La fiebre durante el embarazo

Una fiebre leve durante el embarazo, se considera normal durante las primeras semanas del embarazo y no debe ser motivo de preocupación. ¿Qué hay que tener en cuenta para que la fiebre permanezca como un poco de fiebre y no se se agrave o exceda los 102 grados Fahrenheit? Si en el caso de que la temperatura de su cuerpo sea más alta, consultar al ginecólogo lo antes posible sería la decisión más sabia. Una fiebre alta por encima de 102 º podría causar un trauma en el feto, ya que en esta etapa, el feto no es lo suficientemente fuerte como para crear su propia resistencia. La fiebre, si no se  controla a tiempo, podría ser fatal para el feto.

Las causas de la fiebre
Las proteínas instigan el crecimiento fisiológico del feto, pero estas proteínas necesitan una temperatura propicia para ser activa. Si la temperatura corporal supera las tasas normales, estas proteínas pueden ser disfuncionales o actúan de una forma anormal, que directamente obstaculizará el crecimiento del feto. Una fiebre alta de 102 º puede aumentar las posibilidades de que el bebé sufra los defectos congénitos durante el parto o incluso puede aumentar las posibilidades de inducir un aborto involuntario.

Las mujeres tienden a sufrir la espina bifids, un defecto neural en sus primeras 14 semanas de embarazo, si la temperatura de su cuerpo es más alta que el nivel permisible. No es recomendable tomar los baños calientes o de vapor o cualquier otro método que drásticamente suba la temperatura corporal. Esto sería insano y peligroso para el feto. Experimentar un poco de fiebre después de algunos meses de embarazo es seguro, ya que el feto comienza a formarse completamente. En esta etapa, el bebé se convierte en mucho más fuerte. Generalmente, las altas temperaturas son incapaces de causar el desplazamiento repentino del feto en el útero, sin embargo, se debe mantener la seguridad y se deben tomar precauciones para evitar el sobrecalentamiento del cuerpo.

Formas para controlar la fiebre durante el embarazo
❣ La deshidratación durante el embarazo es una de las principales causas del aumento de la temperatura corporal. Siempre recuerde beber muchos líquidos a intervalos regulares, esto se debe a que la fiebre puede llevar a la deshidratación y la fatiga, que es perjudicial para usted y su hijo no nacido. Déle un descanso a su cuerpo y no se esfuerce, ya que esto sólo hará que su fiebre aumente.

❣ Use ropa ligera de peso que esté bién ventilada y equipada… La ropa ligera de maternidad ayuda a mantenerse fresca, ya que no absorben el calor en su interior. Si es posible evite el uso de la ropa interior, mientras está en casa, o siempre se debe optar por la ropa interior de algodón puro, si no puede evitarlo.

❣ Mantenga la higiene personal, lave su ropa interior todos los días, y límpiese a sí misma con el lavado de las mujeres. Lávese el cuerpo cada vez que visita el baño, a fín de evitar los casos de las infecciones de las vías urinarias. Si es posible, absténgase del uso de los baños públicos, o si es necesario, utilice un desinfectante para limpiar el asiento antes de su uso. Lleve su propio papel higiénico, desinfectante de las manos y un lavado líquido de las manos.

❣ Hable con su médico y pregúntele por los medicamentos que puede tener para bajar la fiebre. El Tylenol y el Acetaminofeno han demostrado ser muy eficaces en la reducción de la fiebre. Trate de no tomar las pastillas de la farmacia para reducir la fiebre, ya que su cuerpo puede reaccionar negativamente a estas.

❣ Póngase una vacuna obligatoria contra la gripe, que le ayudará a reunir cierta resistencia de contraer un resfriado o la fiebre.

❣ Trate de analizar por qué usted podría estar sufriendo de la fiebre. Muchas veces la fiebre puede no ser debida al embarazo, sino a una infección del tracto urinario o incluso a una infección de la garganta. Consulte con  su médico y explíquele los síntomas por los que usted se encuentra enferma durante el embarazo, ya que podría ser un simple caso de una infección estomacal menor, que puede estar causando que usted sufra de la diarrea durante el embarazo.

❣ El objetivo principal es el de no sobrecalentar su cuerpo, y por lo tanto, renuncie al uso de las compresas calientes o de las mantas eléctricas, ya que sólo empeoraría las cosas. Asimismo, no se cubra con las mantas gruesas, pensando que estas le ayudarán a sudar. Estas solo aumentarán la fiebre aún más.

❣ Mantenga un control de su dieta, ya que algunos alimentos y algunas bebidas como el alcohol son conocidos por aumentar la temperatura de su cuerpo y no se deben consumir durante el embarazo.

Conseguir una fiebre durante el embarazo es bastante inevitable, pero mantenerla bajo el control es bastante fácil. La salud de la mujer se debilita debido a los rápidos cambios por los que su cuerpo está pasando, por lo que necesita más atención y un mayor cuidado. El cuidarse a sí misma y tomar las precauciones adecuadas evitará que se tensione sobre la fiebre y sobre la salud de su pequeño.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *