala de reuniones o en un lugar compartiendo con amistades y de repente comienza una tos seca que no lo deja casi ni respirar, la cual continúa hasta que se desprende la flema del pecho y puede sentir el movimiento hasta la boca. La flema o mucosidad amarillenta, verdosa es parte de la reacción que tiene nuestro cuerpo para luchar contra una alergia o una infección. Las alergias al polvo, polen o a contaminantes, un resfriado común o una infección de garganta son algunas de las causas comunes de la flema en la garganta.

De hecho, el color de la flema puede indicar el tipo de infección o alergia que puede tener una persona. La mucosa contiene bacterias, virus, células blancas de la sangre muertas y los tejidos. Éstos son algunos remedios para ayudar a reducir la formación de flema en la garganta

Remedios caseros para la flema en la garganta

Beber abundantes líquidos: Uno de los mejores remedios para la flema en la garganta es beber mucho líquido. Esto afloja la flema que congestiona los pulmones y lava la mucosidad de la garganta, por lo tanto, disminuye las posibilidades de una acumulación de flema. Beber agua caliente con miel y limón o algunos tés de hierbas ayuda a calmar la garganta y a luchar contra la infección.

Terapia de vapor: La mejor manera de eliminar la flema de la garganta es inhalar vapor y funciona mejor cuando se agregan unas gotas de aceite de eucalipto. Para despejar las vías respiratorias congestionadas, sostenga una toalla tapando su cabeza e inhale el vapor producido por el agua hirviendo.

Jugo de naranja con vino: Uno de los remedios más populares que cura la flema en la garganta es la naranja  mezclada con vino. Para hacer esto es necesario remojar las rebanadas de naranja en el vino durante la noche. Después cocine los trozos de naranja hasta que se pongan suaves  y cómaselos. Esto va a calmar la garganta y eliminar la flema, así como va a proporcionarle la vitamina C esencial para impulsar el sistema inmunológico.

Mezcla con la raíz de regaliz: Para detener la descarga de flema puede probar este remedio casero simple utilizando la raíz de regaliz. Mezclar la raíz de regaliz con pimienta negro, cristales de azúcar y jengibre seco y tomarlo por lo menos tres veces al día para reducir la flema y combatir  la infección.

Tratamiento con jengibre: El jengibre se cree que es una barrera natural para el resfriado y también ayuda a prevenir la formación de mucosidad y flema en la garganta. Añadir el jengibre a la canela y clavel y hacer una pasta triturando todo junto con un poco de agua. Añadir a esta mezcla un poco de miel. Ingerir esta pasta tres veces al día alivia los síntomas del resfriado común, así como reduce la formación mucosa.

Botar la flema: La tos con flema aunque no es deseada, es mejor que una tos seca. La deglución de las flemas en lugar de escupirla puede llevar a conseguir que ésta vuelva a introducirse en el sistema pulmonar, lo que empeorara su situación.

Para curar la flema más rápido, evite fumar o comer cualquiera de los productos alimenticios que causen mucosidad como la comida grasosa y frita, carnes y productos lácteos. La aplicación de compresas calientes y beber té de menta, también pueden ayudar. A veces comer comida picante puede ayudar en la descongestión y desbloquea la flema. Sin embargo, si a pesar de estos remedios contra la flema en la garganta usted todavía tiene problemas, entonces intente usar los expectorantes determinados como la guaifenesina y bromhexina para aflojar el moco. Sin embargo, asegúrese de consultar a un médico antes de probar cualquier medicamento sin receta.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *