El sabor salado en la boca y los labios

Mientras que la mayoría de nosotros experimentamos un ligero sabor salado en la boca de vez en cuando, algunas personas experimentan momentos en que sus bocas se sienten como si se han llenado con una gran cantidad de sal. Este sabor salado puede prevalecer durante una semana, un mes o incluso varios meses. Mientras esta condición no es una amenaza para la vida, la sensación de la boca llena de sal es realmente desagradable y horrible. Hace que una persona se vuelva irritable, y perturba la paz de su mente. Para algunas personas, la enfermedad incluso les impide disfrutar de una buena comida o incluso tener una noche de sueño reparador.

Sabor salado en la boca. Causas

Antes de empezar con el tema del  sabor salado en la boca  y sus  diferentes causas, es importante tener en cuenta que esta condición no se asocia con la nariz y está exclusivamente asociada con la boca. Este problema de sabor salado en la boca se origina en la boca y no en la nariz.

Deshidratación
El consumo inadecuado de líquidos resulta en la alteración de la composición química de la saliva. La composición alterada imparte un sabor salado a la saliva. Esto se ve especialmente en las personas que toman diuréticos para bajar de peso, por lo que su cuerpo pierde cantidades excesivas de liquidos en forma de orina, mucho más de lo necesario. Esto da como resultado bajos niveles de líquidos en el cuerpo y conduce a la deshidratación.

Radioterapia o drogas para el cáncer  
Algunas de las papilas gustativas pueden ser afectadas por la radioterapia o algunos fármacos contra el cáncer. Dado que las papilas gustativas se ven afectadas, uno puede experimentar una alteración del gusto en la boca. Las drogas como la vincristina, cisplatino, metotrexato, etc., se considera que conducen a problemas de salinidad en las personas.

Goteo nasal posterior
El goteo nasal causado por infecciones de los senos paranasales, alergias o simplemente excesiva producción de moco en la garganta, da lugar a la acumulación de mucosidad en la parte posterior de la nariz y la garganta. Cuando la mucosidad drena hacia abajo a la boca, se produce un sabor salado en la boca.

Enfermedad de la glándula salival
Las glándulas salivales presentes debajo de la mandíbula son responsables de la producción de saliva. Cuando estas glándulas salivales se infectan por una enfermedad de la glándula salival, como el síndrome de Sjogren o infección bacteriana, sialadenitis, la composición química de la saliva se altera y resulta en un sabor salado en la boca y en los labios.

Infección bacteriana en la boca
El mal cuidado dental y la higiene bucal inadecuada puede dar como resultado la deposición de placas en los dientes, que forman una tribuna ideal para que gérmenes prosperen. Estos gérmenes afectan los dientes y las encías y conducen a la infección bacteriana en la boca, lo que puede resultar en un sabor salado en la misma.

Algunas otras condiciones médicas tales como la epilepsia, tumor cerebral, deficiencia nutricional, síndrome de ardor bucal, enfermedades endocrinas y neurológicas  causan problemas de sabor salado en la boca. Por otra parte, el sabor salado constante en la boca también puede ocurrir debido a las fugas del fluido cerebroespinal.

¿Cómo deshacerse del sabor salado en la boca?

El tratamiento para el sabor salado en la boca será diferente de una persona a otra, dependiendo de la causa que este provocando la salinidad.

Beba líquidos
El aumento de la cantidad de ingesta de líquidos es importante para deshacerse del sabor salado causado por la deshidratación. Uno debe beber mucha agua y zumos y mantener el propio cuerpo hidratado. También es importante que se abstengan de consumir alimentos diuréticos  y bebidas tales como té, café, refrescos, zumo de naranja, sopa de tomate, alcohol, etc., que aumentan la producción de orina y liberan más líquidos del cuerpo.

Medicamentos alternativos
Si ciertos medicamentos son la causa del sabor salado en la boca, el médico puede prescribir medicamentos alternativos que no conduzcan a la salinidad en la boca.

Tratamiento de la infección bacteriana
Si una infección bacteriana es la causa subyacente para el sabor salado, hay que ir a un dentista y tener la infección tratada. Una vez que disminuye la infección, el sabor salado también desaparecerá. Sin embargo, es importante que siga manteniendo buenos hábitos orales. Cepillarse los dientes dos veces al día como mínimo y las visitas regulares al dentista le ayudará a mantener la salud dental.

Es importante consultar a su médico si el sabor salado persiste o empeora después de algún tiempo. El médico será capaz de diagnosticar la verdadera causa subyacente de la enfermedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *