Enfermedades del intestino delgado

Las enfermedades del intestino delgado pueden ser desde muy leves hasta muy graves. El intestino delgado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano que ayuda a la salud digestiva, y está situado en el abdomen entre el estómago y el intestino grueso. Realiza algunas funciones importantes como la digestión de alimentos y la absorción de los nutrientes esenciales de los alimentos en el cuerpo. También es la parte más grande del canal alimentario. Cualquier enfermedad relacionada con el intestino delgado puede causar diversas complicaciones y por lo tanto deben ser tratadas adecuadamente. Hay una serie de enfermedades importantes, así como de menor importancia que son causadas ​​por diversas razones y éstas deben ser tratadas médicamente. Estas son algunas de las enfermedades más importantes y comunes.

Enfermedades del intestino delgado

Cáncer del intestino delgado
Es una de las enfermedades más importantes ddel intestino delgado que afecta a una gran cantidad de personas. Hay cinco tipos de cáncer, es decir, tumores de adenocarcinoma, tumor estromal gastrointestinal, linfoma, sarcoma y carcinoide. Este tipo de cáncer puede ser causado por otras condiciones médicas como la enfermedad celíaca o enfermedad de Crohn. Sus síntomas incluyen dolor severo en el área abdominal central, bultos en el abdomen, pérdida repentina de peso y sangre en las heces. El tratamiento incluye la cirugía que también depende de la etapa del cáncer y la gravedad de la afección.

Enfermedad celíaca
La enfermedad celíaca, también conocida como el esprue tropical es una de las enfermedades más comunes que se caracteriza por un intestino dañado, que da lugar a una pobre o nula absorción de los nutrientes. Las personas que sufren de esta enfermedad son intolerantes a diversos productos alimenticios como el trigo, la cebada y el gluten. Este es un trastorno genético y puede ser desencadenado por ciertas condiciones médicas como el embarazo y los trastornos psicológicos como el estrés extremo. Los síntomas de esta enfermedad en los niños incluyen un dolor abdominal severo, hinchazón del estómago, estreñimiento, náuseas, vómitos y pérdida de peso repentina. En los adultos, los síntomas incluyen la ausencia de períodos menstruales, dolor articular, convulsiones, fatiga y anemia. También puede ir acompañada de otras enfermedades o trastornos. La única opción de tratamiento para la enfermedad celíaca es seguir una dieta sin gluten durante toda la vida para no desencadenar los síntomas.

Enfermedad inflamatoria del intestino
La enfermedad inflamatoria intestinal es otra enfermedad común del intestino delgado que es de dos tipos: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Las causas de la enfermedad inflamatoria intestinal son los factores genéticos y ambientales, como infecciones que perturban el funcionamiento del sistema inmune. El mal funcionamiento del sistema inmune provoca daño tisular que lleva a la inflamación de la mucosa (revestimiento interno del intestino). Hay varios síntomas de esta enfermedad y el tratamiento depende del tipo de la enfermedad inflamatoria intestinal. Esta enfermedad necesita atención médica inmediata y si se deja sin tratamiento, también puede llevar al desarrollo del cáncer de colon peligroso para la vida.

Hernia inguinal
La hernia inguinal es un tipo de hernia abdominal que se caracteriza por una protuberancia externa en la ingle. Es uno de los problemas comunes del intestino delgado y generalmente es causado por la obesidad, levantamiento de grandes pesas, embarazo o tensión mientras defeca. Los síntomas de esta enfermedad incluyen el dolor en la ingle severo, dificultad para defecar, un bulto en la ingle y obstrucción intestinal. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, hernioplastia o resección intestinal.

Otras enfermedades importantes incluyen el infarto intestinal, úlceras duodenales, enfermedad diverticular, endometriosis y estrangulación intestinal. Las enfermedades leves incluyen el estreñimiento, infección bacteriana y diarrea, que también necesitan ser tratados lo más rápidamente posible. Comer sano y mantener un sistema digestivo saludable puede ayudar a prevenir muchas de estas enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *