Esguince muscular abdominal.

La pared abdominal de nuestro cuerpo, se compone de varios tipos de músculos. Estos músculos abdominales, llevan a cabo algunas de las funciones corporales más importantes. El tronco principal de nuestro cuerpo, se apoya en los músculos abdominales, y también ayuda, a que usted sea capaz de moverse. Es responsable de controlar la presión interna en el interior del abdomen y ayudar a mantener la posición de los órganos internos en su posición respectiva. Cualquier tipo de debilidad o lesión en los músculos abdominales, puede provocar una tensión muscular.

Causas

La principal causa de la tensión del músculo abdominal, es el estiramiento excesivo de los músculos. Esto puede suceder, cuando los músculos se usan demasiado, lo que se debe a algunas lesiones o a algunos movimientos anormales o bruscos del tronco principal de nuestro cuerpo. Esto puede suceder debido a levantar, empujar o tirar de los objetos pesados. Las actividades deportivas, como la natación brazadas, patinaje, hockey, etc., pueden conducir a la tensión de los músculos del abdomen. Cuando una persona obesa trata de hacer algunos entrenamientos con fuerza, se puede provocar una tensión en los músculos. Incluso los problemas menores, como la tós o el estornudo continuo, pueden causar la tensión en los músculos también. Esto provoca unos desgarros pequeños en las fibras de los músculos, si se trata de una lesión menor. Los músculos también pueden romperse por completo de su ligamento y en este caso, pueden correr un serio peligro. Esto puede causar un sangrado interno o provocar una hernia.

Síntomas

Las personas que padecen las lesiones musculares, experimentan un fuerte dolor en el área donde el músculo fué lesionado. El dolor puede ser tán severo, que se hace difícil incluso flexionar el músculo de esta región. Por lo general, el dolor aumenta durante la contracción del abdomen y se reduce en el momento de relajación. Básicamente, la distensión muscular se clasifica en trés grados diferentes en función de la gravedad de la lesión en el músculo. En el primer grado, la distensión muscular es leve, y por lo tanto, el dolor muscular es leve también. Esto no conduce a ninguna restricción importante en los movimientos del cuerpo. En el segundo grado, el dolor es moderado. Como resultado, no se pueden producir los movimientos, como el retorcimiento del cuerpo. Un paciente con un tercer grado de músculo abdominal, padece un dolor abdominal severo. A menudo, esto causa los espasmos musculares. Incluso las actividades normales se vén gravemente afectadas por este tipo de dolores.

Diagnóstico y tratamiento

La tensión muscular abdominal, puede ser diagnosticada principalmente por el examen físico del abdomen. Se pueden mostrar señales de la sensibilidad, la inflamación de los músculos y la pérdida de la fuerza en este área en particular. En el caso de una rotura del músculo, puede ser detectada una presencia de un vacío al tocar la zona afectada con la mano. Las imágenes de los rayos X no pueden detectar este problema. La ecografía, la TC o IRM (imágenes por la resonancia magnética), pueden detectar cualquier hernia que sobresale a través de la pared abdominal.

El objetivo principal del tratamiento es reducir la inflamación, dolor o sangrado. El tratamiento del músculo abdominal es difícil, debido al hecho, de que el descanso completo de los músculos en esta área es imposible. Por lo tanto, uno debe detener completamente todas las actividades, que puedan causar el estiramiento de los músculos abdominales. Esto ayudará a disminuir el dolor en cierto grado. La duración del tratamiento, varía en función de la gravedad.

Con la aplicación del hielo durante el primer o segundo grado, proporciona un alivio sustancial del dolor. Los no esteroides anti-inflamatorios no esteroideos, se administran durante los dos primeros días del dolor. Si el dolor es significativamente fuerte, entonces se administran al paciente las inyecciones para el alivio del dolor. En algunos casos, se aplica el calor húmedo a la lesión, con el fín de que el músculo se relaje, así como para el manejo del dolor. A veces, la venda elástica se envuelve ampliamente alrededor del abdomen, para restringir los movimientos del cuerpo. Si el desgarro en el músculo es grave, la curación será a través de los medios quirúrgicos.

La tensión muscular abdominal se puede prevenir, si los músculos de su cuerpo se mantienen flexibles con la ayuda de los ejercicios físicos adecuados. También es muy importante, que utilice las técnicas adecuadas para estos. Asimismo, si es posible, hágalo bajo la supervisión de un buén entrenador.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Ines Alvarado. García dice:

    Si. Yo. Tengo. Esos. Calambres. Pero. Son. Demasiado. Fuertes. Y. Quiero. Saber las. Causas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *