El eczema en los niños

El eczema en los niños. Las causas y los síntomas del eczema

El niño se encuentra en el vientre materno en un hábitat cómodo durante los nueve meses. Durante el embarazo normal el bebe se desarrolla correctamente, sin ningún tipo de complicaciones, pero después del nacimiento se encuentra en un clima nuevo, y el pequeño organismo experimenta un verdadero estrés. En el primer periodo de tiempo, el niño es bastante vulnerable ante los factores externos. Pero no se preocupe, ya que si el sistema inmunológico del recién nacido es fuerte, puede ser fácilmente adaptado a las nuevas condiciones. Pero a veces, la adaptación no es muy buena. Por ejemplo, muchas veces en los niños sufre la piel, porque precisamente la piel es una barrera para una variedad de infecciones y virus que habitan en el aire.

Incluso una madre inexperta se dá cuenta inmediatamente de que al niño se le seca periódicamente la piel y se cubre de escamas. Tal vez el niño tiene el eczema. Los siguientes factores pueden ser la causa de la piel seca:

  • El uso de una grán cantidad de alimentos que causan la alergia, todavía durante el embarazo de la madre.
  • La hipersensibilidad a ciertos ingredientes contenidos en los cosméticos de los niños.
  • Una reacción al material de la ropa de bebé.
  • La predisposición genética (uno de los padres sufre de la dermatitis atópica o del asma bronquial).
  • La leche materna (¡esto también sucede!).

Si su hijo es diagnosticado con el eczema, no se asuste. La enfermedad responde bién al tratamiento.

Los síntomas del eczema en los niños

El eczema (o la Dermatitis atópica), en otras palabras, es la sequedad de la piel de un niño y puede ser de varios tipos. El eczema se puede localizar en diferentes áreas de la piel y se puede extender por todo el cuerpo completamente. El eczema es más frecuente en las mejillas del niño en forma de dos manchas circulares rojas, así como los áreas de la sequedad detrás de las orejas y la irritación de la piel de la cabeza. Si no se atiende la enfermedad, el eczema se desplazara a las muñecas, los codos, las manos, las caderas y el abdomen.

El eczema no siempre se observa en forma de manchas rojas, a veces, la inflamación se manifiesta como manchas circulares blancas en la piel o como una inflamación descolorida.

La piel afectada se vuelve áspera, los puntitos inflamados e hinchados se convierten en pequeñas ampollas que luego se abren. A continuación, la piel comienza a mojarse y cubrirse con una costra. Al mismo tiempo, el niño se siente incómodo, con picores y ardor.

A menudo, los médicos dividen el eczema en los niños en dos tipos: el verdadero y el microbiano. Estos tipos del eczema en los niños no se diferencian en nada de la enfermedad en los adultos.

Además, los niños que sufren de diferentes alergias, a menudo son diagnosticados con la dermatitis. Vale la pena recordar que el eczema puede contribuir al desarrollo de esta enfermedad.

¿Cómo iniciar el tratamiento para el eczema?

Si se encuentra que la piel del bebé es afectada por algún irritante, entonces usted necesita hacer que el pequeño contacte con el mismo lo menos posible. Los cosméticos infantiles deben ser totalmente hipoalergénicos, para que impidan la irritación en la piel del bebé. Trate de proteger la piel dañada del contacto frecuente con el agua, sobre todo con el agua caliente.

Durante el tratamiento del eczema en los niños, es muy importante seguir una dieta correcta, lo que ayudará a aliviar la condición del niño. No sobrealimentar al bebé. Se debe limitar el uso de la sal en los alimentos, de los carbohidratos, de los alimentos ricos en almidón, de los dulces, del chocolate y de las especias. Introducir en la dieta los alimentos ricos en proteína (como el queso, la carne y el pescado hervido).

La leche de vaca se debe excluir por completo, ya que se considera como uno de los alérgenos más fuertes. Sustituya la leche por el yogur.

Para los bebés que son alimentados con el biberón, elija las composiciones muy delicadamente. La composición no debe incluir la leche y sus componentes.

Lo descrito anteriormente, son las recomendaciones generalizadas para el tratamiento del eczema en los niños. Pero recuerde, que someterse al auto-tratamiento es extremadamente peligroso, especialmente cuando se trata de la salud de un niño. ¡Asegúrese de consultar con un médico!

A menudo sucede, que las heridas en la piel comienzan a sangrar, y esto a su vez se convierte en un acceso abierto a las infecciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *