El dolor punzante en el estómago. Las opciones de tratamiento.

“Un dolor abdominal”, es el término se utiliza a menudo, para referirse al dolor que se siente en la región del estómago. La intensidad del dolor puede variar de leve a severa. El dolor se puede sentir por un breve período de tiempo o incluso puede ser constante o de larga duración. El dolor puede ser sordo o puede producirse un retortijón agudo, o punzante. A pesar de un leve dolor de estómago, que a veces se puede sentir debido a la indigestión, no es realmente una causa de grán preocupación,  pero el dolor del estómago insoportable que aparece de vez en cuando, podría indicar un problema muy grave de la salud.

Las causas

Si ninguno de los órganos en la cavidad abdominal se vén afectados, esto podría dar lugar a un dolor y un malestar en la región abdominal. Si usted ha estado experimentando un dolor insoportable en el estómago de vez en cuando, usted debe buscar asistencia médica. Estas són algunas de las causas comunes del malestar abdominal.

  • La intoxicación alimenticia.
    ¿Ha consumido alimentos contaminados? El consumo de los alimentos que no se han manejado adecuadamente o no han sido almacenados o preparados de una manera higiénica, podrían ser responsables de causar la intoxicación alimenticia. Si usted bebe agua contaminada o consume los alimentos que han sido contaminados por las bacterias, las toxinas o los parásitos, usted le está dando una invitación abierta a los patógenos dañinos para invadir su estómago. Por lo tanto, tenga cuidado con lo que coma. La intoxicación alimenticia se caracteriza por un dolor grave y los calambres. Otros síntomas que pueden acompañar el dolor, incluyen la diarrea, los vómitos y las náuseas.
  • El síndrome del intestino irritado.
    No se conocen las causas exactas del síndrome del colon irritado. Este trastorno funcional del intestino se puede desencadenar por el estrés. Los nervios que transmiten mensajes entre los intestinos y el cerebro, pueden ser hiperactivos, cuando el intestino es sensible. Esto podría afectar la mobilidad intestinal y causar las contracciones musculares repentinas. Por lo tanto, los síntomas pueden empeorar, cuando una persona está bajo mucho estrés. Los síntomas pueden aparecer o empeorar con el consumo de ciertos alimentos. Las personas que sufren el síndrome del intestino irritable, són más propensas a experimentar calambres, dolor, hinchazón, estreñimiento o la diarrea.
  • Las úlceras pépticas.
    Los episodios recurrentes de malestar o dolor abdominal, pueden ser debidos a la inflamación del revestimiento del estómago. Este recubrimiento cumple la función de proteger el estómago de los ácidos. El uso prolongado de ciertos medicamentos anti-inflamatorios, el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo también pueden conducir a la erosión en las paredes del estómago. Debido a la inflamación y la erosión de la capa gruesa mucosa o el revestimiento del estómago, el ácido clorhídrico y la pepsina, presentes en el estómago, pueden causar las llagas o las úlceras pépticas. Las úlceras también pueden ser causadas ​​por una infección en el revestimiento del estómago o por una bacteria conocida, como Helicobacter pylori.
  • La apendicitis.
    El apéndice es un tubo largo de 3,5 pulgadas, que se extiende desde el intestino grueso. La inflamación del apéndice puede ser también responsable de causar un dolor abdominal agudo. Un dolor o un malestar que puede surgir, debido a una obstrucción en el apéndice. En las etapas iniciales, el dolor se experimenta alrededor del ombligo, pero puede extenderse al abdomen inferior derecho. El dolor también puede ir acompañado de otros síntomas, como náuseas, vómitos o la fiebre. Si no se trata, el apéndice inflamado puede reventar y el contenido puede extenderse a la cavidad abdominal. Esto podría conducir a la inflamación en el revestimiento de la cavidad abdominal.
  • La diverticulitis.
    La diverticulosis, es una condición médica, que se caracteriza por la formación de los divertículos en las paredes del intestino grueso. Los “Divertículos”, es un término que se refiere a las bolsas, que se forman cuando se ejerce presión sobre las paredes intestinales por el material de los residuos almacenados en el intestino grueso. La diverticulitis se refiere a la inflamación de las bolsas anormales, presentes en la pared intestinal. Un grán desgarro en el divertículo puede causar, que los residuos se extiendan a la cavidad abdominal. Esto puede causar una infección o una inflamación de la pared del abdomen. Los que sufren la diverticulitis, generalmente experimentan los síntomas, como un malestar abdominal, las náuseas, los vómitos, los escalofríos y la pérdida de peso.
  • Los problemas ginecológicos.
    Algunas mujeres pueden experimentar un malestar abdominal durante la menstruación. Las mujeres embarazadas pueden experimentar un dolor punzante, en el caso del embarazo ectópico. Esta es una complicación del embarazo, en el que el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero. Podría ser adosado en el abdomen, un ovario o el cuello uterino. Esto podría llevar a un dolor severo en el abdomen inferior derecho o el inferior izquierdo. La inflamación de las trompas de Falopio o la formación de los quistes ováricos dolorosos, también podrían causar un dolor punzante.

Las opciones de tratamiento

Si a menudo experimenta un dolor en la región abdominal, no lo ignore. Consulte con un médico para obtener un diagnóstico adecuado. Las muestras de la sangre, la orina y las heces se comprovarán para identificar la condición médica subyacente, que pueda estar causando el malestar abdominal. Si usted ha estado sufriendo un estreñimiento crónico, comience a prestar atención a sus hábitos alimenticios. Consumir una dieta rica en fibra puede ayudar en grán medida. Los cálculos renales, la enfermedad de Crohn, la pancreatitis, las alergias alimenticias, la enfermedad por el reflujo ácido, los cálculos biliares y la obstrucción intestinal són algunas de las condiciones médicas, que pueden causar dolor. El tratamiento podrá variar, dependiendo de la condición subyacente. Los médicos pueden prescribir los fármacos antiinflamatorios o los antibióticos para el tratamiento de las inflamaciones y las infecciones por las bacterias, respectivamente. Siga los consejo de su médico y haga ciertos cambios en su estilo de vida, para prevenir complicaciones.

Si usted ha estado sufriendo ataques de dolor de estómago, usted debe buscar la ayuda médica lo más pronto que sea posible. Si la condición subyacente se diagnostica en las primeras etapas, se puede tratar fácilmente con la ayuda de la terapia, con los medicamentos y modificando su estilo de vida.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Erika abril dice:

    Me duele la bariga como punsadas k puede ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *