Efectos secundarios de ácido fólico

El ácido fólico es un miembro de la familia de la vitamina B y es importante para llevar a cabo diferentes procesos en el cuerpo. También conocido como vitamina B9, el ácido fólico al igual que otras vitaminas no se encuentra en forma natural en el cuerpo, por lo que hay que facilitarlo al organismo de fuentes externas. El ácido fólico está presente de forma natural en alimentos como frijoles, legumbres, frutas cítricas, jugos, vegetales de hojas verdes, salvado de trigo, cereales integrales, hígado, carne de cerdo, mariscos y aves de corral. Además de estas fuentes naturales, el ácido fólico también está disponible en forma de suplementos. Cuando no seguimos una dieta saludable, nuestros cuerpos no obtienen suficientes vitaminas, lo que hace el cuerpo vulnerable a varios problemas médicos. Para contrarrestar esta deficiencia, se toman los suplementos de ácido fólico. Sin embargo, los suplementos tomados por encima de la dosis recomendada pueden resultar en unos efectos secundarios.

¿Cómo funciona el ácido fólico?

El ácido fólico junto con las vitamina B12 y vitamina C, ayuda al cuerpo a crear y utilizar las proteínas. El cuerpo humano utiliza el ácido fólico para la formación y la multiplicación celular, la formación de glóbulos rojos y glóbulos blancos y la replicación del ADN. Por otra parte, la ingesta de la cantidad adecuada de ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir unos defectos de nacimiento como la espina bífida. El ácido fólico también se utiliza para tratar enfermedades como la anemia megaloblástica, enfermedades del corazón y la depresión. Incluso se sabe de que algunas personas toman ácido fólico para prevenir enfermedades asociadas con la deficiencia de ácido fólico, tales como la enfermedad hepática, colitis ulcerosa, insuficiencia renal, etc.

Dosis adecuada de ácido fólico

Los suplementos de ácido fólico pueden ser utilizados para tratar la deficiencia, úlceras en las piernas y problemas menstruales. Sin embargo, los alcohólicos crónicos, las personas con enfermedades hepáticas, las personas sometidas a diálisis renal, las personas con problemas del tracto digestivo y otros problemas, pueden sufrir de la deficiencia de ácido fólico. Las mujeres embarazadas y lactantes necesitan un mayor porcentaje de ácido fólico. Entonces, ¿cuánto necesita el cuerpo en realidad?

La dosis de ácido fólico depende de los diferentes factores mencionados anteriormente. Alrededor de 400 mcg por día es la cantidad diaria recomendada para adultos sanos. La dosis dietética para los niños entre 1-13 años de edad es desde 150 mcg por día hasta 300 mcg por día. La deficiencia de ácido fólico no es un fenómeno común entre las personas sanas. Las mujeres embarazadas y lactantes necesitan dosis más altas de ácido fólico, alrededor de 600 mcg por día. Para las personas con deficiencias, la dosis recomendada puede variar de 400 mcg a 1000 mcg. La cantidad exacta depende de la gravedad de la deficiencia y el estado de salud.

¿Cuáles son los efectos secundarios de ácido fólico?

Es cierto que el ácido fólico ayuda a las funciones normales del cuerpo, sin embargo, al igual que en el caso de todos los otros suplementos, tomarlo en exceso puede causar efectos secundarios. Cuando uno consume altas dosis de ácido fólico, es decir, más de 1000 mcg por día, entonces corre el riesgo de la deficiencia de vitamina B12 que se disminuye. Esto es perjudicial porque el ácido fólico como suplemento puede corregir la anemia inducida por la deficiencia de vitamina B12, sin embargo, el daño en los nervios también causado por la deficiencia de vitamina B12 no puede ser detectado. Los efectos secundarios son los siguientes:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Calambres abdominales,
  • Hinchazón y gases
  • Erupción
  • Insomnio
  • Deficiencia de zinc
  • Comportamiento psicótico
  • Convulsiones
  • Sabor amargo en la boca
  • Hiperactividad, irritabilidad o excitabilidad

Los efectos secundarios del ácido fólico no se observan cuando se toma una dosis normal. Las dosis altas también aumentan el riesgo de cáncer, problemas relacionados con la edad, problemas cognitivos y enfermedades cardiovasculares.

Antes de tomar suplementos de ácido fólico, debe consultar a su proveedor de atención médica. Si usted siente que experimenta efectos secundarios de ácido fólico, póngase en contacto con su proveedor de atención médica de inmediato. El médico será capaz de diagnosticar y tratar el problema. La mejor manera de prevenir los efectos secundarios de ácido fólico es mantener una dieta sana y equilibrada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *