La fatiga crónica y la deficiencia de la vitamina D

Todos experimentamos la fatiga y la sensación del cansancio día a día en nuestras vidas en una escala menor, y esto es obvio y muy normal. Pero hay una gran razón para preocuparse, si la fatiga tiene una duración de una cantidad anormal del tiempo, incluso cuando el cuerpo está descansando lo suficiente. La fatiga crónica (lo que significa de larga duración), si no se aborda a tiempo, puede causar las interferencias perjudiciales y los efectos secundarios.

¿Qué es la fatiga crónica?

El síndrome de la fatiga crónica es una sensación inusual y prolongada del cansancio experimentado por el cuerpo, por una serie de las razones (no hay una causa específica). Los niveles  graves pueden afectar las actividades rutinarias de la persona, y en los casos graves, puede incluso conseguir estár atado a la cama durante meses. Los síntomas generales son la experiencia anormal del cansancio, incluso después de la actividad física regular, una sensación del cansancio por la mañana, el dolor de la cabeza y la falta de memoria, el dolor en las articulaciones, una fiebre leve, los dolores musculares, etc. Una gran cantidad de las causas que se han previsto para la fatiga crónica como – la infección viral , el estrés, el envejecimiento, la genética, otras enfermedades previas relacionadas con el corazón, el riñón, el hígado, etc, pero los investigadores no tienen ni idea acerca de las causas exactas. Incluso los niveles bajos de la vitamina D y la fatiga crónica se encuentran relacionadas. Vamos a discutir la relación entre los dos.

¿Es la fatiga crónica relacionada con la deficiencia de la vitamina D?

Algunos investigadores creen que la falta de la vitamina D en el paciente puede ser una de las causas de la fatiga crónica. Para poner las cosas  claras, vamos a echar un vistazo rápido a los síntomas de la fatiga crónica y también  la importancia de la vitamina D.

  • El síntoma más común es el cansancio experimentado prolongadamente.
  • El dolor de la garganta.
  • El dolor de la cabeza inusual es experimentado por el paciente.
  • El cansancio, incluso después de la actividad física diaria.
  • Los dolores musculares y articulares.

La vitamina D es la clave para la salud ósea fuerte, que a su vez es la clave para la salud en general. La falta de la vitamina D en la dieta puede conducir a muchos trastornos como la osteoporosis, la artritis y el dolor en las articulaciones. Es una de las vitaminas que el cuerpo produce naturalmente, con la ayuda de la luz solar. Esta vitamina ayuda en la absorción del calcio y del fósforo, que son las columnas vertebrales de los huesos y los dientes. Si el cuerpo no está suficientemente expuesto a la luz del sol,  la deficiencia de la vitamina D se produce, y el cuerpo comienza a mostrar los efectos en forma de la fatiga y el dolor de las articulaciones. Echa un vistazo rápido a los inmensos beneficios para la salud que ofrece esta vitamina,

  • La ventaja más importante de la vitamina D, es su papel en la absorción y el metabolismo del calcio y del fósforo en el cuerpo.
  • La vitamina D también es necesaria para un buen sistema inmune.
  • Esta vitamina también disminuye el riesgo de la esclerosis múltiple, que es un trastorno grave.
  • También ayuda a mantener el peso deseado.
  • Esto ayuda en la prevención del asma.
  • También es esencial para un cerebro sano.

Ahora bien, como podemos ver, los síntomas incluyen el dolor articular y muscular, y la falta de la vitamina D también puede conducir al dolor en las articulaciones, por lo tanto hay una relación obvia entre las dos cosas. Si una persona evita la luz del sol y también las fuentes alimenticias de la vitamina D, el cuerpo está destinado a ser privado de esta vitamina esencial, y luego comienzan a aparecer los síntomas. Como habíamos visto en los párrafos anteriores, la fatiga crónica puede llevar a muchos efectos nocivos. Si usted está experimentando la fatiga crónica y su consumo de la vitamina D también es muy baja, entonces el aumento de la ingesta de la vitamina D puede resolver el problema hasta el cierto punto. Sin embargo, sólo el médico puede confirmar si la deficiencia de la vitamina D es la causa de su fatiga. Para confirmarlo, debe visitar a su médico, que vaya a usar ciertos métodos para diagnosticar el nivel de la vitamina D en el cuerpo. Si el cuerpo tiene las  deficiencias en la vitamina D, el médico puede prescribir las técnicas para mejorar el contenido de las vitaminas.

Así que la gente, que toma una cantidad adecuada de la vitamina D para mantener a raya  la fatiga crónica, ya que nunca sabes si los dos podrían estar estrechamente relacionadas. Sea un madrugador y disfrute del sol por la mañana, y finalmente, carguese usted mismo con la vitamina D, para combatir la fatiga.

Un comentario en “La fatiga crónica y la deficiencia de la vitamina D”

  1. Hace solo 04 días me detectaron falta de esta vitamina…. es por eso que me intereso el tema y busque información.- esta excelente¡¡¡
    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *