Los ejercicios de la silla para la tercera edad

El ejercicio es muy importante para cada persona de la edad avanzada, ya que tiene varios beneficios para la salud de alto nivel. Mejora la fuerza muscular y la flexibilidad, y proporciona un alivio de la edad relacionado con el dolor y aumenta la movilidad articular. En pocas palabras, los ejercicios para la tercera edad facilitan un envejecimiento más saludable. Los ejercicios de la silla son la forma más adecuada de ejercicio para las personas mayores, ya que se pueden realizar tanto sentado en una silla de respaldo recto como sobre un banco del parque. Por lo tanto, aquellas personas que tienen la dificultad para mantener el equilibrio del cuerpo y la coordinación, pueden realizar estos ejercicios. Esto no significa, que los que siguen activos no deben realizar los ejercicios sobre una silla.

Los ejercicios Cátedra de los Adultos Mayores

Existen muchos tipos diferentes de ejercicios sentados sobre una silla. Cada uno de los ejercicios de silla que se discuten aquí, se centran en las diferentes partes del cuerpo.

Ejercicio # 1
Siéntese derecho sobre el borde de una silla de respaldo recto y robusto manteniendo los pies planos sobre el suelo. No se incline hacia atrás para apoyar su cuerpo. Ahora, mantenga los talones firmemente basados ​​en el suelo y doble los dedos de ambos pies hacia abajo. Luego, gradualmente, mueva los dedos de los pies en la dirección hacia arriba, hacia el techo. Una vez más, doble los dedos del pie hacia adentro y luego apunte hacia arriba. Estos movimientos de los pies se deben repetir de 8 a 10 veces.

Ejercicio # 2
Ahora bién, ¿Son suaves algunos ejercicios de piernas al encontrarse sentado en una silla? Siéntese cómodamente sobre una silla sin inclinarse hacia atrás. Trate de levantar ambas piernas juntas del suelo tanto como sea posible. Deténgase en el momento, en el que usted sienta una sensación de bloqueo en las rodillas. Luego baje las piernas lentamente hacia el suelo. Este ejercicio se debe repetir de 6 a 8 veces. Sin embargo, no realice este ejercicio si siente que sus rodillas están sufriendo.

Ejercicio # 3
Los adultos mayores que sufren de la artritis suelen tener los problemas de agarre debido a las articulaciones de los dedos inflexibles. Estos ejercicios de la mano se pueden realizar para la mejora de las muñecas de las manos. Siéntese sobre una silla y abra y cerre las manos repetidamente. Cuando se estiran los dedos, difúndalos lo más que se pueda para que usted pueda tener una idea del estiramiento en los mismos. Mientras que cierra las manos, apriete los puños. Continúe durante 8 – 10 veces. Después de esto, usted conseguirá una sensación de tirantez en los músculos de la mano. Para liberar esta tensión, agitar las manos al azar. Esto relajará los músculos muy bién.

Ejercicio # 4
Para los ejercicios de los brazos, se necesita una pelota. Siéntese sobre una silla sosteniendo la pelota en frente de usted. Luego, trate de apretar la pelota con las dos manos. Mientras hace esto, extienda sus manos en frente de usted y luego tire de la pelota hacia el pecho. Este movimiento de ida y vuelta de los brazos se debe realizar de una forma lenta y controlada. Se deben tener de 10 a 12 repeticiones. Estos ejercicios de estiramiento no sólo son buenos para los músculos de los brazos, sino también para los músculos del pecho.

Ejercicios # 5
La rotación de los hombros es un excelente ejercicio para fortalecer los músculos de los hombros. Siéntase derecho sobre la silla y levante ambos hombros a la altura de las orejas. Luego, sosteniendo la posición elevada muévalos lentamente hacia la parte posterior. A continuación, lleve los hombros hacia delante y luego hacia arriba. Repita este ejercicio unas 10 veces. Cada vez que usted pueda, cambie de la dirección de rotación de los hombros de forma diferente.

Ejercicios # 6
El estiramiento de la parte inferior del cuerpo es también necesario. Para este ejercicio, siéntase derecho sobre una silla con ambos pies apoyados en el suelo. Coloque las manos sobre los muslos. Ahora, inclínese hacia adelante lentamente manteniendo la espalda recta y luego retroceda. Repita este movimiento unas 5 veces. Otro ejercicio consiste en estirar la espalda baja con las piernas y los brazos hacia adelante. Mantenga esta posición y cuente hasta 5. Luego, vuelva lentamente a la posición original. Repítalo dos o tres veces.

Los médicos recomiendan, que toda persona mayor debe realizar estos ejercicios de alto nivel durante media hora al día para mantener en forma su salud y su estado físico. Al realizar los ejercicios, use la ropa suelta y cómoda. En cualquier momento, mientras se realiza cualquier ejercicio, si se siente incómodo pare de inmediato. Nunca trate de estirarse más allá de la capacidad de su cuerpo. Esto puede tener un efecto adverso en su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *