Diagnóstico del cáncer de mama inflamatorio (CMI)

El cáncer de mama inflamatorio o el CMI es un tipo acelerado del cáncer de mama, que por lo general no se puede detectar mediante una ecografía o una mamografía. Es una forma relativamente rara de cáncer, que representa alrededor de 1 a 3 por ciento de todos los cánceres de mama. Uno de sus signos es que la mama afectada se inflama y se hincha. Esto ocurre porque las células linfáticas que existen bajo la piel del seno se bloquean por las células cancerosas. Esto da como resultado la obstrucción del flujo linfático, lo que conduce a la rojez inflamada, también conocida como la mastitis, que caracteriza el CMI.

Síntomas del cáncer de mama inflamatorio

A diferencia de otros tipos del cáncer de mama que son más comunes y forman un nudo por lo general, éste no se produce en el CMI, y si lo hace, no se puede palparlo. La enfermedad se desarrolla formando hojas o nidos, que obstruyen el sistema linfático bajo la piel. Por lo general el diagnóstico del CMI ocupa mucho tiempo porque los síntomas a menudo se atribuyen a otras enfermedades, tales como una infección.

  • El dolor en las mamas. Como el CMI se confunde a menudo con una infección de la mama, se trata con antibióticos. Por lo tanto, si la inflamación no desaparece en una semana, usted necesita obtener una consulta de un especialista en cáncer de mama o pedir una biopsia de mama.
  • El seno de color rojo. La característica más distintiva del cáncer de mama inflamatorio es un enrojecimiento, que puede implicar o bien la totalidad o una parte de la mama. A veces, el enrojecimiento puede aparecer y desaparecer.
  • El calor en la mama. El enrojecimiento también puede ir acompañado de una zona caliente.
  • Los cambios de la piel en el área del pecho. El enrojecimiento de la mama a menudo está acompañado por la piel con espesor y la textura de la piel llamada como piel de naranja.
  • Un moretón que no desaparece se forma en el pecho.
  • La retracción del pezón o la secreción del mismo.
  • La sensación de comezón en la mama.
  • El pecho de repente se hincha.
  • La inflamación de los ganglios linfáticos del cuello o debajo del brazo .
  • Alrededor del 50 por ciento de las mujeres que sufren del CMI también tienen una masa o un bulto en el pecho, pero por lo general no se puede detectarlo durante un examen de mama por lo que la mama a menudo se vuelve más dura y más grande de lo normal.

Estos síntomas suelen ocurrir muy rápidamente, en un plazo de pocas semanas.

Diagnosis

Como se ha explicado, la naturaleza de los síntomas del CMI hace que sea muy difícil diagnosticarlo con precisión. Debido a la rareza de la enfermedad, muchos profesionales de la medicina por lo general no vienen a conocerla. Además, en comparación con otras formas, el cáncer de mama inflamatorio no se ha estudiado lo suficiente. Por lo general cuando el pecho se hincha o se pone rojo, la causa común es una infección y, por lo tanto, los médicos la diagnostican como tal en el primer momento. Sin embargo, las infecciones por lo general tienen una causa, por ejemplo, la lactancia materna, y desaparecen con el tratamiento con antibióticos adecuado, sin embargo, el CMI no es sensible a los antibióticos.

El cáncer de mama inflamatorio se diagnostica principalmente mediante la realización de un examen físico, aunque la ecografía, resonancia magnética de mama o mamografía también pueden ser utilizados a veces. Una biopsia se utiliza generalmente para confirmar el diagnóstico. Sin embargo, hay casos en que una biopsia del CMI es clara, aunque la hinchazón y el enrojecimiento se empeoran. Por lo tanto, evidentemente, puede ser muy difícil conseguir un diagnóstico confirmado y preciso.

La quimioterapia se utiliza como un tratamiento inicial para el cáncer de mama inflamatorio. Esta puede ser seguida por la radiación y la cirugía. El herceptin y la terapia anti-estrógeno también pueden ser utilizados. Algunos otros tipos de terapia dirigida, como Avastin, también pueden tener lugar. La secuencia y el tipo de tratamiento dependerán de cada caso individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *