El lenguaje egocéntrico

El lenguaje egocéntrico es un concepto único y muy interesante que se produce en los niños pequeños. La inclusión de “ego” de la palabra en el término egocéntrica sugiere que es algo que ver con uno mismo. ¿Qué es cierto?. El lenguaje egocéntrico es un tipo del discurso que se lleva a cabo con uno mismo, no necesariamente es dirigido a nadie en particular. Este tipo del discurso se ve que se produce  en los niños muy pequeños, típicamente aquellos en el grupo de la edad de 3-5 meses y se dice que se utiliza como un medio de expresión del aprendizaje, ya que los niños no saben cómo pensar internamente y luego hablan. A medida que crecen, la instancia de este discurso se convierte en menos y menos y en un año o dos se desvanece por completo. De tal manera que aprenden a interiorizar sus pensamientos, pensar sobre lo que quieren decir y luego hablan. Hay varias teorías que rodean este concepto y   es lo que vamos a entrar en el artículo que sigue.

Para dar un ejemplo – observe a un niño pequeño en el juego y usted encontrará que un niño tiene la tendencia de hablar consigo mismo y, literalmente, hace un comentario de lo que está haciendo. Mientras que “alimenta”  una muñeca, por ejemplo, va  a decir algo así como “Ahora voy a darte de comer”.

¿Qué es el lenguaje egocéntrico?

Aunque ahora sabemos que el lenguaje egocéntrico es algo que lo convierte en una parte integral del desarrollo del niño en el sentido del desarrollo del lenguaje, tenemos que saber también que hay varias teorías que rodean a este concepto. Echemos un vistazo a estas teorías y entenderemos lo que significa una parte importante de la psicología.

La teoría de Jean Piaget
Jean Piaget fue un psicólogo de renombre que observó a los niños y formuló el concepto del lenguaje egocéntrico. Esta forma de la expresión es una parte de los estados piagetianos del desarrollo. Dijo que cuando el niño nació y empezó a aprender a hablar, expuso su discurso de tal manera que hablaba  con él mismo sin dirigirse a nadie en particular. Él siempre hablaba fuerte, incluso cuando hablaba a sí mismo y no se dirigía a nadie en particular. Esto sucede porque no había aprendido todavía a ser social,  lo necesitaba  para llevar a otros a ver los puntos de consideración o no entiendía lo que los demás dicían. Así que no sabía cómo comunicarse efectivamente con los demás y recurrió al lenguaje egocéntrico. Piaget también dijo que a medida que el niño crecía, iba aprendiendo a ser una parte de la esfera social y luego desarrollar los medios adecuados de la comunicación, que el lenguaje egocéntrico se desvanecería y sería reemplazado por el discurso social.

Teoría de Vygotsky
Vygotsky fue otro psicólogo que obseró los patrones del comportamiento de los niños y luego dedujo algunas teorías sobre este concepto. Su punto de vista era diferente a la de Piaget. Vygotsky, dijo que los niños utilizan esta forma de la expresión, ya que todavía no había desarrollado el concepto de la internalización de sus pensamientos y porque no entendía el concepto de ser capaz de pensar sus pensamientos a través de, a deducir y entonces hablar. Él estaba en el proceso del aprendizaje y por lo tanto, las instrucciones constantes que se han pasado sobre él se verbalizan en voz alta pero no los procesa. Vygotsky también creía que el niño era un ser social, para empezar, y no se convirtia en social, con el tiempo. Dijo que todas las acciones, el balbuceo y las palabras que el niño comenzó con la hora de aprender a hablar y comunicarse por primera vez. El niño por lo tanto, siempre ha sido una criatura social. Y de esa forma también se opuso a la teoría de Piaget, quien dijo que el niño aprende a ser sociable con el tiempo y entonces aprende a comunicarse con los demás. Vygotsky también dijo que el lenguaje egocéntrico no se sustituye por el discurso social, pero poco a poco se desarrolla en el.

En los próximos años, una combinación de ambas teorías se fusionó y el lenguaje egocéntrico término siendo sustituido por el discurso privado, el cual fue considerado como un término más aceptable.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *